lunes, 25 de agosto de 2014

Agustiniana

"Porque nadie es conocido por otro mejor que por sí mismo y, sin embargo, nadie se conoce tan bien a sí mismo que pueda estar seguro de su conducta de mañana".

1 comentario:

  1. Qué cierto, y qué olvidado. Pero darse cuenta implicaría dejar de indignarse por lo que otros hacen o dicen en situaciones en las que nunca nos hemos visto, algo que dejaría a los actuales profetas -y sus poetas- sin mucho que decir.

    ResponderEliminar

Más allá de mis rodillas

He dicho más de una vez que eres viejo cuando estás más pendiente de tus rodillas que de las rodillas de la vecina. Es mi caso. Pero me nieg...