viernes, 26 de julio de 2019

¡Atención!


I
"Hola Gregorio [...]. Me gustaría compartirte toda la investigación que estamos desarrollando sobre los procesos atencionales y su influencia en los procesos de aprendizaje. Estamos trabajando de la mano del MIT de Harvard y utilizando tecnología de Brainco de Harvard a través de una diadema que recepciona estímulos electromagnéticos y los traduce a una onda de atención del alumno. Todo ello lo hemos utilizado en el diseño de un protocolo de entrenamiento llamado Progrentis para el desarrollo de destrezas y habilidades del pensamiento y Gracias el estudio estamos personalizando y optimizando la ruta de entrenamiento de cada alumno". Sigue una invitación a conocer directamente todo esto, a la que respondo afirmativamente de manera inmediata.

II
Hace unos meses contactó conmigo una importante empresa de juguetes para mostrarme el proyecto de un juguete que educa la atención.

III
Mi curiosidad es siempre mucho mayor que mi escepticismo.

IV
En español, la atención es algo que se presta; en francés, algo que haces; en inglés, algo que pagas; en alemán, algo que regalas.

V

La atención, a veces, te permite huir a tiempo.
Consejo de Juan Casiano (360-435) a los monjes en sus Institutes: "Un monje siempre debe huir tanto de las mujeres como de los obispos".

VI
Ayer, largo baño en el mar al atardecer, con una sensación extraña: el agua estaba demasiado caliente.   El Mare Nostrum como Sopa Nostra.

6 comentarios:

  1. En español, la atención es algo que se presta; en francés..."

    Pues mi padre, que empezó a segar con 13 años en la posguerra después de cuidar cerdos desde los 10 sin "ayuda psicològica" por la pérdida de su padre..., siempre nos decía que en las cosas hay que PONER atención, que teníamos que fijarnos en las cosas, que teníamos que poner interés... Todos su 4 hijos hicimos una licenciatura, trabajando en verano "para ayudar"... Creo que no nos ha ido mal apelando a la voluntad y poner ganas delante de las dificultades en la vida.

    José

    ResponderEliminar
  2. Tienes razón, quizás haya que decir que en español se presta atención a algo y se pone atención en algo. Cuestión a meditar.

    ResponderEliminar
  3. el "don" y la "atención"
    dar, poner, regalar o prestar algo de nuestro ser-sujeto al otro (en este caso "objeto"). Se lo damos (nuestro capital que es tiempo), regalamos, o ponemos a crédito,
    Regalo por el mero hecho de "saber por curiosidad" o Inversión por el interés de "saber para poder"....
    EnRi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. quien dona la atención al objeto, a cambio de nada, la pierde: se distrae como hipnotizado por el objeto, como seducido por él. otras veces al prestarla, esperamos cobrarnos los intereses y quedarnos con lo aprendido como prenda. Otras veces, ni damos gratuitamente, ni nos cobramos su esencia, sino que la llamamos (la atención). La atención es una llamada también. Si el que la llama es un objeto, caemos otra vez en su seducción ladrona de nuestro tiempo. Si es el Sujeto quien la llama, la atención, o es un seductor o es un histérico. Aunque una llama no es una llamada, de atención. Para llamadas de atención, siempre hay un guardia, un padre, un jefe o hasta un profesor.
      EnRi

      Eliminar
  4. En francés también la atención se presta: prêter attention à.

    “L'attention est le burin de la mémoire.”
    Duc de Lévis. Maximes et réflexions

    “L’attention, en tout, c’est ce qui nous sauve.”
    Bossuet. Politique tirée de l’écriture sainte

    ResponderEliminar
  5. https://longreads.com/2019/07/22/reading-lessons/

    ResponderEliminar

Una experiencia inédita

Cuando he salido a la Plaza de Cataluña estaba lloviendo. Un paquistaní que estaba al acecho, se me ha acercado a venderme o un paraguas o ...