jueves, 3 de noviembre de 2011

Derecho a decidir

El derecho a decidir de los griegos nos está tocando los principios.

26 comentarios:

  1. Primera sonrisa de la mañana. Es exacto.

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué peligro tiene eso del derecho a decidir, los referéndums, las 'autodeterminaciones' y las consultas populares!, como si la gente, así a mogollón, tuviéramos idea de algo

    ResponderEliminar
  3. Molt bona aquesta,
    Perill? És un dret reconegut per la ONU a tots els pobles, és també un principi. Hi ha una col.lisió e principis!
    Penso que el poble grec té dret a decidir sortir o no de la UE, igual que nosaltres hi vam entrar també per referèndum i igual que el poble català hi tindria dret. Si el referèndum es fes amb aquesta em semblaria perfecte, és més, alguns economistes consideren que a Grècia li aniria més bé sortir de la UE per recuperar-se. El que no es pot decidir a través d’un referendum són les condicions del pagament del deute amb uns bancs.

    ResponderEliminar
  4. Pues parece haber servido como un "que viene el lobo". La voz del pueblo, je. Ejemplar. La de cosas que hemos visto y las que veremos.

    ResponderEliminar
  5. susana, no, si derechos todos. Ya los veo por todos sitios todos los días. Quizá iría bien también algún deber, alguna obligación y sobretodo algo de Educación para las masas en vez de aborregarlas.
    Eres de mi patria chica, veo. Pues ahí hay muchos derechos y os mandan derechos hacia...
    Y el derecho a hablar o escribir, depende, ¿verdad?, ¿en qué idioma sería?, porque depende.
    El pueblo griego tiene derecho claro, ¿tiene los datos y los conocimientos?, no claro, ni yo.

    Yo hablo catalán, pero estoy en un lugar en castellano; escribo en español. Soy muy facha yo.

    Tranquis que vais ganando. Y todos juntos perdiendo.

    ResponderEliminar
  6. ¡Bravo Grecia! por mostrarnos tan claramente que estamos en una OLIGARQUÍA DE USURA, que además está consiguiendo "ese pueblo" del que pertenece Ocón, se crea que el máximo Principio del cual puede ejercer y proponerse, es el Derecho de NO DECIDIR NADA.

    ResponderEliminar
  7. En mi ignorancia en estas lides, asisto perplejo ante los acontecimientos que se van precipitando. Y me pregunto muchas cosas, sin encontrar respuesta. Una de ellas es ¿cómo es posible que los que propiciaron la entrada fraudulenta de Grecia en el euro sean premiados con cargos de responsabilidad, uno de presidente en el BCE, otro en el FMI? Otra reflexión que me hago es que, si yo presto -pongamos por caso- mil euros a un indigente, ¿he de suponer que estoy en mi derecho a que me los devuelva con intereses?

    En fin, lo dicho, que no entiendo nada.

    ResponderEliminar
  8. Endeudarse de aquí a la eternidad, con intereses usurarios y "reforma del estado". Nosotros lo hicimos y 6 meses después entramos en cesación de pagos. Default. Si eso no sirve para saber que eso no sirve, qué sirve entonces.
    Mejor hacer como los islandeses. Dejaron a los bancos y los inversionistas extranjeros que se ceban en los muertos en la estacada. Eso es lo que hay que hacer. El sistema financiero mundial ya se cayó, cuándo se darán cuenta. No va más, Internet le dio el tiro de gracia.
    Por fin. Riip.

