domingo, 10 de enero de 2016

Prácticas de educación emocional 3

"No puedo medir ni detener mis pasiones, que no pasen del punto y tasa que yo quiero, como decir, quiero enojarme tanto y no más; quiero que la irascible llegue a este grado y no a estotro. Esto no está sujeto a mi querer y albedrío (...) nuestras pasiones nos llevan y mueven, y por eso se llaman propiamente pasiones."

- Malón de Chaide, La Conversión de la Magdalena

1 comentario:

  1. El Mago de OZ és una metàfora extraordinaria sobre la respuesta emocional.

    ResponderEliminar

Prometeo teólogo

He estado un par de días en la Facultad de Teología hablando del mito de Prometeo. Creo que nos lo hemos pasado bien, es decir, que hemos p...