miércoles, 10 de septiembre de 2014

Una inyección en la rodilla...

... da mucho de sí. Y no pienso decepcionar a nadie que quiera compadecerse de mis males con un caritativo "¡Eso ha de doler!" "Lo peor es -les cuento- cuando el médico tiene que abrirse paso con la jeringuilla por entre los huesos". Ponen cara de espanto, que es su manera de solidarizarse conmigo, y yo les agradezco su gesto imaginando qué nuevo acento poner en mi epopeya cuando el siguiente me pregunte cómo lo llevo. (Entre nosotros: lo llevo bien; el medico conoce su oficio y no hace daño, ¡pero uno tiene tan pocas oportunidades de hacerse el héroe! A mi me gusta exagerar en estas cosas. Y me crezco en mis exageraciones, de manera que me resulta imposible dar marcha atrás. No hace muchos días le contaba a alguien que me había sacado sangre para unos análisis una enfermera ciega. "¿Y cómo lo hace?", me preguntó. "Coge la jeringuilla con estos dos dedos, así, y te la va clavando. Eres tú quien tiene que preocuparse de que acierte. Pero claro -añadí- los ciegos también tienen derecho a trabajar en esto." Fue el argumento definitivo.

3 comentarios:

  1. Que se mejore, maestro. Piense en Milton, ciego -como la enfermera, ay- dictando su Paraíso y temiendo ser prendido y ejecutado por los realistas en cualquier momento, o en Boecio en su celda escribiendo las Consolatione, también con mal pronóstico, o en Proust, ahogándose en su habitación acorchada.
    Eso de la rodilla es, como usted dice, una futesa.
    Cuando vuelva la enfermera sorpréndale diciendo, como Paquirri: corte por donde quiera.
    Ahora, lo de la enfermera ciega espero que sea una licencia literaria suya...

    ResponderEliminar
  2. Iba yo cojeando por el mercado de Masnpu cuando en un puesto se interesaron por lo que me pasaba. "Si lo cuento -les dije- no se lo va a creer nadie". Arreciaron entonces ñas preguntas y comenzaron a rodearme curiosos. "Vengo de la Guayana. Al ir a curar un río puse el pie en un tronco y no era un tronco. Se revolvió con la boca abierta. Era un cocodrilo. NO me mordió, pero del susto me caí dándome con una raíz...." Y se lo creyeron.

    ResponderEliminar
  3. Eso lo sacó Ud de mi venerado Hergé: Tintín en ....no recuerdo ahora
    HdW

    ResponderEliminar