miércoles, 21 de abril de 2010

Las nuevas tecnologías y la enseñanza

Tras pasarme el día entero en el Parc Tecnològic Barcelona Nord oyendo hablar de las TICs, o sea de las nuevas tecnologías y la educación he llegado a una serie de conclusiones que paso a exponeros:

  1. El cambio tecnológico es inevitable. La mayoría dice que, además, es bueno.
  2. De lo que no hay duda es de que cada día es más caro. Cada día es más costoso estar al día.
  3. Lo que está al día tecnológicamente es efímero. Cada día está a punto de salir un nuevo aparato revolucionario.
  4. Los centros educativos se están convirtiendo en museos de aparatos revolucionarios caducados.
  5. No sabemos si el hecho de estar al día nos prepara para el futuro porque no tenemos ni idea de cómo será el futuro.
  6. ¿Y si en lugar de aprender cosas relevantes estamos adquiriendo vicios?
  7. Lo que está al día no siempre funciona de acuerdo con las promesas del vendedor.
  8. Los problemas técnicos con las nuevas tecnologías se traducen en clase en problemas de disciplina.
  9. El trabajo con nuevas tecnologías no garantiza mayores conocimientos en los alumnos.
  10. Los defensores de las nuevas tecnologías creen que eso es irrelevante, porque las nuevas tecnologías han de evaluarse con criterios "ad hoc". Esto significa: con criterios que garanticen unos resultados satisfactorios.
  11. Los profesores deben recibir las nuevas tecnologías de manera entusiasta.
Nota: aprecien ustedes que esto está escrito en un blog por alguien entusiasmado con el Perseus Project. No soy reticente con las TICs, pero sí con el papanatismo pedagógico que provocan.

17 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. ...creía que T.I.C. significaba "Tratamiento de Infoxicación Cerebral".

    ResponderEliminar
  3. No me canso de repetirlo -a lo san Juan Bautista-: El papel y el lápiz son herramientas revolucionarias.

    ResponderEliminar
  4. Creo que el entusiasmo de por sí no garantiza una buena recepción. Con una dosis de sano escepticismo y apropiándoselas para favorecer la idea humanista del desarrollo de la persona. Si no, nos come el tiempo. El 70% de todas las tecnologías nuevas, son productos de consumo. Algo habrá que hacer con ellas. El ratón y el teclado también son revolucionarios.

    ResponderEliminar
  5. Lo peor es el complejo de inferioridad que durante años han generado a los maestros de base y que les lleva a admitir como bueno todo lo que se vende desde 'arriba'. Me parece que debe ser de las pocas profesiones en las cuales los que la enseñan no tienen ni idea de la realidad 'práctica' o llevan tantos años sin percibirla que ya la han olvidado.

    ResponderEliminar
  6. Aquestes reflexions sí que són revolucionàries...I valentes, tal i com estan les coses. Més d'un se't llençarà a la jugular.

    Salut!

    ResponderEliminar
  7. NO hay un cambio tecnológico, Luri: hay un cambio tan importante como el neolítico, o más, que viene únicamente de que gracias a Bill Gates y cuatro más hemos aprendido a usar el teléfono en toda su capacidad, y nada más: la capacidad de acceso a la información para gente como yo (y como tu) es tan universal como la capacidad de generarla o de ponerla a disposición de cualquiera: yo tuve que ir a Roma a ver los archivos, Yo he excavado por medio mundo y he vivido en muchos sitios: ahora el control sobre la informacion "a estas cosas accederás cuando seas doctor" me decían en la universidad, ese acceso es la barrera que quieren imponer los nuevos luditas, los nuevos sheriffs de sherwood; y ese cambio es para todo: sin ese cambio jamás te habría conocido, ni leído: y ahí hay un asunto que no se si te discuto o estoy contigo: la educación, que es la esencia de la sociedad, lo quieran ver o no, está afectada por ello,lo cual yo lo veo como un enorme problema: no podemos sustituir el discernimiento por un acceso directo a otro discernimiento: personalmente abogo por la vuelta al trivium y al quadrivium, la caligrafía, las tablas de multiplicar de cuadernos rubio, el esfuerzo y la memoria, y el maestro tonante y respetado como respeté yo a los míos.
    Pero seguramente estoy equivocado.

