lunes, 23 de noviembre de 2009

Todos los mundos están entre líneas



6 comentarios:

  1. Curioso. Me produce una doble sensación. De atracción y de repulsión. Lo primero, resulta obvio. Lo segundo, lo ha expresado mejor que lo pudiera hacer yo mismo un comentario en Boingboing:

    "Sorry, but I really, really hate that metaphor. As an avid reader, visualisation of what I read is a non-issue for me and for years I thought that it's only something children do. I don't have anything against movies, but the assumption that a book is some kind of mind-movie is somehow offensive to me".

    Quizá no tanto, pero algo de ello hay. O sea, que la atracción tal vez se deba a la pervivencia de la infancia. En mi caso, claro.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Dice Popper que nada más fácil que leer entre línias. Y lo dice hablando de Platón. De ahí la claridad de sus mundos, imagino.

    ResponderEliminar
  3. Carai, Àngel, expresas muy bien (con la ayuda del comentario que reportas, de tono un tanto pedante pero bastante exacto) lo que me ha sugerido mientras lo veía (escuchaba, menos, pues mi comprensión oral del inglés es lamentable): fascinante pero reduccionista. Quizá porque últimamente leo poca novela y ficción en general, pocas "aventis", vaya (con todo mi amor y mis repetos por la buena narrativa). Por ejemplo, en estos momentos estoy abducida por las fascinantes memorias de J. F. Revel, fascinantes en otro sentido, y se me ha ocurrido que la historieta del video (si la he entendido bien) no podía reflejar la fascinación que pueden suscitar otros géneros distintos a la ficción.

    Pero bueno, es interesante e ingenioso. Cuanto menos, mucho mejor, con creces, que las campañas que se estilan por aquí. Gracias, Gregorio.

    (Impagables los hierbajos arrastrados por el viento estilo western.)

    ResponderEliminar
  4. Adu: Yo cuando he visto en vídeo no he podido dejar de pensar en Salgari. Sí, efectivamente, es un ejercicio de melancolía.

    ResponderEliminar
  5. Ferran: Ya sabes que Popper se cree el discurso fúnebre de Pericles al pie de la letra, sin atreverse a pensar que los atenienses son también los responsables de lo sucedido en Melos. Tucídides sabía más filosofía política que Popper.

    ResponderEliminar
  6. Teresa: Posiblemente toda fascinación, como el amor (y como el odio), sea fruto de un reduccionismo.
    A mi, con perdón, me ha gustado.

    ResponderEliminar

El amparo de las sombras

Reseña en Libros de Cíbola