miércoles, 9 de octubre de 2013

Segunda conclusión de todo esto

Mientras la Comisaria europea de Educación, Androulla Vassiliou nos anima a tomarnos en serio los resultados, nosotros insultamos a los mensajeros.

Dice la comisaria: "Si el resultado es tan malo es que hay algo que funciona mal. Hay que preguntarse por qué los resultados son tan malos, ser autocríticos y no ponerse a la defensiva".

Pero... esto es lo que opinan los padres de la LOGSE:

Según Alejandro Tiana, hemos tenido malos resultados porque se nos ha comparado con los mejores. Por lo visto deberíamos compararnos sólo con los que están peor que nosotros.

Según Álvaro Marchesi: "El factor más importante es el nivel educativo y cultural de los padres. Lo demás es especulación". ¿Entonces para qué se hizo "la reforma"? y, sobre todo, ¿para qué sirve la escuela?





13 comentarios:

  1. Si eso es lo que transmiten a sus hijos..., se explican muchas cosas.

    ResponderEliminar
  2. El gato de Schrödinger1:54 p. m., octubre 09, 2013

    Claro, el Sr. Marchesi y el Sr.Tiana no van a dejar que la realidad les estropee una teoría a la que han dedicado su carrera.

    ResponderEliminar
  3. Sant Marchesi, qualsevol el contradiu...

    Sobre esto de los padres lo he discutido en muchas ocasiones, en la escuela hay que prescindir de como son las familias, acaba siendo todo una gran excusa... Oí ayer como se ironizaba sobre las pruebas. En fin, el país no sé si tiene solución, al menos de momento. Ni éste ni aquel.

    ResponderEliminar
  4. El señor Carabaña, ayer en El País, calificaba los resultados como "no desastrosos" y contestando a una pregunta sobre el por qué de tanta reformas educativas respondió que eso se debía a estudios como éste.

    En relación con que el nivel de los hijos dependa del de los padres no solo lo niegan nuestra progresión en determinados momentos, o la actual de los países asiáticos, es que si eso fuese verdad no nos moveríamos, la escuela no añadiría nada y lo del ascensor social no habría sido verdad nunca.

    Otra cosa es que cuando un sistema es tan malo como el nuestro eso tienda a pasar y la escuela lo que haga es certificar el trabajo que los padres hacen con sus hijos en casa, pero justamente lo que necesitamos y a lo que hay que aspirar es a que la escuela sirva justamente para vencer esa desigualdad de partida y los hijos de los menos pudientes también puedan llegar a la Universidad como ya pasó en algún momento en nuestro país.

    En el fondo estos progresistas de la LOGSE resultan de lo más reaccionario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese ascensor lo cogían gentes valiosas nacidas en familias sin recursos, a los que se becaba convenientemente y se les exigían resultados que solían obtener con cierta facilidad. Desde que hemos universalizado el acceso al saber, nos hemos empeñado también los mediocres en ser excelentes, y no puede ser, vaya, que no, que las limitaciones de la masa son las que son. Y ya me duele decir lo que digo, aunque no soy de los que se rinden. Actualmente, al menos en Secundaria, el sistema está diseñado para amilanar a los capaces, para ningunearlos, en vez de para facilitarles el tránsito hacia la Universidad o lo que deseen hacer. La LOGSE se cargó, entre otras cosas, la autoridad de los profesores, la posibilidad de una reforma satisfactoria de la FP y, finalmente, el bachillerato, hoy en día mera continuación de los últimos cursos de Primaria que es la ESO.

      Eliminar
    2. Una confesión un poco impúdica: Yo nací en una familia con escasísimos recursos económicos. Un día el médico del pueblo (no el maestro, curiosamente) vino a casa a decir que yo "servía para los estudios" y para dejar constancia de ello, me trajo varios libros para que me los fuera leyendo y contándole a él lo que leía. A partir de aquel momento en casa me dejaron clara la alternativa: o codos y becas o trabajo en el campo. Tengo la íntima convicción que de haber nacido en nuestros días, no saldría del campo.

      Eliminar
  5. Pues si el nivel educativo y cultural de los padres es lo definitivo, ¡menudo futuro les espera a los españoles del futuro! ( a mí me pillará ya con la risa en los huesos, como bergamín), porque lo que sale de las aulas camino de la "vida común" es para echarse a temblar. De hecho, creo que un par de generaciones hemos retrocedido, como poco, unos 60 años... Ahí están los niveles de consumo cultural, el nivel de inglés, el inminente cierre de los diarios, el uso lúdico de internet que llega hasta el 90%, el índice de lectores, la piratería cibernética, es decir, el desprecio del derecho a vivir del bien que produce el intelectual, el artista...El argumento de que nos han comparado con los mejores forma parte ya, por derecho propio, de las añejas y actualísimas antologías del disparate.
    Antes se hablaba mucho de elaborar libros blanco, y advierto que ha caído en desuso la costumbre, quizás porque bajando el listón de la competencia, y habiendo partidos, cada uno con sus especialistas, ya no se confía en los antiguos "expertos en la materia", que han pasado a mejor vida, y la sociedad con ellos.

    ResponderEliminar
  6. pero hay algo que no entiendo...¿no estamos metidos en una importante crisis?...¿y no es algo que conscierne más a los nacidos en los años 40,50,60,70 de esta situación que estamos viviendo, que de la generación nacida en los 80,90? vaya, que nosotros tampoco lo hemos hecho muy bien, mira donde hemos llegado con la situación de España

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Evidentemente, no hay más sordo que el que no quiere oír.
      En los años 60 estábamos a un nivel inferior al 230 de puntuación en la escala PIAAC y ahora estamos ligeramente por encima de los 280 puntos. Ha habido 55 puntos de mejora.
      Pero 22 de esos puntos de mejora se consiguen del 65 al 75. 11 puntos, del 75 al 85 y 4 puntos del 85 al 90.

      Eliminar
  7. ni mejor ciego posible del que se sirve de la filosofía de Leibniz

    ResponderEliminar
  8. http://www.latiradeoroz.es/diariodenavarra.php?fecha=2013-10-09

    ResponderEliminar
  9. Hola,

    te preguntas "¿para qué sirve la escuela?" A la vista de los resultados, para continuar las desigualdades educativas y culturales, que se heredan. Mi pregunta es ¿disponemos de datos para contrastar si antes de la LOGSE las desigualdades educativas y culturales se heredaban en un grado menor (o mayor) que después de la LOGSE? Si la respuesta fuera afirmativa, ¿cómo podemos saber si la escuela era responsable de ello? Pudiera ser que la causa fuera simplemente el aumento del nivel de vida material para una parte de la población, por lo que se permitiría escolarizar a sus hijos hasta el bachillerato/FP e incluso la universidad. Creo que es una cuestión muy gorda para limitarla a la LOGSE. La LOGSE puede ser un indicador de un cambio de ciclo (no lo conozco bien), pero que una ley sea, por si misma, LA causa... No me convence.

    ResponderEliminar