miércoles, 21 de septiembre de 2011

Cansado y feliz

Vengo del huerto empapado de sudor, cansado y feliz. Lo mejor de ser hortelano de la Señorita Pepis es, por este orden, la cerveza y la ducha al llegar a casa. Me gusta trabajar la tierra descalzo y, por supuesto, sin guantes, así que acabo rebozado. He sembrado habas, guisantes, ajos tiernos y calçots. He plantado cebollas y lechugas y me he ganado una ampolla más en la mano. Esto de ser hortelano es una cosa llena de matices.

9 comentarios:

  1. Leerle me abre el apetito Sr. Luri ;-)

    ResponderEliminar
  2. No sabía de esta faceta tuya.Que completito eres!

    Un petó.

    ResponderEliminar
  3. Querida Edna... yo ya se lo digo a mi señora: "Tengo envidia de ti porque me tienes a mí"... pero no sé si le hace mucha gracia...

    ResponderEliminar
  4. No, no les hace gracia que les recordemos que viven como reinas por tenernos como siervos de amor, porque lo entienden como un reproche por no recibir, cuando menos, lo mismo que damos...
    Por otro lado, Gregorio, una afirmación me deja perplejo: "he sembrado ajos tiernos". Perdona mi ignorancia hortelana, pero ¿hay diferente semilla para los tiernos y los "granados"? ¿No son estos últimos la lógica evolución de los primeros? El calçot es otra cosa, ves, porque ahí sí que hay una obra de ingeniería injertadora, según me explicaron una vez.

    ResponderEliminar
  5. Don Juan: Es usted perspicaz, los ajos son ajos y quien se los come tiernos o no es el que los cultiva. Pero... si quieres comer ajos tiernos, al menos en el Maresme, este es el momento de sembrarlos, por lo cual el pagès de Montgat que me alecciona en estos menesteres no me habla de ajos, sino de ajos tiernos. Me ha dejado usted en la atopía.

    ResponderEliminar
  6. He pensado lo mismo sobre lo de los ajos tiernos :-). Y bueno, si la "ampolla" en la mano fue la de cerveza...
    Ja sé que és un acudit molt dolent, però mira, com deia Vinicius de Moraes: "¡porque hoy es sábado!

    ResponderEliminar
  7. ¡O sea, que hay un Mr.Chance en el ajo! ¡Acabáramos! ¿Va tomando nota de su Columela alive? Lecciones de vida, son las lecciones de horticultura. Y aun tengo para mí que entre ajo y calçot hasta algún aforismo se le habrá enredado en la azada...

    ResponderEliminar
  8. Don Juan, ¿cómo iba a saber yo como se "calcen" los "calçots" si no contara con la caridad de un paciente campesino?
    Si "deus sive natura", no hay diferencia entre agri-cultura y cultura-deorum, ¿no le parece? "Denken ist danken", decía Heidegger. Lo voy a corregir: Farmarbeiten ist Danken".
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Acting White

En El Subjetivo