viernes, 18 de noviembre de 2011

Gelón de Siracusa

Gelón de Siracusa, hijo de Diomedes, fue nombrado por los siracusanos capitán general del ejército en su guerra contra el cartaginés Himilcón. Tras combatir valientemente, volvió a su patria con el presente de la victoria. Delante de la asamblea de la ciudad dio cuenta detallada del uso que había dado a la autoridad que le habían conferido. Al terminar de hablar se quitó la coraza y dijo: "Aquí me tenéis desnudo en medio de todos vosotros, que estáis armados. Si alguna vez he abusado de vuestra confianza, emplead contra mí el fuego, el hierro y las piedras". El pueblo, admirado de su conducta, le dirigió los más altos elogios. "Si es así -les dijo Gelón- no elijáis jamás a ningún general que no se comporte de esta manera". Inmediatamente y por aclamación el pueblo le concedió de nuevo el generalato. En cuanto se vio al mando del ejército, Gelón dio un golpe de Estado y se proclamó tirano de Siracusa.

2 comentarios:

  1. ¿No estará usted recelando de algún candidato, verdad?

    ResponderEliminar
  2. No sé si lo parece, pero mi intención, lo aseguro, no era metaforizar sobre el presente.

    ResponderEliminar

Prometeo teólogo

He estado un par de días en la Facultad de Teología hablando del mito de Prometeo. Creo que nos lo hemos pasado bien, es decir, que hemos p...