lunes, 12 de enero de 2015

Los buenos y los malos

Una escandalizada seguidora de este café se enfada conmigo en un mensaje que no me da la gana publicar porque considera que mi posición sobre los atentados de París es demasiado sesgada. "¿Acaso te crees -me pregunta airada- que nosotros somos los buenos y ellos los malos?" Para finalizar da un portazo y asegura que no volverá nunca jamás a pasar por este blog, cosa que le agradezco sinceramente porque, mire usted señora: sí que lo creo. Más aún, estoy convencido de que nosotros somos los buenos y los salvajes de Al Qaeda y el Estado Islámico, los malos y añado que, a mi parecer, quien tiene dudas sobre esta cuestión, se ha dormido con el periódico en las manos.  

25 comentarios:

  1. Supongo que la cuestión tendrá que ver con quiénes somos "nosotros" y quiénes "ellos". Si "ellos" son Al Qaeda y el EI y "nosotros" somos "Charly", pues, por supuesto, faltaría más.
    Si "ellos" son el mundo musulmán y "nosotros" los estados occidentales (o sus gobiernos, o los poderes fácticos que tratan de dirigirlos) ¿lo tendría usted tan claro?
    Uno que pasaba por aquí

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ellos son los que, sin ninguna virtud, defienden un nuevo totalitarismo y nosotros somos los que, con todos nuestros defectos, hemos pasado por la Ilustración. Y después están los paniaguados que ante Boco Haram se preguntan qué habremos hechos en Europa para que esta gente se haya enfadado.

      Eliminar
    2. Sólo con la intención de compartir ciertas hipótesis "rumiadas": http://unanuevaconciencia.blogspot.com.es/2015/01/no-es-una-portada-ofensiva-es-mentirosa.html
      (por si hay tiempo e interés)

      Eliminar
  2. A mi las reacciones al atentado me han dejado bastante perplejo. Acabo de leer en un periódico que Hollande quería que Netanyahu no participase en la manifestación, y que cuando, no obstante, Netanyahu decidió que iría, se invitó al presidente palestino. Es menos bonito que lo que los titulares decían ayer sobre la unidad.
    Ayer JPQ, en su blog, contestaba a un comentario diciendo "perorar de la crisis en curso sin conocer los suburbios deja al descubierto una ignorancia que algo tiene de vicioso y desastroso… propagar “opiniones” que, con frecuencia, atizan el odio más rústico y provinciano. Es lo que hace con éxito Marine Le Pen", haciendo referencia a que Serafín Fanjul no conocía cómo era la vida en los suburbios de París (http://unatemporadaenelinfierno.net/2015/01/11/marine-le-pen-y-los-mercados-del-odio/#comment-187758). Naturalmente, al final, los malos son el FN, sin importar que sean uno de los partidos más votados, o que muchos de sus votantes también viven en la banlieu (pero a ellos no hay que hacer ningún esfuerzo por comprenderlos, claro), o que quien dictó la fatwa contra Rusdie no viviese en la banlieu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, dado que todo es extraordinariamente complejo y que queremos ser éticamente correctos, la culpable es Le Pen. Y tan felices.

      Eliminar
  3. Muy complejo, sí, pero las cosas claras. Completamente de acuerdo con usted, Sr. Luri. Y lo que llevo una semana preguntándome es por qué hemos esperado a la salvajada de París para organizar una manifestación como la de ayer. Antes ya habían muerto demasiadas personas en Nueva York, en Washington, en Madrid, en Londres, en Nigeria... etc, etc. Por no hablar de los degollamientos retransmitidos por You Tube. No se puede dialogar con quien no quiere hacerlo y no se puede llegar a puntos de acuerdo con quienes sostienen ideas perversas. No todas las ideas tienen el mismo valor moral.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mientras los asesinos matan gritando el nombre de su dios, algunos de entre nosotros intentan convencerles de que están equivocados, porque en realidad somos nosotros, los occidentales, los culpables de su fanatismo, opero, se mire como se mire, los almohades son una presencia permanente en el Islam.

      Eliminar
  4. El gato de Schrödinger2:41 p. m., enero 12, 2015

    El minuto de silencio y los hijos de Mahoma.

