viernes, 12 de junio de 2009

Competencias mínimas

La prensa recoge hoy ampliamente los resultados de las pruebas de competencias mínimas pasadas a los alumnos catalanes de 12 años en lengua (catalana y castellana) y matemáticas. Los titulares son unánimes: el 25 por ciento no llega al nivel mínimo. ¿Pero qué se entiende realmente por "nivel mínimo" cuando se trata de competencias mínimas?

Dedúzcanlo ustedes mismos:

  1. Las pruebas no pretendían medir el nivel de los alumnos (es decir, cuál es su dominio real de una materia), sino sólo si han adquirido aquellas competencias que se consideran mínimas en estas materias. Y puedo asegurar que lo que se considera mínimo es realmente mínimo.
  2. Por alguna razón, las competencias mínimas no establecen el nivel mínimo que ha de haber adquirido un alumno para pasar de curso. De hecho, éste no parece ser un condicionante determinante en su promoción. Más aún: los datos nos permiten sospechar que la inmensa mayoría de nuestros adolescentes de 12 años promociona sin problemas aunque no domine las competencias mínimas. ¿Paradójico, verdad? ¡Pues no tanto como lo que sigue!
  3. El 25% de los alumnos que, según los datos estadísticos, no ha adquirido las competencias mínimas no se corresponde en realidad con los alumnos de más bajo nivel académico, ya que a la hora de evaluar los resultados se ha excluido a los alumnos con necesidades educativas especiales, es decir a un 8,8%. Por lo tanto la prueba evalúa al 91,2% de los alumnos catalanes de 12 años. En realidad, pues, los alumnos que no llegan al nivel mínimo es de casi un 34%.
  4. A pesar de ser una prueba de competencias mínimas, los alumnos no han necesitado contestar adecuadamente a todas las preguntas para demostrar su dominio de las competencias mínimas. Con obtener 70 puntos (de un máximo de 100) tenían suficiente. Pues bien sólo el 75% de alumnos con necesidades educativas normales ha superado estos 70 puntos. Es decir que hay un 30 % de competencias mínimas que se ha considerado irrelevante para determinar si un alumno domina o no las competencias mínimas.
  5. ¿Cuántos alumnos han demostrado dominar todas las competencias mínimas? Es decir, cuántos han respondido satisfactoriamente a todas las preguntas? Pues siendo generosos y concediendo un amplio margen de error, no más del 20% de los alumnos evaluados.
  6. En conclusión sólo el 20% del 91,2% de los alumnos catalanes de 12 años domina todas las competencias evaluadas que se consideran mínimas para su edad.

31 comentarios:

  1. No tengo duda que se tomara nota para la proxima prueba de competencia... de que las competencias no era suficientemente minimas.

    Triste.

    ResponderEliminar
  2. En dos palabras: DE MOLEDOR.

    Quiero dar públicamente las gracias a los impenitentes votantes del PSOE, PP y nacionalistas excluyentes catalanes por seguir otorgando su apoyo a tales incompetentes.

    Y sí, no tengo duda de que la próxima vez rebajarán el nivel de exigencia para falsear las estadísticas, que es la práctica habitual en Cataluña y en el resto de España, país de...

    ResponderEliminar
  3. La cosa viene a ser así. Supongamos que como profesor de matemáticas establezco cuáles son los contenidos mínimos que un alumno mío ha de saber perfectamente para sacar un cinco. Pero como soy generoso, en realidad decido que estos contenidos han de ser realmente elementales, pongamos que la tabla de multiplicar y las cuatro reglas. Con esta concepción elaboro un examen de diez preguntas para saber a cuántos no puedo aprobar. Como soy generoso, al alumno con más problemas de la clase, no le paso la prueba y además decido que todos los que respondan a siete de las diez preguntas, aprobarán. Por supuesto la prueba sólo incluye las tablas de multiplicar del 1 al 5 y sumas y restas elementales.