    ResponderEliminar
  8. Completamente de acuerdo. Ayer mismo tuve un claustro en el que nos empezaron a introducir en la tiranía pedagógica de ya está aquí. Lo llaman "competencias básicas", y significa que los contenidos van a dejar definitivamente de ser rrelevantes, y así el pleno poder estará en manos de inspectores y demás -sin idea de filosofía, historia o matemáticas, pero "expertos" en "competencias básicas" y en "TICS"-
    Leí el otro día algo que decía Eco que me ha recordado a alguna de las reflexiuones que aquí nos traes: se habla de que el libro es un soporte ya caduco y sobrepasado por la "revolución tecnológica", pero el hecho es que puedo leer un libro del siglo II a. C. o del siglo XVI, pero ya no puedo consultar los CD ROM de hace tan sólo 10 años ni ver una película en VHS de hace 15.
    Presentar cualquier cosa como remedio universal es entretenimiento preferido de burócratas que necesitan atontarnos con el constante flujo de modas pedagógicas que duran sólamente hasta que a alguno se le ocurre una bobería mayor..

    ResponderEliminar
  9. Que conste que también utilizo las nuevas tecnologías como docente, que creo en ellas, pero no como un absoluto y sí con cierta visión crítica. Quizás el principal error que estamos cometiendo con la introducción de los portátiles en las aulas de primaria y secundaria es el de desviar el foco de atención de los auténticos problemas pedagógicos. Pero claro, es cuestión de demostrar que hacemos algo, de moverse, de justificar alguna cosa... Y diciendo ésto sé que muchos me mirarían con cara de no entender lo que dice "el viento de la historia", de dar la espalda a la tecnología...

    ResponderEliminar
  10. Todos estaremos de acuerdo en que es necesaria la competencia digital. Pero la política del departament ( inspectores etc.) se dirige a infravalorar los contenidos por diversos motivos, también tendrán más aprobados. Garazantizar unas competencias a costa de sacrificar unos contenidos. Dudo que se pueda ser competente en algo si no se tienen conocimientos

    ResponderEliminar
  11. 12. y todo este descojone lo pagamos con nuestros impuestos

    ResponderEliminar
  12. Entre que comenté en Facebook y que se me dio por volver por aquí, me han ocupado el 12, no obstante lo dejo como 12 bis para no usar el 13... je...:

    Pues: 12. Los productos tecnológicos se usan, no "se entienden", para "esto" lo único que aumenta es la especialización estanca, y a fin de cuentas, los ejércitos de clones especializados... ¿No está esto presente en la "evolución educativa" en métodos y objetivos? Sin duda... se trata de una adaptación que tiende, a mi parecer, a la implantación del soma...

    ResponderEliminar
  13. Las nuevas tecnologías son imprescindibles para avanzar en todos los campos y debemos familiarizarnos con ellas, pero esto solo es una parte de la formación académica de cualquiera de nosotros. Otra parte y tanto o mas importante que la primera, es la formación humanística, que no hará mas que engrandecer y completar esta formación tenicista. Si solo nos quedamos con la técnica, fracasaremos y sin la técnica también, ambas deben ir unidas y creo que esto se ha perdido en muchas ramas de la ciencia en perjuicio de la sociedad.

    ResponderEliminar
  14. Toca el timbre. Abans d'anar a la propera classe he de passar per consergeria per recollir la clau (el conserge està desbordat i he d'esperar). Obre l'armari, engega l'ordenador, fica la contrassenya, espera a que es connecti a la xarxa (avui més de 4 minuts d'espera) per fi s'engega windows, ara espera a que es carregui el mozilla. Vaja! Avui tampoc podem connectar a internet. Ja son les 10h 20'. Vint minuts perdent el temps -i algun poder sobrenatural que ha contingut els alumnes que en aquest temps mort no han tirat guixos ni tan sols han botat foc a tanta ferralla ultratecnològica

    ResponderEliminar
  15. Un artículo de Chesterton sobre educación.

    http://chesterton.wordpress.com/2010/04/14/education-and-ethics/

    ResponderEliminar
  16. 13. ¡Viva la pizarra digital! ¡Viva!

    (entusiasmo, señores, entusiasmo)

    ResponderEliminar

Z.

Me cuenta su viuda que en el transcurso de una revisión, a Z. le encontraron un pequeño carcinoma en un pulmón. Nada grave, en estos tiempo...