viernes, 26 de febrero de 2016

Don José Luis

Aunque no fuera más que por lo de "dientes ahelgados" merecería todo mi respeto:

Me maravilla el patio de vecinos de las llamadas redes sociales. Es, en muchas ocasiones, la exhibición barroca de los que tienen los esfínteres blandos, la mirada torva y los dientes ahelgados. Es, en parte, el monumento a la irascibilidad, y un homenaje a la verborragia  caballuna. O sea, es la leche. Propongo que el lema de las redes sociales sea este: «Si podemos despellejarnos  ¿para qué vamos a razonar?». O, tal vez, podría tener como leyenda el famoso «Lejos de nosotros la funesta manía de pensar» que lució en su frontispicio la Universidad de Cervera en tiempos de antañazo. Porque razonar es visto como una complicación; en cambio cagarse en los muertos del vecino simplifica las cosas.

Más AQUÍ



2 comentarios:

  1. Entre los insultos que se propinan intelectales y artistas por un lado y los que se lanzan los advenedizos de los programas cutres de la tele, me quedo con los primeros.
    Oir decir a Bette Davis que el mejor momento de la película "Qué fue de baby Jean" fue cuando tira por las escaleras a Joan Crawford, no tiene precio. Oir los regüeldos de la Esteban contra yoquesequien da asco.

    ResponderEliminar