    ResponderEliminar
  9. 1) Me parece que no hay que utilizar los principios (el derecho a decidir) para eludir compromisos, especialmente si la relación de fuerzas no te lo permite.
    2) En política lo que cuenta es la relación de fuerzas.
    3) Me parece bastante curioso este intento de hacer de Grecia una criatura inocente víctima de la voracidad del capitalismo internacional.
    4) Grecia, en primer lugar, es un país corrupto en el que los pobres no pagan los impuestos y los ricos se llevan su dinero fuera. Algún día hablaré de las víctimas de Grecia (Bulgaria, Rumanía).
    5) Si un país que no recauda internamente lo suficiente para mantener su nivel de vida decide endeudarse hasta las cejas para conseguir de fuera el dinero que necesita, llega el momento que tiene que seguir endeudándose simplemente para pagar los intereses de su deuda, con loo cual su deuda no para de aumentar. En esta espiral los griegos se han metido sin que nadie los empujara.
    6) ¿Cuánto dinero le ha dado España a Grecia? Recuerdo cuando el Parlamento aprobó la entrega de 9.000 millones (nueve mil). ZP decía que hacíamos un negocio, porque los griegos nos devolverían esta cantidad con sus intereses. No nos devolverán nada. Pero nosotros hemos tenido que salir al mercado internacional a endeudarnos más de lo que estamos para conseguir dinero para Grecia.
    7) Los griegos han ocultado sistemáticamente sus cuentas a sus colegas europeos a los que pedían dinero. La última ocultación ha sido este juego de manos de Papandreu.
    8)...

    ResponderEliminar
  10. Marta: Internet forma parte esencial del sistema capitalista internacional. Es una expresión diáfana del capitalismo.
    El sistema financiero internacional ha sido extraordinariamente generoso con Grecia.
    Insisto: El problema principal de Grecia es su corrupción interna.

    ResponderEliminar
  11. Internet permite la especulación desenfrenada de los "inversionistas". Eso ha desestabilizado el sistema a un punto tal que no tiene retorno. Y las monedas no son creíbles, ninguna. Todo es una cosa virtual sin base real. Lo demuestra la subida desenfrenada del oro.
    Grecia es tan corrupta como cualquier otro país del mundo, la diferencia está en que hay menos para robar. Cuando hay poco se ve más. Cuando hay mucho pasa desapercibido.
    Y también es necesario saber lo que se entiende por corrupción. Por ejemplo ¿es tener acceso a información que te permite sacar ventaja desleal sobre el que no la tiene? ¿Es no pagar los impuestos haciendo una fundación fantasma? ¿es hacer negocios fraudulentos que perjudican a los que menos tienen?¿es aceptar el negocio que te ofrece la multinacional a cambio de tu voto en diputados? ¿es aceptar un "subsidio" a cambio de probar una nueva droga con tus pacientes? Eso está en todas partes.
    La lista es enorme, la corrupción es consustancial al sistema, está en la raíz del sistema. Hasta las patentes son corruptas, y la mitad de los medicamentos del mundo son inocuos o dañinos para la salud. Es un desastre.
    Veo que en estas cuestiones no nos pondremos de acuerdo. No es problema para mí, convivo en disidencia sin problema. Es estimulante.

    ResponderEliminar
  12. Lo primero debería ser exigirles que se cambien de nombre. Ya está bien de broma.

    Por otro lado, igual le interesa esto:

    Der Grüne ist klassenlos. Und er dementiert die Analyse Leo Strauss’ in Naturrecht und Geschichte, wonach der Eintritt des natürlichen Menschen in die Politiksphäre den Staat revolutioniere. Der Grüne wird also Parteipolitiker. Seine Losung bleibt jedoch:Wo Bürger war, soll Mensch werden.

    en (PDF gratis)

    http://www.klett-cotta.de/ausgabe/MERKUR_Heft_11_November_2011/19613?bereich_subnavi=zusammenfassung&artikel_id=20935

    ResponderEliminar
  13. A mí lo que me mosquea es cuando se mete en el mismo saco a millones de personas: los griegos son corruptos, han ocultado sus cuentas, se han endeudado. Como cuando dicen que los españoles hemos vivido a todo trapo y por encima de nuestras posibilidades. ¡No señor! La gran mayoría no hemos derrochado, muy al contrario. La gran mayoría llegamos justos a final de mes, confiamos (quienes tengan) a nuestros hijos a la escuela pública, no tenemos un pisazo a pagar en 40 años, ni un Porsche aparcado en la cochera del chalé con piscina, ni nos hemos ido de vacaciones a las Seychelles, ni tenemos cuatro televisores TFT de 42 pulgadas.

    ¿Por qué entonces somos la mayoría los que tenemos que pagar la fiesta? Es más, en esta cadena de deudores que comienza por el particular y por la pyme, ¿por qué se ha saltado el primer eslabón en el reparto de millones para rescates?

    No, Don Gregorio, creo que hay que empezar a cortar cabezas por arriba, y no sé si sólo metafóricamente.

