viernes, 5 de diciembre de 2008

Ayer

En La Granja Viader a eso de las seis de la tarde. Vengo de grabar un programa con Carles Capdevila en Catalunya Ràdio. Justo delante de mi mesa, este letrero: "A l'obrador d'aquesta granja, l'any 1931, es va elaborar per primera vegada el Cacaolat". A mi derecha dos amigas maduras y, a mi parecer, sobredecoradas. Una le regala a la otra dos acuarelas. ¡Gracias Dios mío por ahorrarme regalos de este tipo! A mi izquierda un matrimonio joven y un bebé. La madre le da de mamar al niño y el padre le da cucharitas de chocolate a la madre. ¡Un pesebre viviente! Sobre mi mesa tengo el CD que me acabo de comprar por tres euros, en una tienda de segunda mano: Concha Buika canta "Mi niña Lola" y "Ojos verdes". Salgo de la granja para ir a Pedralbes. En Esade se presenta la "Convocatòria social per l'educació a Catalunya". He participado directamente en los trabajos preliminares, junto a Xavier Antich y Joan Majó. Más tarde me espera, aún, L'Hora del Lector, con Emilio Manzano, al Canal 33. En la calle me encuentro con Ferran Saez, probablemente el mejor ensayista en catalán. Lleva boina, una boina pequeña y ajustada. En cuanto me ve se la señala. Le explico la diferencia entre los txapelaundis y los txapeltxikis. Los primeros, caracterizados por su boina de alero, tendían a ser liberales; los segundos, de boina encasquetada, tendían a ser más conservadores. Nos reimos y a punto estamos de cantar el Oriamendi. Pero no están los tiempos para bromas.

13 comentarios:

  1. Buika es impresionante, "gallina de piel" que diria Johan, y es de Menorca, cantando copla a ritmo de jazz con sabor mediterràneo, Si esto no es globalización.......

    ResponderEliminar
  2. Por poco que uno tenga afinado el oído, hay momentos en los que da un respingo. Acostumbrado
    al incesante runrún por el que vive rodeado, al escuchar algo con sentido y bien dicho reacciona de inmediato, como ante una aparición.
    No puedo dcir que el de ayer por la noche fuera propiamente uno de esos momentos, porque ya iba preparado.
    Pero de todos modos, el efecto balsámico fué el mismo. Para decirlo con palabras del Gato
    Pérez, usted, Sr. Luri, es de esos que 'todo lo que saben, lo saben enseñar'. Que no es poco.
    Enhorabuena y gracias.

    PS: Por si le apetece, le adjunto un enlace en el que dan un palo bien dao al Zizek.

    http://www.tnr.com/story_print.html?id=097a31f3-c440-4b10-8894-14197d7a6eef

    ResponderEliminar
  3. Francesc: Totalmente de acuerdo. Un fenómeno.

    ResponderEliminar
  4. Interesante la relación entre boinas y filiación política. Tengo entendido que los turcos tenían algo similar con el bigote y en mi país, Argentina, en la época de federales y unitarios, se distinguían por la combinación entre barba y patillas. Los segundos usaban una barba unida a la patilla que sin bigotes les dejaba la cara con una U capilar.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Mmmm, las Viader, mis meriendes preferides desde tiempos ancestrales, ademas me evocan Taxi Key, por lo del Cacaolat.

    ResponderEliminar
  6. LUC: La diferencia la aprendí en Pío Baroja, que sobre vascos sabía mucho.

    ResponderEliminar
  7. Júlia: "Les granges" fueron para mi el descubrimiento de que, efectivamente, "el hecho diferencial catalán" no solamente existía y era consistente, sino que, además, convencía.

    ResponderEliminar
  8. Concha Buika está bien, no digo que no. Pero, ¿han escuchado las coplas de Madrugá de Martirio con Chano Dominguez por ahí dando toquecitos? Yo simplemente no encuentro palabras.

    Y, por cierto, también me apetece el que acaba de sacar Carmen Linares al compás de JRJ.

    ResponderEliminar
  9. Don Gregorio y compañía,
    quiero hacer constar, únicamente, mi coincidencia con la valoración de Ferran Sáez http://adu1.wordpress.com/2008/11/18/contra-las-utopias/
    muy buenos días desde Sevilla

    pd. Bueno, sólo una consideración adicional para Armando: pone la piel de carne de gallina. Carmen Linares en su, por ahora, última entrega.

    ResponderEliminar
  10. A ver, don Armando y don Adu: Concha Buika está inefable cantando "Mi niña Lola", que es la canción que yo le cantó de vez en cuando a mi niña, Alba. Y aquí, como ustedes comprenderán, tengo derecho a tener mis debilidades.

    ResponderEliminar
  11. Todo suma, don Gregorio. Bueno, todo no. ¡Casi todo!
    Saludos constitucionales, catalanes y aflamencaos desde Tomares
    (por cierto, el té y esta nota con Die Zauberflöte de fondo)

    ResponderEliminar
  12. No sé si lo conocen,

    http://www.literature-map.com/aristotle.html

    ResponderEliminar

Un ángel negro en Madrid

      Iba yo ayer por la tarde caminando tranquilamente, aunque cargado de libros, por una calle de Madrid, cuando vi a un ángel negro habla...