    ResponderEliminar
  4. 1. Pensar que una democracia formal de mediano tamaño, o más, como España, puede tener un sistema educativo de calidad, ahora, me parece un acto de ingenuidad mayúsculo. La sociedad no necesita eso.
    2. Al incorporarnos plenamente a Europa lo hicimos sin llevar a cabo nuestra particular Reforma (no la educativa, sino la mental). La sociedad española no quiere calidad educativa.
    3. Los errores que una sociedad cometa, a la larga los pagará o ya lo está pagando: ni del sol ni del ladrillo se come... eternamente. cíclicamente puede que sí, a expensas de lo que suceda en el mundo.
    4. Una sociedad que se dedica, con una superestructura de expertos pedagógicos y sociólogos a denigrar a los transmisores del saber (maestros, pero sobre todo profesores de... secundaria) se tiene bien ganado lo que le venga encima. ¿Puede sobrevivir la religión a una población dedicada a machacar a los sacerdotes? Pensar que sí, que hay que buscar la responsabilidad en el mediador, inflándole a responsabilidades y burocratismos, sería ingenuo... si no representara una fuga hacia adelante, hacia ninguna parte.
    5. Por si faltara poco, parió la abuela (6000 euros). Un dinero que se dirige al mantenimiento en el Bachillerato de los alumnos. No te digo nada! El PER docente! ¿Es que no? O sea, nada más y nada menos que el claustro de profesores (filólogos, matemáticos, latinistas, etc.) encargado, en época de vacas flaquísimas, de que los padres de familia coman... puesto que el único medio de supervivencia (esto no es inguna broma) lo aportaría el niño, en no pocos casos.

    ResponderEliminar
  5. Quería decir, evidentemente, y no he dicho, que ahora nos vamos a dar cuenta de que la abuela fuma, bebe y se droga. Aparte de saludar (yo).

    ResponderEliminar
  6. Uf, enseñar en Espanya es llorar, y en Catalunya, plorar. La verdad, no creo que se solucione nada, cada vez que se toca algo se estropea más todo. ¿No deberíamos repasar los planes educativos republicanos, ya que de tanta memoria histórica se habla?

    ResponderEliminar
  7. El otro día un sabio de esos pocos sabios que en el mundo han sido y son, a quién nadie escucha, hablando de la crisis econòmica, que no de la educación, decía por la tele que la reforma no ha de ser econòmica sinó moral, por cierto.

    ResponderEliminar
  8. Lo peor (siendo muy malo) no es eso, sino que nadie hará nada por evitarlo. Se intentará camuflar (y tu análisis lo pone de manifiesto) y punto. Y mientras no se reconozca la catástrofe no se arbitrarán medidas para ponerle remedio.
    Recordemos que las competencias mínimas no indican lo que un alumno debe saber (o saber hacer, más concretamente), sino tan sólo el mínimo imprescindible; de hecho, es deseable que un alumno sepa mucho más.
    ¿Nos cortamos las venas o nos las dejamos largas?

    ResponderEliminar
  9. No hace falta hacer estadísticas: basta con pasearse un poco con los ojos y la razón abiertos.
    El nivel mínimo, y no sólo de los alumnos de 12 años, es ¡lamentable!
    Pero que podemos esperar: BCN -capital de Catalunya- es un shopping, no una universidad, un teatro, un museo, o simplemente una ciudad...

    ResponderEliminar
  10. Acabado de leer el post, me digo: "apaga y vámonos" y me dispongo a ponerlo en un comentario cuando veo que A. Duarte ha pensado lo mismo. Pues eso...

    ResponderEliminar
  11. Hay infinitas competencias mínimas. Sin embargo, sólo tienen un número de competencias mínimas en cuenta y, dado que hasta donde yo sé los rellena papeles adolescestes (la verdadera educación para la ciudadanía es esa educación para la burocracia) no son subnormales, encuentro que las competencias mínimas elegidas no son representativas.

    Quienes han redactado las pruebas son imbéciles a todas luces. De hecho, son sin duda, subnormales, pues una solución correcta al problema de que prueba poner hubiese sido algo tan sencillo como una hoja en blanco con: "nombre y apellidos:".

    ResponderEliminar
  12. Quise decir: un número finito de competencias mínimmas en cuenta.

    ResponderEliminar
  13. Siempre igual.

    ¿Avanzaremos?

    Vamos, aunque sea "mínimamente".

    ResponderEliminar
  14. Y usted qué competencias mínimas va a exigir para el Curso sobre... el Vocabulari de Platò?
    Podría adelantarnos aquí el índice del temario....

    ResponderEliminar
  15. Pues ¿Qué es lo que pienso? Que la creación de una generación sin capacidad de pensar criteriosamente es siempre benéfico para la demagogia, las oligarquías y el despotismo.

    Si el ciudadano no se une y toma las riendas en este asunto deberá resignarse a que su hijo forme parte de una nueva raza de corderos aptos para el sacrificio, gente muy capaz de manejar máquinas y redactar memos pero incapaz de tener una opinión propia acerca de nada.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Don Gregorio, en su libro apuesta por la esperanza, nos lo pone muy dificil con estos datos. O es que ha de entenders la esperanza como determinismo.