    ResponderEliminar
  14. Don Gregorio, tiene toda la razón en lo que dice sobre Grecia, pero esa no es toda la historia.
    Por ejemplo, no creo que los ciudadanos griegos tengan la culpa de que ni siquiera reguladores como la Reserva Federal conozcan cual es la exposición real de la banca mundial a las obligaciones de deuda colateralizada por la deuda pública griega.

    Ni de que el BCE no pueda monetizar deuda y/o actuar como un prestamista de última instancia en forma.

    Y una última cosa, lo de que Internet "es una expresión diáfana del capitalismo". Bueno, si significa que se está configurando por empresas capitalistas - como Google, por ejemplo- pase. Si quiere decir que no habría habido Internet sin el patrocinio de estas empresas, o que no puede existir una red sin empresas que actuen como promotoras de mercados,esto es mucho decir. Más aún ,teniendo en cuenta la historia de la "Internet realmente existente" creo que se puede decir que es sencillamente falso.

    ResponderEliminar
  15. Claudio: El manuscrito está ya en manos de la editorial. estoy en espera de las galaredas. Quieren publicarlo para antes de navidad... en cualquier caso El café de Ocata será el primero en enterarse.
    Ahora creo que necesito un tiempo de descanso straussiano. ¿Le dije que ahora me ha dado por Philip Rieff, verdad?

    ResponderEliminar
  16. Arrebatos: Yo sospecho que el ciudadano medio es el auténtico agente político de un sistema. Hay dos posibilidades: que sea un agente consciente, o que sea un agente inconsciente. Sólo la primera alternativa le concede nobleza.

    ResponderEliminar
  17. Karl: Quiero decir que más allá de que haya un inmenso negocio en torno a Internet, Internet es una expresión muy clara de lo que es el libre mercado.

    ResponderEliminar
  18. Gregorio, yo me refería al impacto social de Internet y al uso que los ciudadanos del mundo hacemos de Internet, no a la estructura empresarial de Internet.Lo que le da el tiro de gracia al sistema financiero mundial es la cantidad de información a la que accedemos los agentes conscientes del sistema. Porque es nuestro sistema, el sistema en el que vivimos, y no nos gusta como funciona ni queremos vivir de esta manera. Eso está decidido.
    Además hablar de corrupción "interna" es un despropósito en una economía globalizada. Llevamos más de 200 años de corrupción globalizada. Acá en Argentina es un clásico de estudio el empréstito Baring Brothers, y eso fue en 1824.

    ResponderEliminar
  19. Dejando aparte la discursión sobre la realidad de que exista eso a lo que llamamos sistema, deberían aclararse los descontentos con él, si no sobre lo que están a favor, sí al menos sobre lo que están en contra, más allá de lo que ya son lugares comunes de concurso de misses o libro de Arcadi Oliveres: paz, medio ambiente, etc.
    Pues si el sistema merece tal nombre, entonces todo lo que vemos proviene de él. No sólo las compañías de Internet (cuya desregulación, por cierto, es un avance del libre mercado), sino Internet mismo. Y el alumbrado de las calles y la posibilidad de todo eso a lo que llamamos Estado del Bienestar.
    Vemos también que forman parte de los criterios del sistema las pérdidas que se han concentrado en las empresas menos basadas en creatividad y trabajo y los beneficios obtenidos por aquéllas, el ejemplo de actualidad sería Apple, a cuyos productos muy pocos de los críticos estarían dispuestos a renunciar. Incluso son fruto del sistema capitalista, como comentaba ayer John Kay en el FT, los colchones y duchas calientes que los ocupantes de Wall St. le exigieron al alcalde de NY.
    Por otro lado, resulta difícil negar que los griegos, y bien podría decirse lo mismo de los españoles, son responsable en buena parte de las desgracias que se les han venido encima. Nadie ha empezado a protestar contra el despilfarro, entendiéndose habitualmente como tal el dinero gastado que no le llega a uno mismo, hasta que los recortes se han hecho inevitables.
    Y si es cierto que la contribución de cada uno a la desgracia no siempre es proporcional al precio que acaba pagando, y que ello va en contra de cierta idea intuitiva de justicia (otro tema sería si el concepto de justicia es de alguna pertinencia para entender el mundo), yo, por mi parte, diría que, efectivamente, el mundo no es justo. A lo que me apresuraría a añadir: afortunadamente. Dios me libre de recibir lo que me merezco.

