martes, 22 de junio de 2010

Algunas cosas curiosas

  1. La Rioja es la comunidad española con mejores resultados en las pruebas de evaluación de competencias básicas. Es también la que tiene más alumnos extranjeros por aula (18,3%).
  2. Los alumnos emigrantes en Galicia son los que más rinden académicamente de todos los emigrantes. Tanto es así que su puntuación (494) es superior a la de los alumnos nativos en el País Vasco (480), Canarias (473), Baleares (473) y Valencia (470).
  3. El fracaso escolar de los niños es superior en todas las comunidades al de las niñas. Las diferencias más notables se encuentran (por porcentajes) en La Rioja (40,3-21,3), Castilla La Mancha (43,3-23,1), Murcia (42,3-25,8), Extremadura (40,7-24,7), Andalucía (41,4-26,6), Canarias (41,9-28,3), Baleares (48,3-32,2) y Valencia (45,5-29,5).
  4. Donde mejor lo tienen las niñas es en el País Vasco. Donde peor lo tienen los niños es en Baleares. Una niña guipuzcoana, al comenzar su escolaridad, tiene el 11,8% de posibilidades de fracaso, mientras que un niño de Baleares tiene el 48,3 %.
  5. La Rioja, la comunidad con mejores resultados tiene una ratio de alumnos por profesor superior a la de Asturias, Cantabria, País Vasco, Castilla y León, Aragón, Castilla La Mancha, Extremadura y Murcia.
  6. Los alumnos que menos repiten en primaria son los catalanes; pero son los que más repiten en secundaria.
  7. Los hijos de padres con estudios universitarios obtienen una puntuación media de 520 puntos; los hijos de padres que no han completado sus estudios, de 450 puntos.
  8. Tal como están las cosas un alumno sólo puede aspirar a la excelencia si es, preferentemente, de La Rioja (10-9), Asturias (12-6), Castilla y León (9-8), Aragón (12-8), Navarra (14-8) y Cantabria (13-7). La primera cifra indica el porcentaje de alumnos en los niveles de resultados más bajos y la segunda, en los niveles de resultados más altos. Las posibilidades disminuyen en Cataluña (19-5), País Vasco (16-4) y, especialmente, en Andalucía (23-3).
  9. La comunidad que más gasta por alumno es el País Vasco (9.835 euros) y ocupa el puesto 14 por resultados.
  10. Ayer, en un debate televisivo, la presidenta de Rosa Sensat me criticaba (¿o me despreciaba?) por "resultadista", es decir, por fijarme en cosas tan prosaicas y, por lo visto, tan escasamente pedagógicas, como los resultados.

23 comentarios:

  1. Siempre me he preguntado el porqué me caía bien Gregorio a pesar de ser "de letras" }:->

    Por cierto, acabo de verlo:

    Un nombre al azar -> YouTube VAYA SEMANITA: Las relaciones entre profesores y alumnos hoy en día

    ResponderEliminar
  2. Difundiendo sus resultados en Twitter :)
    http://twitter.com/Yoriento/status/16782508430

    Los que se critican la cultura de la evalución amparándose en un falso humanismo pedagógico conocen muy poco al ser humano...

    ResponderEliminar
  3. No es que lo desconozcan, sino que lo desprecian y lo deprecian, lo dejan desnudo frente al porvenir y frente a sí mismo. El exceso de paternalismo izquierdista no está muy lejos del Gran Hermmano orwelliano. De momento han llevado a la perfección el doublespeak.

    ResponderEliminar
  4. ¡Anda!... como Mourinho, pero en pedagogo.

    ResponderEliminar
  5. Disculpen, podrian indicar en qué debate televisivo se ha producido el encontronazo con la presidenta de Rosa Sensat?

    Salud.

    ResponderEliminar
  6. De la guineueta: Se gravó el viernes y creo que lo emitirán la semana que viene en el "Canal Català" en el programa de Josep Puigbó.

    ResponderEliminar
  7. Creo que sobre la inmigración en la escuela habría que precisar cosas, como, por ejemplo, el origen de los alumnos, hay comunidades con muchos hispanos y no es lo mismo 'ni de bon tros' que cuando proviene de lenguas no románicas, incluso con alfabetos distintos. Otro tema a tener en cuenta es el reparto que se hace, aquí hay escuelas con un 90 y tantos de emigración muy diversa y otras con muy poca.

    Comparar la Rioja con Catalunya es comparar realidades muy distintas, vaya, me parece a mi, que no soy 'experta', sólo aficionada al tema por razones obvias y creo haber superado -más o menos- mi etapa rosasensatera.

    De todas maneras veo que abundan más los diagnósticos que las propuestas de remedio. Aquí la educación tiene que lidiar en muchos frentes, hace un tiempo el mismo Pujol admitía que no se entró a fondo en el tema a causa de las presiones de ampas, sindicatos, asociaciones diversas. Creo que no va a ponerle nadie el cascabel al gato, al menos de momento. Además, he constatado que a cada renovación de planes y el resto se empeora.

