Ménage à trois

Inesperadamente -que así llegan las cosas importantes- estoy viviendo un ménage à trois. Y confieso que disfruto. Los implicados somos mi amiga parisina B., Maurice Ravel y un servidor de ustedes. Si Eros, como decía Nono de Panópolis, es "lo que mantiene la unión", esta es una relación erótica que, por fortuna, se desarrolla en la intimidad pero sin ocultarnos de nadie. 



Ya era devoto de Ravel antes de formar este trío, pero ahora la devoción se ha transformado en pasión compartida.

Comentarios

  1. Recomendaciones de otro devoto:

    RAVEL, de JANKÉLÉVITCH, VLADIMIR (Antonio Machado Libros)

    RAVEL, de Jean Echenoz (Editorial Anagrama)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por la recomendación de estos dos devocionarios.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

In girum imus nocte et consumimur igni

La lechuza de Minerva

Conclusiones provisionales sobre la educación telemática