    ResponderEliminar
  20. Claudio: Añadamos al ADN del capitalismo el derecho a poner a parir al capitalismo. De hecho el capitalismo es el sistema que se alimenta de los que lo critican. El de los indignados me parece un fenómeno tan capitalista como la libre empresa.

    ResponderEliminar
  21. Bravo, Gregorio y Claudio. Más claro, el agua. Claudio, no sé si debieran cambiar de nombre, lo que es cierto es que es una memez decir (como diecen muchos): "oh, pobres griegos, lo que les hacemos, siendo Grecia la cuna de nuestra cultura". ¡Y un cuerno!, ¿qué tiene que ver una cosa con la otra? Ayer, en 8aldia, Manuel Milián le respondía más o menos así a un Cuní repitiendo (representando, diria) el mantra anterior. Y decía que los griegos actuales no tienen nada que ver con los de la Grecia antigua. Los de ahora son el resultado de la mezcla de turcos y balcánicos, y creo que lleva mucha razón. Y espero que nadie coja ahora el rabo por las hojas.

    ResponderEliminar
  22. Teresa: es que el capitalismo es una buena idea... que ha sido (y será) mal aplicada. Y como lo sabe, siempre anda buscando reinventarse.

    ResponderEliminar
  23. Desde un modesto puesto de Secretario de un INS se puede apreciar con claridad uno de los males sociales por excelencia: el mal uso de los dineros públicos. Es curioso observar la facilidad con que se vuelve un consumista cuando son públicos los dineros con los que se ha de consumir; del mismo modo no es extraño observar el "tarannà" rumboso, con esos mismos dineros, de quienes, con los suyos, son devotos de la virgen del puño. Lo del estado del bienestar ha acabado convirtiéndose en una perversión social que requiere una rectificación urgente. La primera, que se abandone el paternalismo que rige la política, nacional e internacional, y que cada cual haga frente a las responsabilidades de sus actos, aunque eso incluya la privación, en el grado que sea. La demencia con que se cultiva la flor pestilente de la deuda debería tener una condena social absoluta.

    ResponderEliminar
  24. Un fragmento del artículo 'Beware of greeks wearing bonds', de Michael Lewis, cuyo libro The big short vale la pena leer:

    'Miles y miles de empleados del gobierno a las calles para protestar contra el proyecto de ley. He aquí la versión griega de la Tea Party: los recaudadores de impuestos sobornados, los maestros de escuelas públicas que en realidad no enseñan, los empleados bien pagados de los ferrocarriles estatales en bancarrota cuyos trenes no funcionan a tiempo, los trabajadores del hospital estatal sobornados para comprar suministros caros. Aquí están, y aquí estamos: una nación en busca de alguien a quien culpar que no sea a sí mismos. El empleados del sector público se organizan en unidades que se asemejan a los pelotones del ejército. En el medio de cada unidad hay dos o tres filas de hombres jóvenes armados con porras disfrazado de astas de banderas. Pasamontañas y máscaras de gas colgando de sus cinturones de modo que todavía puedan luchar después del inevitable gas lacrimógeno. "El viceprimer ministro nos ha dicho que están buscando tener al menos un muerto", un anterior prominente ministro griego me había dicho. "Quieren un poco de sangre." Dos meses antes, el 5 de mayo, durante la primera de estas marchas de protesta, la multitud ofreció una muestra de lo que era capaz de hacer. Viendo a la gente que trabajaba en una sucursal del Banco Marfin, los jóvenes lanzaron cócteles molotov al el interior y arrojaron la gasolina por encima de las llamas, cerrando la salida. La mayoría de los empleados del Banco Marfin escapó por el techo, pero el fuego mató a tres trabajadores, entre ellos una joven embarazada de cuatro meses. A medida que morían, los griegos en la calle les gritaban que les estaba bien, por tener el valor de trabajar. Los hechos ocurrieron a la vista de la policía griega, y sin embargo la policía no hizo arrestos.
    Al igual que en otros días, los manifestantes han cerrado de hecho el país. Los controladores de tráfico aéreo también han ido a la huelga y cerraron el aeropuerto. En el puerto de El Pireo, la multitud impide a los cruceros de pasajeros que desembarquen y hagan compras. En el punto álgido de la temporada turística se impide entrar en el país el dinero de los turistas que este lugar necesita tan desesperadamente. Cualquier empleado del sector privado que no falte al trabajo en solidaridad está en peligro. Todas las tiendas y restaurantes en Atenas cierran, igual que, ya puestos, la Acrópolis.
    El grupo de cabeza se reúne en medio de una amplia avenida a pocos metros de la sucursal del banco quemada y destruida. Que se quemara un banco, dadas las circunstancias, resulta increíble. Si hubiera justicia en el mundo, los banqueros griegos se manifestarían en las calles para protestar contra la moral del ciudadano griego ordinario. La escalinata de mármol del Banco Marfin se ha convertido en un triste santuario: un montón de animales de peluche para el niño por nacer, algunas fotos de monjes, un cartel con una cita del orador antiguo Isócrates: "La democracia se destruye, ya que abusa de su derecho a la libertad y la igualdad. Porque enseña a sus ciudadanos a considerar el descaro como un derecho, la falta de leyes como la libertad, la palabra mordaz como la igualdad, y la anarquía como un progreso".'

