viernes, 26 de junio de 2009

Cosas vistas

I

II
Vi ayer por la tarde a una pareja de turistas poco más que adolescentes zampándose una paella en la Rambla de Santa Mónica bajo la lluvia, empapándose, pero ajenos a todo. Eso también debe ser amor. Por cierto Celia, llegué tarde y ya no te vi.

III
Vi también a un hombre de mediana edad y no especialmente robusto cargar con una viga de hierro de ... no sé... metro y medio como mínimo. ¡Y como si nada!

IV
He visto esta mañana en la estación de Mataró una joven musulmana con la cabeza encasquetada en un pañuelo, chaqueta vaquera de mangas largas y un vestido vaporoso, de pie en el andén, a contra luz, completamente transparente. Llevaba unos zapatos blancos desgastados y calcetines largos y gruesos que le llegaban hasta las rodillas. No digo más. Llegó el tren por la vía dos con destino a Hospitalet de Llobregat. Nos subimos, se puso en marcha y la perdí de vista.

19 comentarios:

  1. Walla Luri
    pues yo al final me quedé bastante tiempo...
    hasta que huí a la acera de enfrente, porque me invitaron a cenar en el Amaya.
    Le tengo que hablar de mi pseudo-triunfo en el concurso para el departamento.
    :-)

    ResponderEliminar
  2. Nunca sé si escribir, como usted ha hecho: "Nos subimos, se puso en marcha y la perdí de vista." o "Nos subimos. Se puso en marcha. Y la perdí de vista."

    Lo peor es que a mí el cuerpo me pide: "Nos subimos. Y se puso en marcha. Y la perdí de vista".

    Nunca aprenderé a escribir, Don Gregorio.

    ResponderEliminar
  3. Tumbaíto: Yo aprecio su escritura. Respecto a lo que dice, simplemente lo que pasa es que usted es más micrológico que yo.

    ResponderEliminar
  4. En mi sesera sólo caben estrecheces, y pocas.

    ResponderEliminar
  5. ¿Hablando de la proverbial importancia de la coma? Veo que volvemos a las andadas...

    En ese texto Onetti o Vargas Llosa usarían el punto; Cortázar acaso la coma. O viceversa. En todo caso depende "de la velocidad que se quiera transmitir a la acción narrada".

    ResponderEliminar
  6. Sobre las comas recuerdo un acertijo en el que hay que poner una coma a un texto para que tenga sentido: "Un pagès tenia un gat i la mare del pagés era també el pare del gat." Hay bque poner una única coma.

    ResponderEliminar
  7. Lo recuerdo, don Gregorio. Y si la memoria no me falla, creo que yo sugería que ahí había que poner un punto y coma.

    Por cierto, y cambiando de tercio, voy a ponerle los dientes largos. ¿Sabe quién ha conseguido una entrada para ver a José Tomás?

    ResponderEliminar
  8. ¡Hombre, por favor! ¿Era necesaria tanta cínica crueldad?

    ResponderEliminar
  9. Arrebatos, Tumbaíto (algo así como Cástor y Pólux): Karl Kraus exclamó en su lecho de muerte, al oír la noticia de que los japoneses habían invadido Manchuria: "Nada de esto habría sucedido si hubiéramos sido más estrictos en el empleo de la coma".

    ResponderEliminar
  10. Si, això és Amor en la seva màxima representació. Aquests són els posts que més m'agraden. No sé posar la coma. Avui els enamorats no es mullaran.

    ResponderEliminar
  11. Sí, això és Amor en la seva màxima representació. I aquests són els posts que més m'agraden. I no sé posar la coma. I avui els enamorats no es mullaran.

    ResponderEliminar
  12. ¿Han leído a E. Trías en el ABC de hoy?

    ' La artillería intelectual de Carl Schmitt y de Leo Strauss indujo a ideas que el presidente norteamericano anterior materializó, relativas a la guerra preventiva, al Eje del Mal, y a una propensión a dirimir por las armas...'

    'Barack Obama encarna esa aspiración no extinguida de política de Gran Estilo.'

    En el mismo número, I. Ruiz Quintano comenta:

    'Amigo mío, tu destino no es el de espantamoscas -dice el auténtico Zaratustra.'

    ResponderEliminar
  13. Claudio: La teoría de las inteligencias múltiples me parece que es de aplicación universal.

    ResponderEliminar
  14. ...vi una y mil cosas. Y en ellas me perdí, confundiéndome con cada una, para ser todas, todo el tiempo, y mil veces, como cosas que vi.
    Y solo así, fui circulos en el aire, tuve los mil nombres con los que cada gota es una lluvia...

    ResponderEliminar
  15. El apartado III me recuerda a Justo, un amigo de mi padre. Mediría metro setenta y de lejos no parecía especialmente fuerte, pero colocaba él solito el apero al tractor y levantaba una furgoneta con unas cuantas personas dentro. Era un hombre tranquilo que amaba la tierra, un pagès dels que ja no en queden.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  16. Qué sensación de desamparo me queda con la imagen e la chica musulmana.

    ResponderEliminar
  17. Enlazo y reproduzco a Quino, genial como tantas veces...

    ResponderEliminar

Recogerse por 3€

Los interesados en conseguir este libro por 3€, tienen que mandar un correo a esta dirección:  publicaciones.cultura@cultura.gob.es Ahí les...