jueves, 6 de agosto de 2009

Loa apresurada de Jim Tedesco

Los Estados Unidos son un país muy raro. Está lleno de políticos estrambóticos y desmedidos empeñados en asuntos tan esotéricos como el de controlar cómo se gasta el gobierno cada céntimo de los impuestos de los contribuyentes. Ya se ve que son gente sin ideales, que sólo piensan en dinero. El último ejemplo de la excentricidad materialista del país nos lo ha proporcionado Jim Tedesco, un político republicano de Nueva York que se ha empeñado en que los ricos que van a la cárcel se paguen de su bolsillo una parte, al menos, de su estancia. El Estado de Nueva York se gasta 25.000 dólares por presidiario y año, sin hacer distingos entre un convicto llamado Madoff y un ratero anónimo. ¿Por qué -se pregunta Tedesco- el erario público tiene que contribuir al mantenimiento de un tipo que, como Madoff, ya le ha costado al contribuyente un riñón?"

Se han presentado propuestas similares a la de Tedesco en New Jersey y Georgia. Bien mirado, no deja de ser una intervención socialdemócrata: que contribuya más en el saldo de sus deudas sociales aquel que más tiene.

17 comentarios:

  1. Creo que eso de que los neoingleses están "empeñados en asuntos tan esotéricos como el de controlar cómo se gasta el gobierno cada céntimo de los impuestos de los contribuyentes" es propaganda. El presupuesto de esa gente es incontrolable (de hecho querer controlarlo supondría una catástrofe contable).

    Sencillamente se entretiene a los sádicos estúpidos que no hace tanto lamían el culo de Madoff con desmedido afán.

    ResponderEliminar
  2. Son absurdos hasta para emitir teorías y comerse el coco.

    ResponderEliminar
  3. No es propaganda, pero populismo no le falta a Tedesco. Ya me dirás cuanto se va ahorrar NY: por cada Madoff en la cárcel hay decenas de miles de presos sin un duro: el ahorro por preso debe salir a 3$...

    ResponderEliminar
  4. Tumaíto: lo que cree usted sí que es resultado de propaganda. Compare como se controla el presupuesto en el Congreso y en las Cortes, o escuche un debate entre Obama y McCain y compárelo con uno entre Zapatero y Rajoy.

    JSM: totalmete absurdos; hasta les debemos este medio en que nos estamos comunicando, el ordenador que usamos y los programas que los mueven. Como dijo aquél: ¡que se coman el coco ellos!

    rA: del mismo modo que cuando se suben los impuestos del tramo superior de ingresos no se hace sólo pensando en la recaudación.

    Debo tener un mal día.

    ResponderEliminar
  5. Claudio, aquí un amigo.

    La información la he recogido del último The Economist que, por cierto, le da un varapalo tremendo a ZP.

    Madoff, por cierto, no está en ninguna penitenciaria del Estado de nueva York. Pero no es eso lo que me llama la atención. Yo estaba pensando que si aquí la propuesta la propone ZP, pasaría por una medida progre.
    ¿Es populista? ¿Dónde acaba el populismo y comienza en democracia la gestión seria no populista de la cosa pública?

    No hace mucho tiempo me comentaba un importante político catalán, firme sostén del tripartito, que el Parlament no hace más que estropear las leyes que le envía el govern. Posiblemente haya bastante verdad en esto, pero referido a todos los parlamentos.

    ResponderEliminar
  6. Los Estados Unidos son un país muy muy raro. Hoy mismo, unas cuantas horas antes de la votación que ha confirmado a Sotomayor como nueva jueza del Tribunal Supremo, había que ver la cola de gente que bajo un sol de justicia esperaba para ver las votaciones en el Senado. Muy muy raros. El otro día en el Museo de Historia alguien se atrevió a bromear viendo un vídeo dónde se preguntaba a los ex-presidentes vivos qué era lo que más les había gustado de su cargo. Habló Clinton, claro, y el buen hombre se atrevió a insinuar que lo que más le había gustado al ex-presidente Clinton eran sus becarias. Desafortunado gracioso, acabó pidiendo sinceras disculpas a una anciana que, indignada, le recordaba que se trataba de un ex-presidente de los Estados Unidos de América.
    Como cabras, vaya.

    ResponderEliminar
  7. Doncs no ho acabo de trobar pas descaballat...

    ResponderEliminar
  8. ¿De veras cree usted, Don Claudio, que esas dos asambleas fiscalizan las cuentas?

    No digo yo que la representación teatral de los neoingleses sea mejor que la de los españoles y más edificante pero fiscalizar aquello es equivalente a contar los granos de una playa (cuyo número ni siquiera es constante en el tiempo).

