jueves, 7 de julio de 2011

Del respeto al maestro

Dice Francesc Eiximenis: 

"Los nostres maestres devem encara oir de tot nostre cor, e açò per tal quant nos il·luminen per llur doctrina e ens són raó de tot nostre bé (...). Llegim que Hipocràs ordonà que en la sua escola negú no gosàs impugnar ne res rebujar fins que hagués oït set anys".

O sea: "Debemos escuchar a nuestros maestros de todo corazón, porque nos iluminan con su doctrina y son causa de nuestro bien (...). Leemos que Hipócrates ordenó que en su escuela nadie se atreviera  a impugnar nada de lo recibido hasta haber permanecido siete años en ella".

Así que ya tengo respuesta para la siguiente pregunta impertinente de un alumno: "¿Y usted cuántos años dice que lleva oyéndome?".

5 comentarios:

  1. Mi maestro de Derecho Romano, Alvaro D´Ors - y muchas otras cosas - sostenía exactamente lo contrario, a saber: Que preguntar es un acto de "potestas", y responder de "auctoritas".Y que, en un aula, la "potestas" de hacer preguntas la tiene el alumno, y el Maestro debe responder con su "auctoritas".

    ResponderEliminar
  2. Aplaudo a Dhavar. Y es que, sobre todo, depende de la pregunta, maestro. Depende.
    Aunque lo más cómodo es seguir sosteniendo que de Platón aquí sólo notas a pie de página.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, pongámonos serios, pues. Eiximinis no olvida en ningún momento la recomendación que otro franciscano, Guibert de Tournai, dirige a los jóvenes en el "Rudimentum doctrinae": "Elegid el maestro que busque el provecho de los alumnos más que el suyo propio; el maestro que os de un conocimiento seguro y que os permita discutir con él en lugar de pelearos". Pero, en cualquier caso, "Honor doctorum, utilitas scholarium".

    ResponderEliminar
  4. Esto es, con otras palabras, lo que le digo siempre a mis alumnos. Salvo en lo del conocimiento seguro.
    Y eso que yo enseño materias puramente técnicas.

    ResponderEliminar
  5. Don Goyo,

    ¡ay!, es usted un "idealista" o un soñador. ¿Se imagina aguantar a determinados alumnos durante siete años, como siete plagas, seguidos?

    ResponderEliminar

Días de lluvia

Días de lluvia caprichosa. Unas veces, sorda y monótona; otras, violenta, con fuertes ráfagas de viento, que ha llenado las aceras de hojas...