miércoles, 7 de septiembre de 2011

... a quien conmigo va.

Allí habló el infante Arnaldos,
bien oiréis lo que dirá:
-Por tu vida, el marinero,
dígasme ora ese cantar.
Respondióle el marinero,
tal respuesta le fue a dar:
-Yo no digo mi canción
sino a quien conmigo va.



O sea, que vista y padecida la voracidad de los trolls por la cafeína, comienzo hoy a moderar los comentarios.

3 comentarios:

  1. Lamentable tener que llegar a esto, pero es lo que ocurre a la que hay mucha concurrencia.
    Pero la norma es: no alimentes al troll.
    Ánimos.
    Se le lee, con placer.

    ResponderEliminar

Nuevo soliloquio

 Nueva entrega de mi "soliloquio" en el Tribú . Eas un ejercicio divertido este de dejarse llevar por el capricho y ordenarlo alfa...