jueves, 8 de enero de 2015

Van ganando

En realidad van ganado. La razón es muy sencilla: ellos están dispuestos a hacer por sus convicciones mucho más que  nosotros por las convicciones que no tenemos. O dicho de otra manera: ellos tienen convicciones y nosotros miedo. Pero las convicciones se afirman, mientras que el miedo tiende a evitarse. Así que lo olvidaremos en cuanto podamos. De aquí a unos pocos días... siempre y cuando se mantengan esos pocos días en silencio.

26 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Hoy hay más islamistas radicales en Europa que nunca y muchos europeos se echan la culpa a sí mismos. Es más que así.

      Eliminar
    2. El gato de Schrödinger11:18 p. m., enero 08, 2015

      Pero entre la mayoría de la gente normal -los súbditos, digamos- hay poco entusiasmo multicultural, me parece a mi. Entre las élites, en cambio, el consenso es abrumador. Son ellos los que han metido al enemigo en casa, y no dan señales de ceder en su empeño. Mejor dicho, no van a ceder y reconocer su error hasta que las calles de las ciudades europeas sean ríos de sangre, como pronosticó el denostado Enoch Powell.

      Hay más islamistas radicales en Europa que nunca porque hay más musulmanes en Europa que nunca.

      Vean este video. Es esclarecedor.

      Eliminar
    3. Vale, el gato de Schrodinger, culpa al grupo al que más han asesinado los yihadistas.

      Eliminar
    4. No voy a entrar en las valoraciones del gato de Schrödinger. Simplemente señalo que tengo mi propia opinión al respecto.

      Lo que tampoco tengo claro es que el gato de Schrödinger acuse a toda una colectividad, sería un disparate. Lo que sí señala es un hecho constatable, a saber, que donde no hay musulmanes no puede haber islamistas radicales, por eso en Europa occidental se trata de un problema históricamente reciente. La mayor presencia musulmana facilita la proliferación de este fenómeno, claramente, lo cual no implica, insisto, que todos los musulmanes se identifiquen con esas posiciones.

      Lo que sí quiero señalar es que el hecho de que los yihadistas tengan como víctimas mayoritarias a musulmanes no desvincula su religión de estos actos. La historia nos ofrece no pocos ejemplos, como que el mayor número de víctimas del comunismo fueran comunistas, y esto no invalida las motivaciones ideológicas de los asesinos. La "ortodoxia" sin caridad se convierte en fanatismo.

      Como entiendo que el lector aúna buena fe y capacidad de comprensión, no me extenderé en aclarar que no pretendo juzgar la buena fe de muchos comunistas (otro tema es el contenido de su doctrina), y mucho menos hacer valoraciones sobre el Islam, por la sencilla razón de que no me gusta hablar de lo que no conozco suficientemente.

      Eliminar
  2. El gato de Schrödinger10:55 p. m., enero 08, 2015

    Es hora de tirar a John Rawls al cubo de la basura y rescatar a Schmitt y a Pareto.

    ResponderEliminar
  3. Quizá las convicciones invitan a actuar, el miedo, en cambio, paraliza

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro. Tu miedo es la mejor arma de tu enemigo. Ellos lo saben bien y nosotros les hemos dado abundantes razones para que lo sepan.

      Eliminar
  4. Parafraseando a Patton, no se trata de morir por tus convicciones sino de que el otro muera por las suyas.

    ResponderEliminar
  5. Es que tener convicciones aquí ha sido anatema, al menos ciertas convicciones que eran precisamente el sustrato de Occidente. Y luego la libertad se ha usado como una coartada para meter el dedo en el ojo a quien pedía algo tan básico como respeto, respeto a lo que, insisto, era la raíz que ha configurado Occidente, con su noción de persona, dignidad, libertad personal...

    A mí me llama la atención ver a algunos que se han dedicado a romper el juguete a conciencia, pensando en el fondo que tenía un aguante ilimitado y a ellos les estaba permitido todo, y cuando vienen mal dadas se lamentan porque el juguete está roto y piden que venga alguien, saque pecho y lo arregle. Y ese alguien suele ser, oh casualidad, el tonto útil del que se han estado riendo hasta la fecha. Eso sí, pasado un tiempo de que lo hayan arreglado, si es que se puede, mirarán con lupa a ver cómo lo arreglaron y si no se excedieron en esto y aquello y si cumplían o incumplían los más detallados protocolos de ortodoxia ideológica y política...

    En fin, que es una pena, que ojalá seamos capaces de sacar lección del dolor porque, tristemente, suele ser el único modo en que aprendemos, y a veces ni así.

    ResponderEliminar
  6. i tant que és així!!! I continuarà...

