domingo, 10 de enero de 2021

Por una cultura del agradecimiento

Le escribo a mi querido y admirado amigo C. G., director de un magnífico colegio madileño. "En realidad -le digo-, no me gusta nada la expresión cultura del esfuerzo, aunque la haya utilizado más de una vez. Lo que me gustaría es poder transmitir a nuestros alumnos la alegría por la bendición del trabajo. No se trata, pues, de recuperar ninguna perdida cultura del esfuerzo o del ascetismo sacrificial, sino de ser capaces de dar forma a una cultura del agradecimiento por las oportunidades de desarrollo personal que nos brinda cada reto intelectual riguroso".

2 comentarios:

  1. De eso sabían mucho en mi colegio. Un beso

    ResponderEliminar
  2. Es muy agradable el enfoque positivo, centrarse en el agradecimiento y en las oportunidades que nos brinda la educación. Me ha gustado

    ResponderEliminar

Hasta mañana

Aplastado por una tonelada de trabajo insperado y urgente que me ha caído encima paso por aquí para decir "¡Hasta mañana!". Hay qu...