    ResponderEliminar
  25. Claudio: Eso es: "una nación en busca de alguien a quien culpar que no sea a sí mismos"
    La demagogia es siempre una de las posibilidades de la democracia y, por lo tanto, la tiranía es siempre uno de los futuros posibles de toda democracia. Fueron los demócratas atenienses quienes en asamblea pública votaron la instauración de la tiranía en el 411 aC.
    Al comienzo de la crisis, cuando aún estábamos lejos de ver la dimensión de lo que nos estaba explotando entre las manos participé en un debate radiofónico con tres jóvenes griegos afincados en Barcelona. Recuerdo que uno era arquitecto, otro diseñador y una chica creo recordar que era médico.
    Como a estos sitios acudo con mi moleskine, guardo mis anotaciones, que resumo ahora:
    - En aquel momento Mikis Teodorakis decía sin ningún sentido del pudor que la crisis era un complot de los americanos para someter a una nación independiente y orgullosa.
    - Las pancartas de los primeros manifestantes decían "No reconocemos esta deuda".
    - En los medios griegos se recogían todo tipo de artículos argumentando que la población padecía una crisis que no era suya, que no era una crisis de pueblo, sino del sistema. Pero el consumo de aquellos años había sido exagerado.
    - La evasión fiscal era (y sigue siendo) en Grecia un hábito generalizado. En los barrios del Norte de Atenas solamente 300 casas declara tener piscina. La policía fiscal descubrió 17.000 piscinas con imágenes por satélite. Pero en cuanto la gente se enteró de las fotografías por satélite, comenzaron a cubrir sus piscinas con plásticos de color hierba.
    - Anualmente se dejaban de recaudar en torno a los 20.000 millones de euros.
    - Solamente 5.000 contribuyentes declaraban unos ingresos superiores a los 100.000 euros.
    - Todo el mundo trabajaba en negro.
    - Los "fakelaki" (los sobornos) estaban generalizados. Difícil hacer nada sin el soborno correspondiente.
    - La economía subterránea se calculaba que rondaba en torno al 35% del PIB.
    - Papandreu consiguió su victoria en el 2009 prometiendo luchar contra la corrupción, que era lo mismo que había prometido Karamanlis en las elecciones anteriores.
    - Grecia entró en el euro con más déficit del permitido, porque maquilló el déficit.
    etc, etc.

    ResponderEliminar
  26. Sí, sí, todo eso está muy bien señores, pero si no existiese un sistema bancario en la sombra hinchado de CDO´s referenciados a la deuda griega y si el Banco Central Europeo pudiese actuar verdaderamente como un prestamista de últimna instancia, el problema griego sería un problema sobre todo para los griegos y no una bomba en la línea de flotación de la eurozona.

    ResponderEliminar

Malo con templanza

Día frío, desangelado. Llovizna intermitente y un cielo sucio y bajo. Ni un rayo de sol. Mi cabeza se empeña en dar vueltas por entre las lí...