jueves, 21 de enero de 2010

Meditación sobre la moda a las 7:00 h

Sociológicamente en la moda se confunden el deseo de diferenciarse de los demás (la afirmación de la diferencia) y el deseo de seguir las pautas sociales (la afirmación de la homogeneidad). Con la moda trazamos un círculo cerrado en torno a nosotros mismos en cuyo interior afirmamos nuestra diferencia como miembros de una tribu. Si esto es así, entonces la moda no puede explicarse desde supuestos utilitaristas. No persigue ni la utilidad ni la comodidad, aunque estar cómodo pueda ser una moda.

Quienes ven a la moda como una sucesión de disfraces ignoran el carácter metafórico del hombre, es decir, el hecho de que para verse a sí mismo necesite enmascararse. En cada momento histórico tiene a su disposición un número limitado de máscaras (de moda, claro).

Es posible diferenciar dos estratos en la moda:

1. El estrato profundo es invisible para el individuo. Vive en él como en su ecosistema iconológico. Sólo se pone de manifiesto cuando se contempla retrospectivamente, por ejemplo al enseñar una foto de nuestra juventud a nuestros hijos. Este estrato sigue un ritmo evolutivo lento. Adolf Loos decía que una pieza de vestir es moderna cuando al llevarla no llamamos la atención.
2. El estrato superficial es el de "la moda de temporada". Es a la vez la vanguardia y el reflejo de la moda profunda. En tanto que vanguardia, marca las tendencias; pero en tanto que reflejo impone esas tendencias en la vida cotidiana. Cuando Mary Quant lanzó la minifalda, muchos afirmaron que se trataba de una excentricidad condenada al fracaso. No entendieron que los tiempos estaban más que maduros para esa moda.

En la vanguardia de la moda hay siempre un componente elitista, en el sentido de que sólo unos pocos son capaces de dar forma concreta a una posibilidad expresiva, mientras que la mayoría se limita a seguirlos. Precisamente por eso en cuanto la mayoría cree haber alcanzado un estilo de vida a la moda, la moda deja de estar de moda. Lo que más pasa de moda es la moda. El triunfo de una moda significa su agotamiento.

En cualquier caso lo que el fenómeno de la moda pone claramente de manifiesto es que en el hombre no hay ninguna frontera radical entre lo exterior y lo interior. Más bien ocurre que lo exterior es en él lo interior y que lo más profundo del hombre está siempre decorado a la moda. Balzac decía que "el espíritu de un hombre se adivina por la forma de llevar el bastón". Claro. La moda nos dota de forma. Los adornos de nuestra epidermis son un tratado de psicología profunda.

Por eso nuestra dependencia de la moda nos condena a no vernos nunca de una manera definitiva. Sólo nos vemos cuando nos disfrazamos.

La moda afecta a todas las circunstancias de la vida: vestido, lenguaje, temas de conversación, gastronomía, educación de los hijos, rituales (de bautizo, de boda, de entierro….), gestos, etc. Una moda es una estética global y aquí empleo el término estético en su etimología de "percepción sensorial". La moda es el presente de nuestra sensibilidad. De ahí que las cosas actuales son las cosas de moda. Cuando dejan de ser actuales se convierten en "demodés". La belleza del presente lejos de ser una belleza inesencial o pasajera es, ni más ni menos, que la experiencia posible de la belleza.

7 comentarios:

  1. Creo que Descartes ya se preguntaba como se podía estar seguro de nada si las modas en vestido y peinado cambiaban tan a menudo (en aquel tiempo, para las élites, hoy para todo quisqui del mundo occidental).

    Cree usted que hay modas 'morales'??? No sé como explicarlo,pero ya me entiende.

    ResponderEliminar
  2. Moral viene de "mor", costumbre. Y las costumbres varían, como acertadamente observaba don Hilarión en la Verbena de la paloma.
    Le diría más: las modas en el vestir son secundarias respecto a las costumbres morales. La minifalda no apareció porque sí. La precedía una nueva manera de entender la sexualidad por parte de la mujer.
    LO que no es una moda, sino una constante antropológica, es la necesidad de moral y de moda.
    Vamos, digo yo...

    ResponderEliminar
  3. Off topic

    El Escaparate Añadir páginas independientes (nueva opción de Blogger)

    [ ...una nueva función que permite crear páginas independientes o estáticas de forma automática. Podemos añadir hasta 10 páginas independientes que se mostrarán como un menú de enlaces ]

    ResponderEliminar
  4. Sustituyamos "máscara" por "valor"; cambiemos "moda formal" por "forma moral" y qué tenemos?
    Seamos más osados y cambiemos "moda" por "régimen político" y qué tenemos?.Strauss interpretado por Don Gregorio.

    ResponderEliminar
  5. Don Henri: Entonces añada inmediatamente mi creencia en una ley natural que, retomando lo que le he dicho a Júlia, se puede expresar así: LO que no es una moda, sino una constante antropológica, es la necesidad de moral y de moda.

    Y tres añadidos más:
    1) tampoco es una moda la necesidad humana de consuelo.
    2) si la moda es real, entonces la creencia en la redención humana es una de esas modas.
    3) Haití (en cualquiera de sus formas) es una de las posibilidades de nuestro calendario inmediato.

    ResponderEliminar
  6. Cuaderno de Bitácora.
    Sí, la tierra es redonda.
    Pese a la insistencia de algunos que nos malinforman,empeñandose en hacernos sentir culpables por todo lo que acontece en este blobo.
    Último comentario del día.
    Mi tripulación ha aprendido a pescar.

    ResponderEliminar
  7. Cuando una corre, esto es lo que sucede, mis disculpas, quise decir.



    Sí, la tierra es redonda. Haiti existe no es una moda. Un saludo

    ResponderEliminar

Portez-vous bien

Me escribe B: On m’opère à 13h. La hâte que ce soit fait est plus forte que la peur de passer sur le ‘’billard’’.  Ces dernières journées, e...