martes, 27 de mayo de 2014

Europa: La derecha y España


The far right vote in the European elections: It’s not the economy, stupid

¿La singularidad hispana es real? Conviene echar una mirada despacio al mapa electoral antes de contestar.






5 comentarios:

  1. "Yo creo que el euro está muerto, que va a explotar, y que hay que preparar a toda costa la vuelta a la moneda nacional antes de sufrir el hundimiento del euro, que va a ser brutal y no va a estar preparado. El euro fuerte es un obstáculo a nuestra competitividad" "no resignarme a que no podemos anticiparnos a este hundimiento y preparar de manera tranquila la vuelta a la moneda nacional". "Creo que los franceses que nos han permitido estar en el Parlamento Europeo con tres diputados el año que viene nos van a dar veinte" Mary Le Pen. It´s the economy... and it´s the useless burocracy of Europe when what Europeans wanted really is to vote for a president of all Europeans. Abstentionism and bipartisanship are the proof.

    Abstencionismo y bipartidismo ------> abstencionismo y populismo-patrio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo estoy convencido de que Europa continuará... pero no sé con qué países. Quizás los alemanes un día se harten de nosotros y se decidan por centroeuropea. Y entonces veremos qué "podemos" desde las periferias.

      Eliminar
    2. El gato de Schrödinger4:56 p. m., mayo 27, 2014

      Es un error confundir Europa con la Unión Europea, D. Gregorio. Aquí lo cometemos continuamente.

      La UE es, básicamente, un tinglado político-burocrático superpuesto a un conjunto de naciones con su propia identidad que forman un conglomerado que tiene a su vez una identidad común con respecto al resto del mundo.

      Claro que Europa continuará, pero lo hará mientras Europa esté habitada por europeos. En cuanto a la UE tal y como está concebida, creo que es algo bastante artificioso, el resultado de una ensoñación elitista de los amantes del managerial state. Tal vez la CEE no debió dejar de ser lo que era originalmente: un área de libre comercio.

      Aquí tiene una posible lectura o interpretación de la realidad: "tantos años de ingeniería política, social, burocrática y financiera, y de incontables tejemanejes entre las élites a espaldas de los ciudadanos europeos, no podían dejar de tener consecuencias imprevistas. La realidad siempre sale a flote, como un balón hundido bajo el agua por la presión de nuestra mano."

      En esta interpretación se puede observar un sesgo populista, pero hay muchas formas de ser populista: en el Reino Unido tienen a Farage y aquí tenemos a Pablo Iglesias. El populismo puede ser un poco como la fiebre, un mecanismo defensivo del organismo. La fiebre puede acabar con los patógenos, pero también puede acabar con el que la padece, o dañarlo gravemente.

      Conclusión: No culpemos a la fiebre, sino a los patógenos que la han provocado, y tengamos cuidado con las variedades de fiebre más peligrosas para la salud.

      Eliminar
  2. El gato de Schrödinger5:06 p. m., mayo 27, 2014

    Una observación más:

    Parece que Alemania es una anomalía en este gráfico y le correspondería estar más arriba. Probablemente se deba a estos dos factores:

    1º Alemania es la potencia dominante en la UE
    2º Su pasado

    ResponderEliminar
  3. Una sugerencia: la correlación entre paro y extrema derecha es mala. A lo mejor es menos mala la correlación extrema derecha-inmigración.

    ResponderEliminar