¡Ave, Bustos!

Ya circula por ahí un diálogo terrible en que un hombre con flores en la mano le confiesa a la chica con la que ha empezado a salir:
–Creo que me estoy enamorando de ti...
Y ella le responde:
–¡CLARO, PORQUE SOY UNA MUJER, ¿NO?!


Comentarios

Entradas populares de este blog

In girum imus nocte et consumimur igni

La lechuza de Minerva

Conclusiones provisionales sobre la educación telemática