lunes, 27 de junio de 2011

Para comprender la naturaleza...

 ... hay que ser agricultor, aunque sea en la párvula condición de hortelano de la Señorita Pepis, que es mi caso. La agricultura es un culto o una cura del campo que tiene por objeto mantener roturado provisionalmente un claro en el bosque. Pero como decía Horacio -y esta es la clave del asunto- "naturam expelles furca, tamen usque recurret". Es decir, por mucho que intentes mantener a raya la naturaleza, ésta siempre se reserva la última palabra.

¡Tengo una plaga en el huerto! ¡Y no una plaga cualquiera, sino una plaga de "Tuta absoluta", ¡vaya nombre!, igualmente conocida como polilla perforadora, cogollero del tomate o gusano minador del tomate. Así que si el otro día les soltaba aquí tan ufano un "¡Estos son mis poderes!", hoy tengo que bajar la cerviz ante el bosque.

La puñetera Tuta absoluta se está cebando en los tomates y amenaza las berenjenas. ¡Qué estropicio! Ayer por la tarde, mientras contemplaba unos cuantos tomates que habían pasado de un día a otro de su condición de jóvenes promesas a deshechos, pensaba en aquello que una vez me dijo un indigente para animarme a que le diera unas monedas: "Es triste pedir, pero más triste es tener que trabajar".

17 comentarios:

  1. Ya decía doá Emilia que a la naturaleza la llaman madre pero había que llamarla 'madrastra'. Claro que las madrastras de hoy han evolucionado bastante...

    ResponderEliminar
  2. Comprender la naturaleza pero también sirve para comprender la dureza del trabajo del campo: cuando no plagas -tambien en el ganado- sequía, o exceso de agua -que agrieta las cerezas. Si hay buena cosecha precios tirados, si es mala ruina,muchos de los precios son políticos, no reales, etc. De ahí la fuga del campo. Invertir la tendencia és una cosa prioritaria.

    ResponderEliminar
  3. Hay que contraatacar. Con nocturnidad y alevosía si fuere necesario.

    ResponderEliminar
  4. Ya he organizado una coalición internacional. El primer bombardeo selectivo tuvo lugar ayer por la tarde. Tuve que lamentar el fuego amigo que padecieron las fresas.

    ResponderEliminar
  5. Don Gregorio, para estos casos yo lo intento en primera instancia con infusión de nicotina: el tabaco mata, sobre todo a los bichos del huerto, y no afecta a la comestibilidad de los tomates.
    Por si le sirve.

    ResponderEliminar
  6. ¡Nada menos que "tuta absoluta"! Parece ideado por el PP para su deseada mayoría futura... En cuanto la combata con pesticida supongo que dejarán de ser "orgánicos", ¿no?, ¿o hay remedios naturales, como esa joya estética del limón y el clavo contra las moscas? Este hubiera sido un buen escarmiento para roussanianos contumaces, desde luego. No debe de consolar nada, pero, ¿Se sabe cuál es el origen de la plaga?, ¿algún huerto cercano?, ¿o simplemente pasaban por allí, las tutas tunantas, y se han dicho que allí tenían alojamiento en régimen de pensión completa?

    ResponderEliminar
  7. Don Juan: Me temo que hablar del origen de esta plaga no es políticamente correcto (parece que procede de Argentina).

    ResponderEliminar
  8. Arati: El primer chaparrón de insecticida ya les ha caído encima.

    ResponderEliminar
  9. Criteri: Pasé mi infancia sintiendo continuamente este ruego de mi madre: "¡Hijo mío, no seas del campo!"

    ResponderEliminar
  10. Digo yo que esto de 'Tuta absoluta' suena a enciclica Papal, y és que la naturaleza es muy jodida, mucho.

    ResponderEliminar
  11. Si me permite un plagio, o adaptación de plagio:

    Que culpa tiene el tomate
    que está tranquilo en su mata
    en el huerto Gregorial
    y viene un "Tuta absoluta",
    que lo ataca y lo mata
    y lo manda pa Caracas
    por mandarlo a algún lugar.

    ResponderEliminar
  12. A mi me gustaría que me dijera esto mi mujer, "Tuta absoluta!, pero ¡quiá!

    ResponderEliminar
  13. Si le convence, puede tomar nota del método que tiene Manuel Vicent para su huerto:

    http://columnasmanuelvicent.blogspot.com/2008/04/predio.html

    ResponderEliminar
  14. Don goyo, eso le ocurre por empeñarse en no comprar las verduras en Carrefour... Maria Antonieta jugaba a ser pastora y ya ve cómo acabó. Mañana le quiero ver en la cola del súper, y comprando DDT , como mínimo .... La naturaleza es muy (gu)sana

    ResponderEliminar
  15. Ánimo con la tuta, don Gregorio, feromonas y trampas que llaman "atrayentes" y a ver lo que puede salvar!

    ResponderEliminar

De Valera a Balmes

Día de sol generoso, potente, hiriente, incluso, que arranca blancos de las paredes encaladas que han permanecido durmiendo hasta ahora. Y c...