    ResponderEliminar
  8. Eso Don Gregorio, si puede enlace ud sus intervenciones en la tele, si es posible en formato de video; me entero con retraso que aparecio Ud en Prime time en la 1, y si puede diganos cuando sale en la tele, que gustosamente le seguire, he encontrado algún que otro video de ud interesante por sus declaraciones, siempre sin pelos en la lengua, pero en algunos un tanto mas contundente.

    ResponderEliminar
  9. Júlia, de acuerdo en casi todo. Una precisión: Hay un porcentaje de alumnos nada desdeñable, y sobre todo ejemplar, en secundaria, recién llegados del este, y de más al este (orientales, directamente) buenísimos. Que pasman y dejan descolocados a sus maestros, acostumbrados éstos, no a lo bueno, sino al buenismo. Es decir, vamos, que lo voy a decir: Respeto a la autoridad, capacidad de concentración, voluntad de excelencia.

    Sigo: este es nuestro drama. La base, el suelo estable y delimitado que soporte toda idea, reforma e incluso ocurrencia que se vayan produciendo. Los alumnos que ya lo llevan incorporado, incluso aquí aprenden; ¡incluso!
    logran que los profesores... enseñen.

    "Estàvem infiltrats", se quejaba, y se disculpaba a sí mismo, Pujol, no ha mucho, en "Relleu", en una entrevista que le hacía Tremosa. Con tantos años y algunas mayorías absolutas. Ya tiene merito.

    Ah, propuesta para empezar: voladura de la Logse y de su absurda ideología. Ya

    ResponderEliminar
  10. co2 -> DIARIO VASCO 1.760 jóvenes solicitan estudiar Magisterio en la UPV [1.000 plazas]

    [ Por el contrario, titulaciones como Química han recibido 39 peticiones para cerca de 80 plazas; o Física, con 68 aspirantes para otras 80 matrículas disponibles... ]

    Se cosecha lo sembrado.

    ResponderEliminar
  11. Desde mi experiencia de marketing (ya sé que eso puede ser una mancha nada desdeñable), sin datos no hay opinión capaz de buscar soluciones. Pero en este asunto que Luri sigue tan de cerca, parece que nos encontramos ante una "empresa" (por intento o logro a conseguir) que no cesa de caer y parece incapaz de levantar cabeza.

    ResponderEliminar
  12. Yo oriento, Lapermanencia...: Con nuestro sistema educativo pasa algo muy curioso. No quiere evaluarse por los resultados que genera, sino por las excelsas intenciones que lo impulsan. Y todo lo que sea poner en cuestión este modelo es simple y llanamente, "franquista". Unos cuantos se han apropiado de La Bondad y la tienen como su patrimonio. Por lo tanto, si los criticas no puede ser más que porque eres un ignorante o un malvado.
    La crítica al "resultadismo" es, de hecho, una patente de corso narcisista. Triste, sí, pero así estamos.

    ResponderEliminar
  13. Júlia, Lola: Sí, efectivamente, disponemos de suficientes estudios como para poder afirmar que el elemento determinante en el resultado académico de un emigrante no es su novel socioeconómico, sino sus expectativas sobre su propio rendimiento.
    De ahí que sea bastante paradójico importar la comprensividad de Finlandia, que es un país socialmente muy homogéneo y que, además, tiene la características de que sus emigrantes obtienen mejores notas que los autóctonos.

    ResponderEliminar
  14. Deseducativos El problema Nacho Camino

    [ Pongamos que hablo del alumno X. Tiene dieciséis años y aún está en primer ciclo. Desde su ingreso en el instituto ha repetido 1º y 2º de ESO con casi todas las asignaturas suspensas. Sólo la caridad cristiana y el no estar impedido le han supuesto un aprobado en Religión y Educación Física. Todo lo demás son unos y doses. Es un objetor típico: no lleva bolígrafos ni cuadernos, jamás hace la tarea, entrega exámenes Malevich (en riguroso blanco sobre blanco), dedica las clases a pasar notas a sus compañeras, charlar y, si la noche ha sido dura, echar una cabezadita. Si le llamas la atención, te clava una mirada de desprecio. En cuatro años no ha aprendido nada. No quiere aprender nada.

    Pues bien: llegada la Evaluación Final, la tutora de su grupo nos comunica al resto de profesores que los padres de X han aceptado que su hijo curse el año que viene 3º de ESO en un programa específico de Diversificación Curricular. Después de un silencio tenso, algunos profesores intervenimos para resolver lo que, sin duda, es un simple malentendido. Pero no lo es. X gozará de una atención preferente, en un grupo reducido y con unos niveles de exigencia menores de los que se piden en el itinerario común. Nuestra pregunta es: ¿Por qué?... ]

    ResponderEliminar
  15. Gregorio, pero las expectativas sobre el propio rendimiento se explican sea emigrante o no por el capital cultural y económico de la familia, no? También en parte por las expectativas del maestro, y si el maestro no cree en el sistema educativo... Le comenté que tenía un profesor especialista en Bernstein. Ello no quita que sea un buen profesor y sociólogo. Después de conversar con él afirmaba que probablemente un sistema de clasificación fuerte del conocimiento es mejor para las clases trabajadoras, es decir lo contrario a la Logse. Por otras experiencias, veo que lo que nos explican en la universidad casi siempre son sólo tópicos. Lo que dice Julia sobre los maestros de los maestros..