    Lo que si es cierto y de agradecer son sus reflexiones, parece que los gobienos les esten dando la espalda a la realidad, y ademas ocultarla. (aunque sea contradictorio)

    ResponderEliminar
  17. Yo no quiero hablar de política y políticos sino de lo que vivo en mi Instituto. El equipo docente al que pertenezco ha sugerido que pasen a 2º de ESO alumnos que han suspendido 7 u 8 asignaturas. ¿Razones? Son muy grandes (físicamente) para quedarse en primero. Alucinada, he debido callar.
    Otros alumnos han pasado de curso porque han aprobado en clases de refuerzo. Es decir, están en esa zona de curriculum especial que es más mínimo que los mínimos. Seguramente repetirán curso en 2º, pero de momento, pasan, y pasan como han pasado en la primaria, sin tener los conocimientos necesarios.

    Otro inspector (no al que aludí en mi comentario anterior), me informó hace unos días que en ESO, los alumnos deben cambiar de actividad cada 20 minutos para no aburrirse. Le pregunté si estábamos hablando de primero de ESO o de P3. Me dijo que es lo pedagógico. Qué poco pedagógica soy, dios mío, tratando de centrarme en un tema y procurando que mis alumnos sepan lo que es la concentración.

    En cuanto a primero de bachillerato, en que doy dos horas de clase (y según el programa que ellos mismos me dan debo dar toda la literatura desde jarchas hasta siglo XXI), me informó que de las dos horas que doy, una debe dedicarse a que los alumnos hablen. Hablen ¿de qué? pregunté. Me miró muy crítico. Más todavía cuando le dije que mis clases, en bachillerato, son magistrales. Yo tengo los conocimientos, yo los transmito ¡Horror! Me di cuenta de que estoy completamente desfasada.

    Pero esto no debe contar. Los profes no debemos trabajar, no trabajamos para los inspectores, ni para las autoridades educativas, que parece que tienen diseñado un sistema para embrutecer a nuestros estudiantes. Ellos envían a sus hijos al Liceo Francés, al Colegio Alemán, donde no existen todas estas estupideces. Creo que si el sistema no se cae de verdad, no se derrumba del todo, es porque muchos profes intentamos obviar en lo posible tanta tontería y hacer nuestro trabajo lo mejor posible en bien de nuestros estudiantes.

    ResponderEliminar
  18. Enrri
    El índice en el que estoy trabajando (ya veremos cuánto habrá que recortarlo) es el siguiente:
    Acusaciones
    Acusadores
    Ageometros
    Aidós
    Aiskhrós
    Akrasia
    Alma
    Andreia
    Anypotheton
    Apolo
    Aporía
    Aporreton
    Areté
    Arguía
    Artemis
    Ayuda al logos
    Belleza
    Bien
    Causa
    Caverna
    Caza
    Cronos
    Cuatro elementos
    Cuerpo
    Cuerpos
    Daimon
    Dar vueltas
    Demiurgo
    Diairesis
    Diakhorizo
    Dialéctica
    Diálogo
    Dianoia
    Diatriba
    Diké
    Dioses
    Doxa
    Eikos logos
    Ekmageion
    Elenkhos
    Enkrateia
    Enrojecer
    Envidia
    Epekeina tes ousias
    Epimeleia
    Episteme
    Epopteia
    Ergon
    Eros
    Esfuerzo
    Espejo
    Esperanza
    Exaiphnes
    Filosofía
    Forma
    Phrónesis
    Géneros supremos
    Hedoné
    Khora
    Hombre
    Homoiosis
    Homologia
    Homonoia
    Horizonte
    Huella
    Idea
    Imágenes socráticas
    Infertilidad
    Intelectualismo
    Ironía
    Isonomía
    Koiné
    Línea
    Logoi sokratikoí
    Makrología
    Mala uva
    Manía
    Matemáticas
    Mayéutica
    Magalegoría
    Menein
    Metaxý
    Metempsícosis
    Metoikesis
    Mímesis
    Mito
    Muerto
    No escrito
    Noble mentira
    Noesis
    Nomos
    Oikeiosis
    Paradigma
    Parresía
    Parricidio
    Participación
    Pathos
    Peitho
    Philía
    Phrourá
    Plagio
    Plane
    Pleonexia
    Poetas-Poiesis
    Polis
    Politeia
    Politica-político
    Politiké tékhne
    Polypragmosyne
    Ponos
    Prattein
    Prometeo
    Prometheia
    Protrepsis
    Retórica
    Ruido
    Sensación
    Simetría
    Sofista
    Sophrosyne
    Soma
    Stasis
    Syn
    Syngenesis
    Tékhne
    Tercer hombre
    Thánatos
    Theia moira
    Themis
    Tí estin
    Timiótera
    Uno-diada
    Utopía
    Verdad
    Vocabulario de la utilidad
    Volver atrás
    Zétesis

