lunes, 26 de septiembre de 2011

Aforismo ante las lechugas del huerto

Lo que tenemos es siempre poco, pero lo que perdemos es siempre demasiado.

3 comentarios:

  1. La lechuga constituye una apología de lo superficial, porque su blanco y terso corazón es lo menos nutritivo de ella y por donde suele comenzar su obra destructora el gusano que la parasita. ¡No me la limpie!, me veo obligado a gritar para poder saborear ese explosión de clorofila que son sus hojas exteriores...
    La contemplación de las personas permite aforismear casi sin esfuerzo; pero la contemplación de la obra agrícola nos acerca a las verdades cabales...
    Ante tan cumplido aforismo, la cierto es que las apostillas se nos astillan...
    ¡Que sigan!

    ResponderEliminar

Acting White

En El Subjetivo