jueves, 7 de julio de 2011

Del respeto al maestro

Dice Francesc Eiximenis: 

"Los nostres maestres devem encara oir de tot nostre cor, e açò per tal quant nos il·luminen per llur doctrina e ens són raó de tot nostre bé (...). Llegim que Hipocràs ordonà que en la sua escola negú no gosàs impugnar ne res rebujar fins que hagués oït set anys".

O sea: "Debemos escuchar a nuestros maestros de todo corazón, porque nos iluminan con su doctrina y son causa de nuestro bien (...). Leemos que Hipócrates ordenó que en su escuela nadie se atreviera  a impugnar nada de lo recibido hasta haber permanecido siete años en ella".

Así que ya tengo respuesta para la siguiente pregunta impertinente de un alumno: "¿Y usted cuántos años dice que lleva oyéndome?".

5 comentarios:

  1. Mi maestro de Derecho Romano, Alvaro D´Ors - y muchas otras cosas - sostenía exactamente lo contrario, a saber: Que preguntar es un acto de "potestas", y responder de "auctoritas".Y que, en un aula, la "potestas" de hacer preguntas la tiene el alumno, y el Maestro debe responder con su "auctoritas".

    ResponderEliminar
  2. Aplaudo a Dhavar. Y es que, sobre todo, depende de la pregunta, maestro. Depende.
    Aunque lo más cómodo es seguir sosteniendo que de Platón aquí sólo notas a pie de página.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, pongámonos serios, pues. Eiximinis no olvida en ningún momento la recomendación que otro franciscano, Guibert de Tournai, dirige a los jóvenes en el "Rudimentum doctrinae": "Elegid el maestro que busque el provecho de los alumnos más que el suyo propio; el maestro que os de un conocimiento seguro y que os permita discutir con él en lugar de pelearos". Pero, en cualquier caso, "Honor doctorum, utilitas scholarium".

    ResponderEliminar
  4. Esto es, con otras palabras, lo que le digo siempre a mis alumnos. Salvo en lo del conocimiento seguro.
    Y eso que yo enseño materias puramente técnicas.

    ResponderEliminar
  5. Don Goyo,

    ¡ay!, es usted un "idealista" o un soñador. ¿Se imagina aguantar a determinados alumnos durante siete años, como siete plagas, seguidos?

    ResponderEliminar

Ahora es cuando tengo miedo

Hace unos días, cuando aún me llevaba bien con la verticalidad, contemplé horrorizado uno de los espectáculos más lamentables que he visto ...