martes, 6 de septiembre de 2016

El Síndrome de Sir Ken

Diálogo mantenido esta mañana:

- ¿Por qué dices que los profesores más efectivos son los que dominan la materia?
- Por una razón muy sencilla: hay que dominar la materia para entender las dificultades de los alumnos y, sobre todo, la lógica que hay detrás de sus errores.
- Entonces los premios Nobel serán los mejores profesores.
- Probablemente no.
- ¿Pero no acabas de decir que el que más sabe, mejor profesor es?
- ¡No!
- ¿Cómo que no?
- He hablado de dominar la materia, es decir, el contenido curricular de la asignatura, no de ser un premio Nobel. Si eres un especialista en un campo específico de una materia, es muy probable que seas incapaz de entender las dificultades de comprensión de un alumno de ESO o de bachillerato.
- ¿Y no crees que se puede ser un gran comunicador sin saber mucho de una materia? 
- Entonces eres un gran comunicador, pero no enseñas nada. Ese es el Síndrome de Sir Ken.
- ¡Ya te estás metiendo con Ken Robinson!
- ¡Me da motivos más que suficientes! 
- ¿Como cuáles?
- Fíjate que millones de personas han visto su archifamosísimo vídeo sobre la creatividad. La inmensa mayoría queda completamente satisfecha. Un gran porcentaje acaban convencidas de que hay que poner patas arriba la escuela actual, y sin embargo...
- ¿Qué?
- Ninguna de esas personas ha aprendido nada en este vídeo sobre cómo conseguir que sus alumnos sean más creativos. 
- ¿Y a eso le llamas el Síndrome Sir Ken?
- ¡Eso es! Lo padecen todos aquellos convencidos de que si aprendes a comunicar, no hace falta que te preocupes por lo que comunicas. También lo podríamos llamar el Síndrome de Gorgias, pero sería complicado explicar por qué.

Ayer, en Valencia

Magnífico día, el de ayer en Valencia. Creo que esta es una ciudad en la que podría vivir. Cordialidad y agotamiento, pero ese agotamie...