sábado, 30 de julio de 2011

Las personas y el verbo

Anda la gente por Ocata quejándose del tiempo. Por lo visto, más que tiempo es un contratiempo. ¡Pero cómo agradece mi huerto estas lluvias de julio! Esta tarde en cuanto ha parado de llover he ido a coger tomates, pimientos y pepinos. He venido, por supuesto, calado hasta los huesos, pero contento. Además me he traído una calabaza que no debe pesar menos de diez kilos. ¡Dichosos contratiempos!


Manuel Cruz me ha enviado "Las personas del verbo (filosófico)". He puesto el libro bajo el montón de los libros pendientes. Tiene encima a Muhsin Mahdi, Nathan Tarcov, Herbert J. Storing, Werner J. Dannhauser, Seth Benardete y Steven J. Lenzner. Mucho peso, quizás. Un día os hablaré de la biografía de Muhsin Mahdi. Hay quien dice que ha sido el único filósofo que ha muerto de tristeza. Asoma una esquina del libro de Manuel Cruz por debajo de los otros.  ¡Qué extraños los pronombres personales! ¿Significa algo "yo"? ¿Es decir: significa algo más que lo que significaría una señal de tráfico en la que pudiera leerse "A Yo 5 Km" leída por un conductor llamado Yo? La primera palabra del libro es "cuando" y la última, "común", lo cual no quiere decir nada, pero tengo esta manía. Cuando cae un libro en mis manos es lo primero que miro. Los autores que se amontonan sobre Las personas del verbo, en lugar del yo hablan del alma. Es que el alma tiene cura, mientras que el yo no es nunca paciente.

En la Biblia, la Persona ES el verbo. 

En mi caso, tratar de la primera persona es recordar a Lope, gran, gran psicólogo: 

Entro en mí mismo para verme, y dentro
hallo, ¡ay de mí!, con la razón postrada,
una loca república alterada,
tanto que apenas los umbrales entro.

2 comentarios:

  1. Dos cosas, si me permite:

    1ª Del filósofo triste no quiero saber ná.

    2ª Mi manía con los libros es leer la primera frase, y así me hago una idea de si se me cae el libro o no. Será como lo de las primeras impresiones...

    ResponderEliminar
  2. Heráclito, MLL, ha tenido tantos prosélitos en la historia de la filosofía...

    ResponderEliminar

Una experiencia inédita

Cuando he salido a la Plaza de Cataluña estaba lloviendo. Un paquistaní que estaba al acecho, se me ha acercado a venderme o un paraguas o ...