lunes, 6 de junio de 2011

Anda Ocata alborotada

Hay una agitación evidente en el ambiente. Es perceptible en la intensidad con que discuten los corrillos por las esquinas del pueblo y en las miradas cómplices que se intercambian "els ocatins" cuando se cruzan por las calles. Era de suponer que algo grande estaba a punto de pasar. Hoy, finalmente, he tenido conocimiento del asunto: el día 20 Belén Esteban asistirá a una boda que se celebra en nuestro ayuntamiento. Uno no sabe nunca detrás de qué esquina le está esperando la Historia.

Espero tenerles a ustedes puntualmente informados.

11 comentarios:

  1. Javier: Son estas unas situaciones tan cargadas de tensión que cualquier minúscula chispa puede ocasionar un vete a saber qué.

    ResponderEliminar
  2. ¡Coño! ¡Enhorabuena! Y a ver si, de paso, arreglan el tema de la estación del tren.

    ResponderEliminar
  3. Don Angel: Pues ahora que lo dice... La verdad es que Ocata tiene apeadero por concesión caprichosa del caprichoso Amadeo de Saboya, que nos visitó en su día... Quizás la llegada de la Princesa del Pueblo nos proporcione la oportunidad de un aggiornamento.

    ResponderEliminar
  4. (...) pues vayan pasando el fumigador, cuando se vaya. La aristocracia de baja alcurnia sólo deja ladillas y piojos a su paso. Ah, y el "aggiornamento" es otra cosa. De esto último saben mucho los comunistas que en su día fueron.

    ResponderEliminar
  5. No sé cómo vive Vd. en sí, si tan alta visita espera...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Aaaaaaaaaaaaaaaaaagh............ y yo que he venido a Nueva York para ver a Paris Hilton! Si lo sé no vengo. Mala suerte.
    Don Goyo, no le hablé a Belén de Jesús..... de Ubrique
    Qué lo disfrute. Espero detalles minuciosos cuando vuelva.

    Tocho alicaído por la pérdida del evento, de la aparición, de la encarnación semejante.

    ResponderEliminar
  7. Estoy intentando convencer al alcalde entrante, que nada más llegar ha de vérselas con semejante evento, de que me haga ujier por un día.

    ResponderEliminar
  8. Me aseguraron ayer que la boda será en Alella y que el banquete nupcial (de dos maridos) se celebrará en un conocido restaurante de esta localidad.

    ResponderEliminar

La cortesía

Hay un singular placer en hablar bien en público de alguien que ha hablado mal de ti en privado... y que seguramente te está oyendo. Es una ...