    La señora que se ha indignado parece sufrir el síndrome de Timothy Treadwell.

    ResponderEliminar
  5. El gato de Schrödinger4:24 p. m., enero 12, 2015

    Interesante artículo sobre los musulmanes y el suicidio demográfico de los europeos.

    La verdad es que sí, que estamos asistiendo a nuestro ocaso con pasmosa ceguera. Tal vez alguien escriba un libro dentro de unas décadas titulado El mundo de ayer, antes de tomarse una dosis de veneno para no seguir viendo como desaparece su mundo.

    La ONU calcula que la población de África superará los cuatro mil millones de habitantes para fines de este siglo; en 1950, eran 228 millones, menos de la mitad de la población europea.

    Mi pronóstico: Boko Haram en cada esquina.

    ResponderEliminar
  6. decía: en las guerras no hay buenos y malos,sólo víctimas, y estamos en guerra con el Islam, una guerra que por cierto estamos condenados a perder como indica el gato de Schrödiger. De que sirve poner en Paris a diez mil militares y cinco mil policías, SI ELLOS PUEDEN ATACAR CUANDO Y DONDE QUIERAN, si incluso pueden estar infiltrados dentro de ese ejército o la policía. Están dentro de la sociedad, criados y enseñados en ella, ello hace que sean imposibles de controlar y evitar sus acciones.

    ResponderEliminar
  7. Algunos hablan de una guerra civil dentro del Islam http://www.dailymail.co.uk/indiahome/indianews/article-2904895/Identifying-REAL-enemy-problem-not-Islam-civil-war-faith-battle-religion-s-soul.html la pregunta que yo me hago es la de si el Islam tiene los recursos necesarios para rechazar y superar la violencia terrorista, y la de si un buen musulmán que siga sinceramente los preceptos de su religión puede someterse a las reglas del juego que imperan en occidente, creo que sería bueno que los musulmanes que se consideran moderados se manifestaran y lucharan para de verdad empujar a esos extremistas al margen, no creo que baste con decir que esos actos de barbarie no tienen nada que ver con el islam, al fin y al cabo fanáticos hay de todas las calañas, pero no a todos los veo inmolándose mientras gritan el nombre del profeta del islam, quizá los terroristas sean malos musulmanes, pero si ningún musulmán hace nada contra ellos van a acabar apropiándose del alma de su fe y eso nos va a traer graves problemas a todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. YO me lo planteo así: los almohadas fueron un episodio históricos el Islam o el Islam lleva en sí un impulso almohade.
      ¿Hemos de tomarnos en serio el hecho de que el Islam no tiene una teología, es decir, un "logos" sobre Dios o esto no tiene mucha importancia?
      .

      Eliminar
    2. Yo hace tiempo que había pensado que hay algo muy claro que los musulmanes que rechazan la violencia y el extremismo podrían hacer, un gesto sencillo, inequívoco y que no parece nada difícil de conseguir: cancelar la fatwa sobre Rusdie.
      Como individuo parte de la sociedad occidental, supuestamente libre y que tiene en alta estima los derechos humanos, me avergüenzo de mi mismo cada día que constato que no hago nada por conseguir algo tan fácil.
      Hay cosas mucho más importantes porque afectan a muchísimas personas: terminar con la discriminación de la mujer, por ejemplo, pero que inevitablemente llevarán tiempo si es que se consiguen, porque para mucha gente forman parte de su "cultura", de cómo han sido educados. Por eso elijo el ejemplo de Rusdie: sólo se trata de que los musulmanes enemigos del fanatismo convenzan a las autoridades correspondientes y digan a los cuatro vientos que no hay que matar a Rusdie. Se puede hacer de un día para otro.
      Como los muertos de Charlie Hebdo, también hubo un día en que todos éramos Rusdie. Pero duró eso, un día. Desde entonces un hombre vive con la maldición, peor que la muerte, de tener que vivir escondido y saber que buena parte de un grupo humano tan importante como es el Islam desea su muerte. Qué vergüenza.

      Eliminar
    3. Tomás de Aquino empieza su gran obra preguntándose si la existencia de Dios es evidente, si se puede demostrar, etc. El Corán, obra divina, es no logos, sino nomos: no hay nada que razonar; es la Ley.