    ResponderEliminar
  7. Nos enfrentamos al resultado de décadas de guerras que occidente ha promovido para proteger sus intereses económicos. Las milicias entrenadas por occidente se han cargado de odio y fe ciega. No tiene que ver con la religión, ni con las convicciones, sino con la violencia y el odio. Las convicciones pacíficamente defendidas (Charlie Hebdo) no matan, no asesinan, provocan sismos en las ideas. Las convicciones violentamente defendidas no admiten argumentos, es el fanatismo hasta la última consecuencia.
    ¿Quién entrena a los niños y niñas del mundo en el horror y el odio?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He dudado entre publicar este penoso ejercicio retórico o no. He decidió que sí porque me parece un perfecto ejemplo de lo que quiero decir en el post.

      Eliminar
    2. Yo iba a preguntar si llegará algún momento en que "occidente" puede dejar de sentirse culpable de entrenar a esas "milicias", porque a los asesinos de Charlie Hebdo parece ser que ya no los ha entrenado "occidente". Y para no tener que ver con la religión, los asesinos dijeron que habían vengado al profeta. Cada vez que hay un atentado y alguno de los asesinos menciona a algún dios, yo sé sin que nadie me lo diga de qué religión se trata.

      Eliminar
    3. Creo que no me hice comprender. En ningún momento disculpo a los asesinos, vengan de donde vengan. Sólo quería subrayar que la educación en el odio, provoca masacres. Es muy triste que la lucha por los derechos humanos sea tan ardua.

      Eliminar
  8. "La libertad de expresión es innegociable" es una convicción, y lo demostraron.

    ResponderEliminar
  9. Muy cierto. Nos ganan porque "para que triunfen el mal sólo es necesario que los buenos no hagan nada". Burke sigue cargado de razón.

    ResponderEliminar
  10. In the wake of Islamist attacks, non-Muslims express concern and confusion not because they are indifferent, but because they are afraid. They want to understand. Muslims have an opportunity to embrace this opportunity for understanding.

    http://www.thepublicdiscourse.com/2015/01/14246/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No veo necesario esperar a ningún movimiento de los musulmanes para entenderlos. Y si así lo hacemos, estaremos en mejores condiciones de saber lo que se puede esperar o no de esa oportunidad.

      Eliminar
  11. Kristol está dándole mucha importancia a este discurso.

    http://youtu.be/DEhNarfrlec

    ResponderEliminar
  12. Pues yo también se la voy a dar, me lo llevo al próximo post.

    ResponderEliminar
  13. Pero yo a los yihadistas no les atribuiría principios , sino fanatización y el odio propio de la sicopatía que se agarra a cualquier motivo para destruir.Algunos de ellos también pueden tener una fascinación por la muerte ,quizá como los kamikazes japoneses .Y algunos son simples mercedarios .La mente humana es insondable.
    Creo que tampoco hemos renunciado a nuestros principios:si el yihadismo se nos ha ido introduciendo solapadamente a través de la comunidad musulmana ha sido porque hemos enfocado la relación con esta comunidad desde la idea del respeto a los derechos humanos y a la identidad cultural .Lo que pasa es que no hemos visto (a veces por inercia y por falta de ímpetu para enfrentarnos a determinados tabúes ) que ellos ,los yihadistas , partían de supuestos totalmente distintos a los nuestros :ni democracia, ni multiculturalidad ,ni feminismo,ni respeto a otras religiones ,ni nada. Hay una parte de la izquierda a la que esto no le acaba de entrar en la cabeza ,pues sólo le interesa el antiamericanismo.
    Y creo que tampoco hay que olvidar datos extraños como que una importantísima parte de la financiación del Yihadismo ha corrido a cargo desde hace ya unos años de esa monarquía , Arabia Saudi ,aliada de Occidente (ahí parece que tampoco importan los principios) en las dos guerras del Golfo.La geopolítica también es insondable.
    Hay miles de musulmanes que no aceptan los atentados ,pero no se puede negar que los yihadistas hablan de Mahoma, de la lucha contra el infiel y se aleccionan y contactan entre sí a través de determinados imanes en determinadas mezquitas.
    Tampoco se puede obviar que,como explica Fatima Mernisi , muchos árabes dejaron de esperar hace mucho tiempo un apoyo decidido por parte de Occidente a sus anhelos democráticos.Parece que nos decantamos por gobiernos que convenían más a nuestros intereses estratégicos y de obtención de recursos naturales.
    Es un problema enorme ,con muchas vertientes, pero una de las cosas importantes para enfrentarlo ,sería que los imanes y la comunidad musulmana no se cansarán de condenar la violencia y de controlar lo que ocurre en las mezquitas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No venga usted con cuentos. Los que han asesinado a mi admirado Wolinski y a los demás dibujantes de Charlie Hebdo sabían muy bien lo que hacían. No contribuya usted a diluir su responsabilidad.

      Eliminar
  14. http://www.poetryloverspage.com/poets/kipling/dane_geld.html

    ResponderEliminar