sábado, 21 de mayo de 2011

Meditación del día

¡Pobre pueblo, el que se cree superior a sus políticos!

11 comentarios:

  1. Ni en mis sueños más kafkianos: Acabaré defendiendo incluso a ZP.

    ResponderEliminar
  2. esta frase es un elogio a la lucidez, que, sinceramente, uno necesitaba leer.

    ResponderEliminar
  3. Ya, Gregorio, pero en este caso no es díficil, ¿no?

    ResponderEliminar
  4. Y tanto que no es dificil, más bien es un vómito natural, a la vista del deplorable ejercicio que la clase política española está haciendo. ¡Pobres políticos, los que se creen por encima de su pueblo!

    ResponderEliminar
  5. ¡No, si listos lo son un rato! Ahora bien, ni más ni menos que el resto. Están en la media, es decir, son mediocres. Si acaso, lo único que los diferencia es su impunidad para delinquir.
    Y añado: ¡Pobre pueblo, el que se permita el lujo de prescindir de sus mejores hijos!

    ResponderEliminar
  6. Más bien son unos ingenuos, creo, a los que les toca escenificar el derrumbe de la época en la que vivimos: ahora la historia se escribe así, por arrebatos. Como dijo Ortega, el genio del pueblo español, fue político, nada menos que el concepto de estado moderno, se inventó aquí: precisamente ese, que ahora se debate en el paroxismo de su muerte( esto dice José Luis Sampedro, uno de nuestros mejores hijos, aunque sea muy mayor). Me parece de una falta de nobleza, absoluta, calificar este fenómeno de delincuencia.

    ResponderEliminar
  7. Ahi está la tragedia, o la farsa: tanto si es cierto que el pueblo es superior, como si no lo es, como si es igual o de la misma calaña.

    ResponderEliminar
  8. ¿Superiores los políticos? Prepotentes más bien, hace tiempo que dejaron los ideales por el camino, el poder demencia a muchas personas, es más, los maltratad@s y humillad@s somos nosotr@s.

    ResponderEliminar
  9. Amigos, yo veo este fenómeno como el síntoma más claro de los males de nuestra democracia.

    ResponderEliminar
  10. Ni tanto que queme al santo ni tan poco que no lo alumbre...que no se crean semejante cosa ni los unos ni los otros. Que lo son a ratos. Saludos.

    Felipe.

    ResponderEliminar
  11. Pobre pueblo aquel que tiene políticos que no creen en él. Y viceversa.

    ResponderEliminar