lunes, 7 de noviembre de 2011

El cumpleaños del tirano

Uno se despierta con cañonazos
en la mañana de aviones.
Pareciera que fuera revolución:
pero es el cumpleaños del tirano.
Ernesto Cardenal.

¿Saben ustedes a qué tirano se refiere?

15 comentarios:

  1. Conociendo la obra de Cardenal, apostaría por EEUU. Se referirá al 4 de julio.

    ResponderEliminar
  2. Es una broma tuya, Luri. Se refería a Tachito. Recuerda que Cardenal fue ministro de Ortega en su elección en los ochenta, lo que permitió que el papa de Roma le riñera en el mismísimo aeropuerto por meterse ( como parte de la iglesia) en un gobierno comunista. Cardenal publicó este poema en sus Epigramas.
    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  3. NO me extraña. Cardenal ha sido muy crítico con Ortega y ha estado amenazado incluso. Es triste que los luchadores contra los tiranos acaben por tiranizar, quizá así es el mundo y así somos nosotros.

    ResponderEliminar
  4. Ortega todavía no tiene el estatus de tirano. Podríamos decir que es un aspirante a tirano. Todo dependerá de si es capaz de modificar la constitución. Hoy por hoy es simplemente un populista en el sentido más peyorativo del término

    ResponderEliminar
  5. Era "quítate tú para ponerme yo". Siempre pierden los mismos.

    ResponderEliminar
  6. «En Nicaragua no hay nada de revolución, no hay nada de sandinismo, sólo traiciones. Todo es una hipocresía, una mentira de los dos [Ortega y su esposa Rosario Murillo]. No hay ninguna izquierda, no hay nada que sea de izquierda en ellos. Se trata de un Estado policíaco, una dictadura institucional que mejoró y perfeccionó los viejos vicios de la dinastía de los Somoza para aplastar a sus críticos»
    Ernesto Cardenal

    ResponderEliminar
  7. "Yo he repartido papeletas clandestinas,
    gritado: VIVA LA LIBERTAD! en plena calle
    desafiando a los guardias armados.
    Yo participé en la rebelión de abril:
    pero palidezco cuando paso por tu casa
    y tu sola mirada me hace temblar."
    Ernesto Cardenal

    ResponderEliminar
  8. Los Epigramas los publicó Cardenal en 1961.
    Tusquets los reeditó en España en la colección Marginales en 1978. Esas fechas hablan por sí solas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Sumurrut, Sumurrut... el poeta verdadero siempre escribe para el futuro.

    (Creo que me has entendido desde el principio)

    Saludos cordiales siempre, querida Gabriela.

    ResponderEliminar
  10. Sí, por eso dije al principio que era una broma tuya. Algún historiador mexicano escribió que una revolución siempre acaba triunfando cuando se convierte en contra-revolución. No sé si fue Krauze. Pero también Cardenal cambió, no sólo Ortega. Su idea cristiano-marxista pertenece a unos tiempos que recuerdo bien. Años sesenta. Solentiname fue un hermoso sueño. Nunca he localizado los textos de Thomas Merton, pero deben ser interesantes. A Ernesto lo leí profusamente hace ya tantos años... cuando comenzaba la carrera, pero sus Epigramas siguen conmigo. Gracias por hacerme retomarlos.
    :)

    ResponderEliminar
  11. A mí respuesta hay que valorarle tanto lo desviado de la misma como la creatividad.

    ResponderEliminar

Un "syndiastikós"

Hay que volver la mirada hacia los clásicos, porque siempre nos guardan alguna sorpresa. No importa cuántas veces hayas leído un texto de Pl...