miércoles, 2 de marzo de 2016

Unos datos para analizar con lupa


¿Qué pensáis de la situación de Corea, Finlandia y España?
Creo que han de tenerse muy en cuenta los resultados de Shangai, Hong-Kong, Singapur, Macao, Taipei y Japón? 

3 comentarios:

  1. Yo creo que es tendencioso el gráfico, porque nos dice sin decir, que la comprensión matemática conduce a un estado orgiástico de felicidad celestial, en el alumnado. Al vislumbrar éste, el orden y la armonía estocástica (ordenada en columnas como las de un templo o atrio griego), en sus alrededores cualesquiera que sean(entorno).
    Supuesto éste, que es del todo falso. Pues más bien la comprensión de la Matemática infinitesimal no diferenciable y la Geomtería no euclídea, nos llevan al matadero del caos estocástico (o desordenado, para la Modernidad) más absoluto, al menos si debería entrarles cierta inquietud existencial, si los estudiantes comenzaran a comprender la estadística no gasussiana.

    ResponderEliminar
  2. En primer lugar creo que el informe PISA se ha convertido en una especie de ente papal/papel cuyas resoluciones son infalibles. Cuando, en realidad, todo es fallible/follable.
    En segundo lugar, he leído artículos en los que se menciona que las preguntas PISA no son las mismas para todos los estudiantes, lo que invalida la tabla de resultados.
    En tercer lugar, también he leído artículos en los que se habla del tremendo negocio que supone para las editoriales (o la editorial) el hacer tanto examen externo y tanta evaluación externa.
    En cuarto lugar, ¿alguien conoce a algún alumno que esté feliz en el colegio? Si les das a elegir entre escuela y vacaciones, ¿qué porcentaje de niños dirían que prefieren la escuela?
    Pues eso.

    ResponderEliminar
  3. Lo que me pregunto, es bien la competencia en matemática es quantificable o mesurable, pero la FELICIDAD�� ¿Cómo coño la miden? En ltros, en gramos, en kilopondios, en Newtons por centímetro cuadarado...�� y si pudiésen tarificarla, cómo saber que las felicidades de los qataríes o de los argentinos son equivalentes aún obteniendo el mismo resultado?
    Es por tanto, una auténtica mamarrachada.

    ResponderEliminar