lunes, 29 de febrero de 2016

Las claves de la lectura


3 comentarios:

  1. Perdón por la imagen, pero en los vacíos terribles de esos ochos tejidos veo ahorcados a un montón de aprendices...

    ResponderEliminar
  2. Y hasta,los veteranos ... Nos hemos de dejar la piel por torsionar ese malla fibrada y no quedar paradójicamente, atrapado en sus intersticios.

    ResponderEliminar
  3. Perdone que entre un poco con calzador, don Gregorio.

    Es algo que se me ocurrió hace un tiempo, pero que no puedo desarrollar.

    Lo que presuntamente son conocimientos (como ortografía, gramática, sintaxis y léxico) son capacidades de comunicación lingüística.

    El fallo está en absolutizar el momento de aprendizaje. Que son capacidades, se empezará a advertir entre una o dos décadas después de que se comiencen a aprender.

    ResponderEliminar

El daimon de Bruto

"Era la noche muy profunda, su tienda la alumbraba una luz no muy clara y todo el campamento estaba en silencio. Él, envuelto en sus r...