miércoles, 3 de marzo de 2010

A Carlos Suchowolski

Hoy he tenido el placer de conocer personalmente a don Carlos Suchowolski y tomar un café con él mientras hablábamos del nihilismo, que es eso tan raro como el silencio, en cuanto se habla de él se rompe. Hemos estado de acuerdo en que para el filósofo la política es un gesto caritativo. Pero después, viniendo en el tren a Ocata, he pensado que en realidad la cosa es un pelín más compleja: la política, para el filósofo, es una de la manifestaciones de la poesía (en el sentido griego del término "poiesis"). No nos habíamos visto nunca antes, pero hemos hablado como si nos conociéramos de siempre.

9 comentarios:

  1. Me alegro de que se extiendan, casi sigilosamente, los caminos de la república buscada.
    El sábado yo también tuve ocasión de conocer a Carlos (me parece que Suchowolski de apellido, si puedo corregirle, D. Gregorio) y charlar e intercambiar fragmentos de futuras conversaciones. Comimos unos callos magníficos y bebimos buen vino al correr de la tarde, y tuvo todo ese aire grande y efímero de lo que merece la pena.
    Saludos fraternales

    ResponderEliminar
  2. ¡Me cachis... qué cosechas que voy haciendo: gracias a ambos dos por todo y por ese "en sí" en el que estamos y nos encontramos: sin duda, ese "en sí" (el mundo, entre otros nombres alegóricos), tiene la "virtud" de darnos cosas que nos hacen valorarlo.

    Gregorio: ¿sabes que aproveché la espera para bajar a la librería? ¿Y a qué no sabes qué libro me llevé? NO, no fue el de Pascal... preferí el tuyo sobre Sócrates... Ya te contaré.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Publicada ya su ficha, previo seguimiento y vigilancia, ahora de lejos, ahora de cerca.

    ResponderEliminar
  4. Rectifico: estará visible a partir de las 8:00 del jueves día 4.

    ResponderEliminar
  5. ¿Y de qué se puede hablar mejor que de la negación, tan afirmativa ella? Envidia de conversación. Esa es la hibris de los políticos, que están convencidos de que su decir es un hacer, que son seres performatiivos. ¡Angelicos...!

    ResponderEliminar
  6. Don Juan: Los políticos son como artistas que no conocen su modelo.

    ResponderEliminar
  7. El hombre es un artista que no conoce ni su modelo ni es capaz de plasmar el que supone...

    ResponderEliminar
  8. Por cierto, edita el apellido que no quiero que me tomen por un pedagogo soviético... ¡faltaba más!

    ResponderEliminar

De vuelta al Café

Vuelvo al Café después de unos días en el infierno (mareos, vómitos, vértigos, incapacidad para soportar la luz... y, además, de Rodríguez)...