martes, 13 de abril de 2010

Sócrates abandonado

Una aproximación al Clitofonte

5 comentarios:

  1. Sirva esta entrada como correctivo a mis ironía sobre la paja en el ojo ajeno del post anterior.

    ResponderEliminar
  2. ¡Ah ese poso judeocristiano!
    ¡Con lo bien que nos lo pasamos con la cantilación! Lo último que se merece es un correctivo.

    De todas manera, se agradece. Y mucho.

    ResponderEliminar
  3. Cristiano-judío, por favor. El orden de los factores aquí sí que altera el producto.

    ResponderEliminar
  4. Quiero decir: sólo los cristianos tienen dos mejillas.

    ResponderEliminar

Nuevo soliloquio

 Nueva entrega de mi "soliloquio" en el Tribú . Eas un ejercicio divertido este de dejarse llevar por el capricho y ordenarlo alfa...