miércoles, 21 de septiembre de 2011

O tempora... II


En 1990 la Primera Dama de los Estados Unidos, Barbara Bush metió la pata de manera pública y notoria. Se atrevió a publicar en la revista People un artículo en el que decía, ni más ni menos, que los Simpson "was the dumbest thing [she] had ever seen.". Ante tal atropello Marge, dignísima ella, salió en defensa de los suyos, como corresponde a la cabeza de familia del prototipo de familia conservadora que los Simpson son. Por eso mismo no me los pierdo nunca. La Primera Dama se vio obligada a enviar una carta de disculpas a Marge.

En cualquier caso parece que la rivalidad entre los Simpson y los Bush no se acabó aquí. Dos años más tarde George H.W. Bush aseguró en público: "We're going to keep trying to strengthen the American family. To make them more like the Waltons and less like the Simpsons." El comentario, por supuesto, llegó nítido a la familia Simpson.

¡Qué tiempos estos!

5 comentarios:

  1. ¿Recordamos los comentarios del Muy Honorable Presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, sobre Mariscal? Cobi nunca contestó. Sefugó por los aires.

    ResponderEliminar
  2. Qué buen documento, desconocía el caso. Recuerdo que en la temporada 7 apareció el episodio "Two bad neighbors" en el que la familia Bush se mudaba frente a la casa de los Simpson y la relación fue por demás tensa.
    Gracias por la info.

    ResponderEliminar
  3. Igual le interesa. Con que esté la mitad de bien de lo que dice el comentarista...

    http://blogs.ssrc.org/tif/2011/09/21/for-a-new-migration-of-abraham/

    Leí hace algún tiempo 'Out of Eden' de Kahn, del que el capítulo 1 se encuentra aquí.

    http://press.princeton.edu/chapters/s8301.pdf

    ResponderEliminar
  4. Clickando, clickando, me han salido más comentarios.

    http://blogs.ssrc.org/tif/tag/political-theology/

    Por cierto, si busca en esa página, hay comentarios de Taylor y Lilla con respuestas de los autores.

    ResponderEliminar
  5. Claudio: ¡Cómo me gustan estos cruces de información!

    ResponderEliminar

En desazón

Son las 7:00 de la mañana. El despertar del día me pilla con un libro sorprendente entre las manos, El hombre en desazón (gracias, Karl Mi...