    ResponderEliminar
  16. Susana: Parece claro que si queremos mejorar los resultados de los más desfavorecidos, debemos practicar con ellos metodologías muy directivas. Si basamos la enseñanza en sus conocimientos previos, estamos perdidos. Lo que debemos hacer es dotarlos, de la manera que sea, de conocimientos amplios para que, llegado el momento, puedan construir algo válido a partir de ellos. Sin una base compleja de conceptos la lectura comprensiva es, por ejemplo, imposible.

    Sobre las expectativas: La presencia de alumnos chinos y, en general, orientales, en las escuelas norteamericanas permitió establecer comparaciones con los emigrantes hispanos. Los chinos y los hispanos llegan a los Estados Unidos con lenguas extranjeras y viven en medios sociales muy pobres, con un gran número de miembros en cada casa, etc. Pero cuando se analizó por qué los hispanos fracasan y los orientales no, se descubrió que los hispanos tienden a explicar su fracaso con dos argumentos:
    1) El profe me tiene manía.
    2) No soy suficientemente inteligente.

    Los orientales, por el contrario, asocian de manera espontánea el rendimiento con el trabajo y consideran que un mal resultado siempre se puede compensar, al menos en parte, con más trabajo. Esta misma reacción es la que encontramos entre los alumnos provenientes de las ex-repúblicas soviéticas.

    Parece, por lo tanto, que las expectativas sobre nuestras propias capacidades son un dato esencial de nuestra competencia intelectual.

    ResponderEliminar
  17. Entiendo, sentido del trabajo más autoestima .Gracias por el ejemplo

    ResponderEliminar
  18. Es curioso, Gregorio, pero entre los sudamericanos con los que me relaciono en las clases, la actitud suele ser la desafante de "¡y qué carajo me tiene que enseñar este a mí!" Les cuesta dios y ayuda reconocer que no saben, y no están dispuestos a admitirlo. Una vez reconocido, sin embargo, a lo que no están dispuestos es a trabajar para remediarlo, ¡faltaría más! Se trata de una psicología curioso, la de quien está convencido de que por simplemente ser quien es ha de tener derecho todo sin que nada le cueste ni la más escuálida gota de sudor. Me sabe mal decirlo, pero se están dilapidando cantidades ingentes de dinero en la más ineficaz de las acciones sociales: instruir a qien no quiere ser instruido. Al menos en lo que el currículo actual propone, y con la rigidez absurda de la obligación de tenerlos en este sistema, repeticiones incluidas, hasta loos turbulentos 18 años.

    ResponderEliminar
  19. Juan: En los Estados Unidos, donde sobre esta cuestión se suele hablar más claro, se reconoce que no hay manera de incentivar intelectualmente a quien hace del rechazo a cualquier tipo de trabajo intelectual una señal de identidad. Es lo que pasa con muchos estudiantes negros que sostienen retadoramente que un negro con un libro "is acting white".
    Si no nos resignamos a condenarlos a la marginación (y no nos podemos resignar sin caer en el cinismo moral) y no disponemos de recursos académicos, habrá que ensayar otros recursos, específicos. Es lo que está proponiendo -y practicando con éxito- Roland G. Fryer (recomiendo buscar su nombre en internet) en los Estados Unidos. Admito que el debate sobre el incentivismo a los alumnos está abierto, pero con frecuencia quienes lo critican suelen regar a sus hijos objetos caro cuando aprueban el curso.
    Por otra parte deberían ser posible que los maestros competentes pudiesen ir temporalmente a trabajar en centros con alumnos problemáticos con un incentivo económico considerable. Es lo que está haciendo Obama, también con éxito. Lo que no puede ser es que la mayoría de los maestros vean ciertos destinos como un castigo por el que hay que transitar hasta encontrar otra plaza más cómoda. Y que conste que en la situación actual entiendo a estos maestros.

    ResponderEliminar
  20. ...suelen regalar a sus hijos objetos caros cuando aprueban el curso.

    ResponderEliminar
  21. Por cierto, quizás os interese lo que dice un tipo raro por aquí.

    ResponderEliminar
  22. La actitud de los pedagogos de rechazar los resultados es de una deshonestidad intelectual pavorosa.

    Los resultados son la única forma de evaluar un sistema educativo en su conjunto. Como los resultados de ciertos inventos pedagógicos han sido nefastos, hay que hablar de otras cosas. Que son inverificables, por tanto, carentes del más mínimo rigor científico.

    Se pueden refugiar en sus dogmas o en su retórica barata, pero el discurso de la pedagogía oficial, contrastado con los datos reales lo único que demuestra es que los tópicos y estereotipos del rollete de los pedagogos son inconsistentes y representan una superchería.

    Y luego hablarán de las "ciencias de la educación" (aunque ahora esta expresión suene un poco "old fashion")

    ResponderEliminar

Buenos días

  Mingote  Se supone que está a punto de llegar una ola de calor que nos dejará a todos achicharrados, pero aquí, en Ocata, sopla u...