viernes, 4 de marzo de 2011

Métodos suaves

Después de que la Consellera d'Ensenyament pusiese públicamente en cuestión "los métodos suaves" de aprendizaje, los partidarios de los métodos suaves de aprendizaje han salido en tromba a preguntar qué es eso. No hay duda de que no lo saben. Ni entienden esta expresión ni entienden el término "excelencia". Sin embargo la sociedad catalana los ha entendido perfectamente. Tengo la sensación de que la antigua vanguardia lleva mucho tiempo ejerciendo de furgón de cola sin saberlo. Todo para el pueblo, pero contra el pueblo.

7 comentarios:

  1. En la universidad nos colgaron este artículo como muy interesante http://www.avui.cat/noticia/article/7-vista/8-articles/374329-el-plaer-daprendre-no-esta-renyit-amb-lesforc.html

    ResponderEliminar
  2. Sí, seguro que la sociedad catalana entre raya y raya de coca ha entendido qué es la excelencia. