sábado, 19 de octubre de 2013

Del odio al gris

Puesto que a la fe no le gustan los matices y no hay ningún profeta escolástico, los divulgadores de la verdad acostumbran a ver solamente blancos y negros, aun a riesgo de caer en simplificaciones que serían ridículas si no fuesen peligrosas: "Economic power is exercised by means of a positive, by offering men a reward, an incentive, a payment, a value; political power is exercised by means of a negative, by the threat of punishment, injury, imprisonment, destruction. The businessman's tool is values; the bureaucrat's tool is fear". De Ayn Rand, claro. 

2 comentarios:

  1. Cambiando businessman por architect queda una novela y un peliculón de primera. Espero tener éxito con el consejo que nos dio para enlazar. Salud!

    ResponderEliminar
  2. Qué pesadilla con la frasecita del gris y el blanco y el negro!. La realidad, que se puede comprobar con los ojos y una paleta de pintura, es que el gris es totalmente gris, sin matices de ninguna clase, y excluye totalmente al blanco y al negro. Y un matiz es totalmente él mismo, y excluye a todos los demás matices de forma total. Ver solamente el gris es una doble ceguera para el blanco y el negro. El blanco es sólo blanco y nada más que blanco. El negro es negro y solamente negro. Y el gris es gris y solamente gris.
    A la idiota de Ayn Rand le diría que el poder económico es con mucho el más bestial de todos: O haces lo que digo, o no comes, ni tú ni tus hijos.

    ResponderEliminar