viernes, 5 de septiembre de 2014

La cara y la libertad

Es difícil llevar la cara descubierta y ser libre.

3 comentarios:

  1. En internet , segurísimo. Me di cuenta hace mucho tiempo.

    Karl Mill

    ResponderEliminar
  2. Depende de hasta dónde quiera uno llevar esa libertad. El régimen se defiende cada vez que se sienta amenazado, claro. Nada nuevo, D. Gregorio: Atenas, la democrática, se libra del molesto Sócrates. En la guerra, por cierto, había pasado a cuchillo a los de Melos, que pretendían ser neutrales, ¿por qué si siente que uno de sus hijos quiere hacerle la guerra iba a ser diferente?
    La prudencia debe moderar al eros filosófico, ¿que le voy a decir?. Su amigo Quiñonero sabe lo que es molestar, aunque sea sólo con el título de un libro, también lo sabe Boadella, tantos otros. García Trevijano, Aquilino Duque...

    ResponderEliminar
  3. No sempre. L'únic que l'anar a cara descoberta és acceptar la responsabilitat dels teus actes. La violència però no és tolerable en cap cas, ni a cara coberta ni descoberta.

    ResponderEliminar