    ResponderEliminar
  9. Dice mi nuera que soy un friki de los Estados Unidos. Seguro que así me ve más de uno y, por lo tanto, algo de verdad habrá en esta descripción.
    Recientemente comentaba ante unos amigos que el consenso generado por Duncan, el secretario de educación de Obama, entre los dos partidos es inimaginable entre nosotros. Aquí nos va más la vertiente cainita de la política. Basta leer la prensa estos días para comprobarlo. Estos amigos justificaron la diferencia alegando que los Estados Unidos nos llevan doscientos años de ventaja en experiencia democrática. Tengo que añadir que son progresistas y creen que todo lo malo lo cura el tiempo. Yo, que soy más straussiano me temo, por el contrario, que la diferencia no está en la cantidad de tiempo que cada uno de nosotros lleva votando, sino en nuestra respectiva fundación de la experiencia democrática. El constitucionalismo norteamericano está fundado de manera muy distinta (y no me refiero a sus avatares históricos, sino a sus componentes filosóficos) que el nuestro. Nosotros, para comenzar, no tenemos ni un "we" (pienso en el "We the people" que abre la constitución americana) que no sea problemático.

    ResponderEliminar
  10. ¿Les cuento una teoría de un amigo, no especialmente aficionado a las teorías confabulatorias?
    Según él, dentro de pocos años Madoff ya no estará en ninguna cárcel, sino que estará en libertad como consecuencia del pacto que ya ha realizado, a cambio de silencio y dinero. Del mismo modo que, sigue mi amigo, no nos sería posible encontrar a día de hoy a Noriega en ninguna cárcel americana.
    No me convence, pero uno se queda con la sensación de que es aún más tonto de lo que pensaba.

    Respecto a las leyes del Gobierno respecto a las del Parlamento, yo opino lo siguiente. Cuando a menudo se oyen quejas del tipo: 'es que, claro, la oposición sólo sabe no dejar gobernar', yo pienso: eso es la democracia. Y lo encuentro como algo bueno que tiene.

    ResponderEliminar
  11. cuidado que me sale el economista de dentro...

    para mi una medida es populista cuando se hace a salto del ultimo titular y no se echa ni una ojeada a los costes y beneficios. (Claro que asi puesto creo que no hay mucha politica no populista, pero bueno).

    En mi mundo de rosas, Tedesco diria "vamos a hacer que los ricos paguen por su carcel y asi nos ahorramos $5 por preso." Good luck, Tedesco...

    En USA hay excelente ejemplos de fiscalidad responsable, y NY state hace poco se cargaron unas leyes que mandaban a la prision a todos los drug offenders (las Rockefeller laws),

    http://www.nytimes.com/2009/03/26/nyregion/26rockefeller.html

    y parte del argumento fue un simple coste-beneficio en el que el estado se ahorraba suficiente dinero que hasta podia pagar por programas de prevencion y tratamiento.

    ResponderEliminar
  12. Claudio:Por supuesto, para eso está también la oposición. Pero el también" tiene su importancia. La democracia es una magnífica causa, pero eso no significa que sea una causa perfecta. Yo creo que políticamente es la mejor de las causas imperfectas... dejando claro que las causas perfectas no son políticas sino, quizás, teológicas. Más de una vez he dejado dicho por aquí que es importante tener consciencia clara de la imperfección de las causas cuya nobleza defendemos... porque es esta consciencia la que garantizará nuestra fidelidad a las mismas en las horas bajas (en las horas en las que la democracia dista mucho de estar cerca de la mejor versión de sí misma). Pienso en Weimar.

    ResponderEliminar
  13. Tiene razón Don Gregorio, no hay ningún we, pero, la revancha se la toman cuando hablan, sus declaraciones a menudo empiezan, tanto por parte del gobierno, como de la oposición... Los Españoles piensan...., los españoles se preguntan...

    ResponderEliminar
  14. Sin duda tiene usted razón. A mí me tira mi desconfianza hacia cualquier gobierno y por eso soy menos sensible a los casos en los que se le entorpece (o limita, según se mire).
    Evidentemente, una cosa es la división de poderes y la 'distribución de pesos' y otra es que la oposición sea incompetente y obstruccionista.

    ResponderEliminar
  15. ¿division de podres? a pero... Aún existe alguien que se lo cree?

    ResponderEliminar
  16. Leído hoy:

    "Truth in itself is rarely sufficient to make men act." (Clausewitz, On war)

    ResponderEliminar
  17. Damos la vida fácilmente por una metáfora o una metonimia, pero por un silogismo... eso ya es más complciado...

    ResponderEliminar

Hoy más actual que ayer...