    ResponderEliminar
  19. Gabriela: Yo me apuntaría a tus clases.
    Un abrazo.

    A los demás: Perdonadme que no os conteste uno por uno, pero es que no quiero insistir en lo obvio.

    ResponderEliminar
  20. Gabriel Zayas: "Pero esto no debe contar. Los profes no debemos trabajar, no trabajamos para los inspectores, ni para las autoridades educativas, que parece que tienen diseñado un sistema para embrutecer a nuestros estudiantes. Ellos envían a sus hijos al Liceo Francés, al Colegio Alemán, donde no existen todas estas estupideces. Creo que si el sistema no se cae de verdad, no se derrumba del todo, es porque muchos profes intentamos obviar en lo posible tanta tontería y hacer nuestro trabajo lo mejor posible en bien de nuestros estudiantes."

    Lleva Vd. toda la razón, y lo dice bellamente. Con eso se consigue tener la conciencia tranquila: dormir bien y todo eso de mirarse al espejo y no bajar la cabeza. Pero varíe el argumento, mire su otra cara: si en vez de obviar las estupideces las pusiéramos en práctica, pues nosotros mismos acabábamos hasta con el recuerdo de lo que significa enseñanza, o instrucción (lo de educación viene de otro sitio, que no conviene recordar). En fin, leamos pues (yo soy de Letras). Y seamos leales con el espíritu. Y que luego salga el sol del tiempo (el zeitgeist) por doquiera...

    ResponderEliminar
  21. Sergio G. Rabadá: "Si el ciudadano no se une y toma las riendas en este asunto deberá resignarse a que su hijo forme parte de una nueva raza de corderos aptos para el sacrificio ..." Pues eso mismo. Pero no lo dé Vd. como problema. El ciudadano ya ha decidido lo que le conviene (vivir tan ricamente). Recuerde a Diógenes, su linterna y su tonel. No creo que haya más (salvo excepciones que testimonian la regla del desierto cultural).

    ResponderEliminar
  22. Me sumo a la exposicion de Don Gregorio, Gabriela

    ResponderEliminar
  23. Todos sois unos pesimistas. ¿Nadie va a dar credito al conseller, quien afirmó con seguridad que esto en la secundaria se arregla?

    ResponderEliminar
  24. Don Henri: La expresión, lo reconozco, no es muy platónica. Sin embargo lo cierto es que Platón tiene muy mala uva.

    ResponderEliminar
  25. Por supuesto MLL. Por eso digo que la enseñanza, con todas sus letras, descansa en la conciencia de cada uno de nosotros, profesores y equipos docentes. Y digo que si este sistema no se ha derrumbado completamente es porque persistimos en el empeño de dar conocimientos a nuestros estudiantes, aunque para ello tengamos que soportar presiones de los de más arriba, que obviamente prefieren que las clases de ESO sean de P3 y las de Bachillerato, de ESO.
    Pro no todos los profes funcionan así y hay que confiar en la conciencia particular de cada uno. De ahí el problema, porque si sumamos las políticas de Educació con el numero de profes pasotas y con las carencias arrastradas por los estudiantes desde la base, tenemos una gran bola de nieve: un alud, vamos, contra el que hay que luchar todos los días. Sin embargo, sepa usted que vale la pena porque 'ellos y ellas' responden.

    ResponderEliminar
  26. MLL: Tienes muchísima razón, y lo que he intentado hacer, si bien es de proporciones atómicas en este macroproblema fue tomar riendas en el asunto y tratar de enseñar a mi hijo a pensar criteriosamente.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Permitame un pequeño analisis de andar por casa Don Gregorio.

    Fracaso escolar>falta de formación>trabajo precario+ baja tolerancia a la fustración>Incremento de las causas penales, entre ellas violencia de genero.

    ResponderEliminar

El landismo dramático

El landismo dramático, en El Subjetivo.