jueves, 15 de enero de 2015

Sobre los valores

En mi humilde opinión lo que da valor a los valores no es ser VALORES, sino ser NUESTROS. Pero los únicos que parecen tener esto claro son los británicos, que no sienten (¿aún?) necesidad de pedir perdón por proclamar sus valores. No sé si hace falta decirlo, pero por si acaso: el que sean NUESTROS no quiere decir que sean sólo nuestros. Los valores son de quien se los apropia. Por eso nada impiden que nuestros valores sean también universales. Pero lo que los caracteriza es que, en primer lugar, son nuestros.

Which British values are most important?

2 comentarios:

  1. Los británicos no se avergüenzan de serlo a pesar de que los escoceses digan lo que quieran de ellos, y a veces los galeses, y desde luego los del Ulster, y los irlandeses, y desde luego sus ex-colonias, es decir, medio mundo.
    En cambio, estar orgulloso de ser español cualquier día va a ser delito, de momento imagínese qué recibimiento tendría entre buena parte de los lectores si un periódico de tirada "estatal" (que es como se dice, en políticamente correcto, nacional, cuando uno se refiere a la nación española) hablase de valores españoles. Aquí hay demasiados intereses que pasan por debilitar a España, y desde luego inmediata oposición a cualesquiera valores que se pudiesen considerar españoles. En cambio, los británicos abrazarán seguramente los valores occidentales o europeos o lo que sea, pero, primero, británicos, porque, como usted dice, son los suyos.
    Todo ello a pesar de que cuando no hace tanto han tenido "the trouble", como ellos dicen, en el Ulster, por sus calles patrullaban no la policía, sino el ejército, y no precisamente sin munición en las armas, algo que no ocurría aquí ni en el País Vasco con Franco.

    ResponderEliminar
  2. ¿España tiene valores? Ostras!!!, no me había dado cuenta.

    Lo que yo interpreto del texto del sr. Luri es que los valores los conforman la tradición, la costumbre y el sentimiento consciente y voluntario de formar parte de una comunidad que se rige por esas costumbres que llegan a construir una cosmovisión y, al mismo tiempo, el reconocimiento y el orgullo de la utilidad, servicio y el bien que significa su ejercicio.

    En este sentido y dicho con todos mis respetos no creo que eso se dé ni en España ni entre los españoles.

    ResponderEliminar