      Eliminar
    4. Exacto, en algún lugar leí que esa es la diferencia entre cristianismo e islam, el primero es una fe, el segundo una ley, la ley está para ser obedecida, el cristianismo en cambio deja un espacio para que la razón cumpla un papel normativo allí donde la revelación calla, e incluso casi desde el principio se consideró que la razón misma podía enriquecer a la fe, haciéndola inteligible. San Agustín, por ejemplo, consideraba que no bastaba con creer, para él era necesario llegar a la inteligencia de la fe, así opinaron otros padres antes que él como Clemente y San justino, que le dieron un lugar a la filosofía y a las llamadas artes liberales dentro del cristianismo (fraile dixit). De hecho ésta fue la posición que acabó imponiéndose, por algo el doctor por excelencia de la Iglesia es Santo Tomás que, como señala don Bacon, empieza su obra magna con esa cuestión. Los filósofos que llamamos musulmanes (Avicena, Averroes) ¿que papel juegan en la ortodoxia del islam? ¿O fueron mas bien unos heterodoxos?

      Eliminar
    5. El gato de Schrödinger7:55 p. m., enero 12, 2015

      Está muy bien todo eso de las disquisiciones sobre cuestiones teológicas, pero olvidan un aspecto fundamental: los musulmanes no son europeos. Son un conjunto de grupos étnicos que han evolucionado de otra manera. Son tribales, consanguíneos, etnocéntricos, entre otras características que los hacen diferentes a nosotros. Las diferencias teológicas entre Cristianismo e Islam no explican los sucesos de Rotherham y otros similares. Tengan en cuenta que la gran mayoría de las agresiones no tienen que ver con el yihadismo, sino que caen en el ámbito de la delincuencia común. En los países nórdicos, casi todas las violaciones son obra de musulmanes, y las víctimas son mujeres blancas. Un musulmán me explicó en cierta ocasión que, para él, todas las mujeres europeas son putas.

      Los europeos modernos, muy especialmente los europeos occidentales, somos individualistas, universalistas, igualitarios, exogámicos, y últimamente etnomasoquistas... La verdad es que no tenemos nada que ver. Somos como la mantequilla y ellos son como el plomo.

      No entendemos nada de lo que está pasando y eso tiene consecuencias.

      Eliminar
    6. D. Gato,
      En eso estoy en buena parte "en el otro lado": entre la población musulmana de los países europeos la delincuencia es mayor porque esos musulmanes son muy mayoritariamente emigrantes por motivos económicos. Es la misma causa de que la delincuencia entre gitanos sea mayor que entre payos o que en los EEUU sea muy mayoritaria la de los negros. En todos esos casos la cuestión es si puede conseguirse una integración, y qué problemas hay para conseguirla. Esa es la delincuencia común de la que habla usted. Pero lo de Gharlie Hebdo, como la fatwa de Rusdie, es completamente diferente, no tiene disculpa, los intentos de disculparlo son acrobacias de la corrección política, algo diferente de la delincuencia del que vive en la marginalidad, en la pobreza, en la ignorancia.

      Eliminar
  8. Acabo de verlo:
    GL en el ABC
    http://www.abc.es/familia-padres-hijos/20150112/abci-educacion-felicidad-gregorioluri-201412231135.html

    ResponderEliminar
  9. Ya lo decía Ala en una viñeta de Charlie Hebdo, “es duro ser amado por idiotas”. Lo terrible es que los idiotas son muchísimo más peligrosos que los malvados, cosa que normalmente la gente, y esa señora comentarista lo demuestra, no sabe.

    ResponderEliminar
  10. En tanto que mujer, y que voz crítica contra la opinión general, ¿hubiera podido esta lectora manifestarse bajo el gobierno del ISIL?

    ResponderEliminar
  11. Como no hay tiempo para largas disertaciones quizá es conveniente recordar que el texto fundacional del cristianismo, en el que se encuentra la base de su anhelo y objetivo moral, es el Sermón de la Montaña. El resto es simple biografía o mitología.

    Lo que es indudable es que Jesús no recibe ninguna ley de ningún dios.

    En cambio, las religiones semitas se fundamentan en el rey o profeta o ambas cosas a la vez, recibiendo la ley del dios como muy gráficamente resume el código de Hamurabi esculpido en una columna.

