lunes, 15 de diciembre de 2008

No ha habido manera

No, no ha habido manera. Me he encontrado con ELLA por casualidad, navegando por esos mundos de Dios, y ya no he podido escribir el post que tenía previsto sobre el alma en el Alcibíades I. A su lado se me ha empequeñecido -la reflexión sobre el alma- de tal manera que ha perdido toda su relevancia.

Añadido a las 10:49 del martes:

Tras el acerbo comentario de Júlia, tan desalmado, me veo en la obligación de salir en defensa de la belleza y aporto como pruebas estas fotos de cuanto ELLA aún no era ELLA



Sólo de una Rita Cansino se podía modelar una Rita Hayworth.

26 comentarios:

  1. Si no veo mal, es Rita Hayworth, la mujer más hermosa del cine. Humildemente creo que le legó su corona a Monica Bellucci.

    Abrazo

    ResponderEliminar
  2. Esto sí que es un soplo de aire fresco, bello y natural entre tanto bisturí, liposucción y botox.

    Nos leemos.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, no exageren, no tan bella y natural, en los estudios le hicieron grandes arreglos, como pelarle la frente, que la tenía muy estrecha, arreglarle toda la dentadura, no había botox pero sí otras técnicas. Hace años hicieron en el CCCB una exposició de fotos de actores y actrices famosos de antaño 'antes' y 'después' y se podía comprobar. La única que era guapa de nacimiento de todos aquellos era Lana Turner. Admito que puede ser envidia: no nos engaña así naturaleza?, pues ese cielo azul que todos vemos, ni es cielo ni es azul, lástima grande que no sea verdad tanta belleza, como decía Argensola en un soneto muy gráfico sobre una dama bella gracias a dinero y 'afeites'.

    ResponderEliminar
  4. Hombre, segura que uno o varias partes del alma te han motivado para cambiar el plan previsto...

    ResponderEliminar
  5. Luc: No ves mal. Estoy de acuerdo en que ha sido la más hermosa, respecto a su heredera... eso habría que discutirlo muy despacio...

    ResponderEliminar
  6. Júlia: Me parece de muy mal gusto venir diciendo que los reyes son los padres o que por mucho que cumplamos años nunca conquistaremos la "serena madurez".
    En este Café de Ocata se cree firmemente en las nobles mentiras y estamos vacunados contra todo tipo de verdades mortales. Así que si usted pretende rebajarnos el cielo, ha errado el tiro.
    Lo dicho: Es usted innecesariamente cruel.

    ResponderEliminar
  7. Yoriento: Decia Safo: "Pues te miro tan solo y al punto mi voz enmudece"

    ResponderEliminar
  8. Bueno, vale, pido perdón públicamente, era envidia pura y dura. Pero no me negarán que la mejoraron bastante. Admito que en aquella escena de Carmen comiéndose la manzana... En fin, què hi farem, nada puede la cruda realidad contra los sueños, sobre todo si son eróticos. Que una Gilda aún sigue siendo una gilda.

    ResponderEliminar
  9. Pues yo creo que el cielo, es cielo y es azul. Si lo vemos azul, es azul. Y en cuanto a cielo... Pues el cielo es cielo y los cielos cielos son.

    ResponderEliminar
  10. Pues ya me he hecho un lío.
    ¿Sigo leyendo a Platón o me pongo el DVD de Gilda?

    Nota: a mí Ava Garner me parece mucho más platónica.

    ResponderEliminar
  11. Abelunimbus: ¡Y quien diga que el cielo no es azul, es que no sabe lo que es la luz!

    ResponderEliminar
  12. Claudio: Que no sirva de precedente, pero aquí no puedo estar de acuerdo con usted. La Garner era puro hilomorfismo, con una fortísima concentración de "hyle", es decir, de materia. Mientras Rita es la materia sublimada o, mejor dicho, a punto de sublimación (la symploké de la forma materializada).
    Por eso, ver Gilda convalida una lectura del Banquete en cualquier facultad de filosofía mínimamente seria, mientras que ver Mogambo ayuda a entender las Categorías aristotélicas.

    ResponderEliminar
  13. Ava tenia un encanto salvaje ya de nacimiento ...Rita supo buscarlo , y partia de buena materia prima , tiene su merito remodelarse y saber esforzarse .....las dos me gustan .

    ResponderEliminar
  14. Señores filósofos, intelectuales todos, modérense, modérense, vean como acaba el sesudo profesor del Ángel Azul tras las piernas de Marlene... Hombres!!!!!

    ResponderEliminar
  15. En busca de consenso: ¿Podríamos decir que ELLA pasó de pretendiente a primera dama de Bolliwood a primera dama de Hollywood?
    Respecto al profesor ese, no quiero saber de qué me habla.

    Peggy: Encanto salvaje, ciertamente.

    ResponderEliminar
  16. Como Jessica Lange antes del botox (en El cartero siempre llama dos veces) ninguna.

    Repito:

    Como Jessica Lange antes del botox (en El cartero siempre llama dos veces) ninguna.

    ResponderEliminar
  17. ¿sueñan los filósofos con androides perfectos?

    ResponderEliminar
  18. Napoleón: Casi casi estoy de acuerdo con usted.

    ResponderEliminar
  19. Francesc: Y en el mismo momento en que dejan de soñar, dejan de ser filósofos.

    ResponderEliminar
  20. "Nada os pertenece en propiedad más que vuestros propios sueños", decia Nietzsche, ergo Rita Hayworth tiene dueño.

    ResponderEliminar
  21. Yo soy más de Lauren Bacall...esa frialdad desarmante...

    ResponderEliminar
  22. A mí siempre me gustó la Gloria Grahame, y teniendo en cuenta aquella película en la que la desfiguran lanzándole al rostro café recién hecho, la traigo a colación, vía renfe, al café de Ocata.

    Serenos. Saludos.

    ResponderEliminar
  23. Perdon, sé que llego tarde pero es que me propuse y se me olvidó pero no me resisto a comentar que mi actriz preferida era/es, sin duda, Rita. Su apolínea elegancia no ha sido siquiera emulada.

    Por cierto, a modo de anécdota (no sé por qué en este blog tengo por costumbre largar anécdotas triviales), siempre me había interrogado por qué tenía tan pocas películas famosas hechas; pues bien, gracias a la wikipedia descubrí que al parecer tuvo alzheimer de forma que por ello llegó un momento en el que no era capaz de aprenderse diálogos lo que le imposibilitó el hacer otras películas como Gilda o La Dama de Shangai (y de rubia con el pelo corto, ¿qué?) sino seguro que sería aún más famosa, ¿verdad?

    De hecho la desesperación que le produjo la enfermedad le provocó caer en la bebida...

    En fin. En cuanto a la sucesora pues yo, sinceramente, no la veo a día de hoy. Lo siento. Belluci, por ejemplo, es más dionisiaca; por decirlo de algún modo.

    ResponderEliminar

El landismo dramático

El landismo dramático, en El Subjetivo.