miércoles, 9 de mayo de 2012

La derecha de la derecha

Es evidente que estamos asistiendo a un auge de la derecha de la derecha. Otra cosa es que entendamos por qué. Los analistas políticos andan desgastándose la vista intentando analizar con lupa los trasvases de votos y de ideas entre izquierdas, derechas y centros diversos. A mi me gusta ser más superficial. Lo que veo es a Sarah Palin y a Michelle Bachmann en los USA, a Siv Jensen en Noruega, a Krisztina Mirvai en Hungría, a Pia Kjaersgaard en Dinamarca, a Marine Le Pen en Francia. Así que hago mía la pregunta de mis amigos de Causeur: ¿La derecha-derecha se ha vuelto feminista o el feminismo preocupado por la seguridad de los próximos -ese "caring thinking" que parecía tan progre- tiene algo que ver con todo esto? En cualquier caso lo que es evidente es que la realidad siempre desborda a las teorías que pretenden domesticarla y este podría ser el caso.

9 comentarios:

  1. Una conclusión más sencilla es que muchas mujeres no son feministas.

    ResponderEliminar
  2. Don Goyo

    ¡Ay! ¿Y quién será nuestra musa nacional o local? ¿Ana Botella, Alicia Sánchez Camacho, Soraya Sáenz de Santamaría, María Dolores de Cospedal, o María Dolores Jiménez, que tantas alegrías visuales nos ha proporcionado - http://noticiando.obolog.com/chicas-pp-tambien-se-desnudan-6896- (¡qué nombres tan recios, sonoros!)

    ¡Ilústrenos, don Goyo, ilústrenos!

    Tocho

    ResponderEliminar
  3. Don Pedro: De una cosa estoy completamente seguro: no se parecerá en nada ni a Leire Pajín ni a... ¿cómo se llamaba la chica aquella? ... si aquella que fue ministra del ejército y decía que no le gustaban las fronteras...

    ResponderEliminar
  4. ¿y qué hacemos con las amigas Cristina y Dilma? Tal vez ellas andan con un "caring thinking" mucho más plagado de urgencias... andá saber...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La preocupación por la estética de Sarah y Cristina hace desde luego que los extremos se toquen. La mujer de Barroso, que nos defendía con su ejército, por cierto, también compartía el gusto por la estética y el populismo tipo "la tierra no es de nadie sino del viento".

      Eliminar
  5. Las mujeres siempre fueron más de derechas. El PP sin apenas esfuerzo consigue más votos femeninos que los partidos de izquierdas que les dan toda clase de prevendas y, en cuanto apuntan maneras, las colocan en puestos de mando. ¡Encima las del PP están más buenas!

    ResponderEliminar
  6. Vaya, veo que resurge el viejo tópico de las mujeres de derechas, puede que en general la mujer sea más conservadora pero no creo que sea 'más de derechas'. El problema creo que es otro, la izquierda no ha sabido potenciar a sus buenos líderes desde hace años, mujeres incluidas. Las ha puesto de florero, de paridad o de adorno, claro que los líderes masculinos también tienen delito. A la buena gente la han ido relegando al ostracismo sin miramientos. La derecha quiere eficacia y la izquierda actual no sé lo que quiere, ya me gustaría, y miren que me sabe mal tener que decir esto. El PP no se relanzó en Catalunya hasta llegar la tan criticada doña Alicia, y se podrían poner muchos ejemplos. Las últimas líderes de izquierda dan bastante penita, los señores, también.

    Y señor ANÓNIMO sobre si estan más buenas o no, me parece un comentario improcedente, además la izquierda también las tuvo de muy buenas como Montserrat Roig o la Carmeta valenciana, haberlas hailas. En convergencia también han tenido líderes señores de bastante buen ver, tanto es así que una amiga mía acuñó el término 'guapo convergente' para un tipo muy concreto de caballero. En fin, lo que hay que leer. Lo que hace falta en la izquierda son Mérkeles españolas de izquierda.

    ResponderEliminar
  7. Lo que parece claro es que algo se mueve en el terreno político tal como hasta el presente lo conocíamos y, es posible, que la sucesión de novedades de los últimos tiempos no haga más que empezar.

    ResponderEliminar