    Moises y Mahoma no hacen más que repetir la misma fórmula de Hamurabi que no tiene nada que ver con el cristianismo. Dios les entrega la ley ya terminada y ellos solamente cumplen órdenes.

    En este sentido si es el mismísimo dios quien te da la ley ya redactada en todos sus artículos sin derecho a debate ni a enmiendas ni a la totalidad ni parciales porque es obra del dios supremo que por definición es perfecto ¿quién es el valiente que lo contradice?

    ResponderEliminar
  12. No creo que la distinción del Islam sea tal. El Islam tiene teólogos -según la wikipedia- y, por otra parte, la primera alianza entre Dios y los judios exige sólo cumplir la ley mosaica; el Antiguo Testamento es también Ley. Quizás la diferencia está en lo que Zarka explica a propósito de la tolerancia: que es un valor europeo porque precisa de la separación Iglesia-Estado, y porque en Europa hemos matado muchísimo en nombre de las distintas confesiones (cristianas, sr. peletero).

    Sobre el etnocentrismo, pues mal de muchos. Conviene intentar imaginar cómo de ofensivas eran algunas de esas portadas que amparamos en la libertad de expresión, y para hacerlo quizá conviene imaginar portadas que -satíricamente, eso si- nieguen el nazismo o se burlen de los homosexuales, las famílias monoparentales, etc. Quizá baste con recordar esta portada del Jueves y lo que ocurrió con ella: http://www.noticiasdot.com/wp2/2008/07/23/felipe-y-letizia-vuelven-a-la-portada-del-jueves/ . Si no nos damos cuenta del agravio es que no somos capaces de empatizar con el sentimiento que lo sagrado despierta en esa gente.

    Y sobre justificar el terrorismo: si se sostiene que acabo de hacerlo, sólo por poner unos "peros" a ciertas críticas -señores, por cierto, dejen de querer pasar por excéntricos: son uds. mayoria!...
    Pues tenemos un problema si creemos que intentar entender aunque sea parcialmente un crimen es justificarlo en el sentido más fuerte de la palabra. Para empezar, debemos reformar el Código Penal entero, y borrar todo atenuante, pues la figura del atenuante justifica la violencia

    ResponderEliminar
  13. Le reto a que me diga usted el nombre de un teólogo musulmán... o, ya puestos, judío.
    La separación iglesia-estado es necesaria porque los cristianos no tenemos una ley para el Estado.

    La posibilidad de comparar lo sucedido con la portada del Jueves con la ejecución de los dibujantes de Charlie Hebdo es exactamente lo que marca nuestras diferencias.

    Buscar justificantes para una ejecución como la de Charlie Hebdo (o para las barbaridades de Boco Haram o de del estado Islámico) es una muestra de prepotencia etnocentrismo considerable, porque equivale a decirles a los asesinos que nosotros conocemos las razones de su conducta mejor que ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no, si yo soy muy profano en la materia (nunca mejor dicho)... ya he advertido que tiraba de wikipedia. Sugiero simplemente que la teologia, en el cristianismo, es la excepción más que la norma, por lo tanto la falta de teologia no puede ser síntoma de una enfermedad del islam sin serlo también del judaismo y otras.

      Lo que dice ud. de la separación iglesia-estado no lo entiendo, pero no es inherente al cristianismo o de lo contrario los Estados europeos llevarian más siglos siendo laicos.

      La posibilidad de comparar portadas marcará diferencias si ud. quiere, pero ignora ud. el punto de mi comentario... nosotros también tenemos cosas sagradas por encima de la libertad de expresión.

      Y por último, no soy capaz de ver diferencia en lo que a prepotencia se refiere entre la justificación y la condena, y no creo que las haya (o las dos son muestra de prepotencia o -sostengo yo- ninguna)

      No responnde ud. sobre el fondo ninguno de los puntos de mi comentario, si no tiene tiempo o ganas no se moleste, se lo ruego, pero ahórrese los sofismas - aunque está ud. en su casa, claro

      Eliminar
  14. Los problemas de los colegios de Francia para respetar el minuto de silencio aconsejado por las autoridades no es una anécdota más.

    ResponderEliminar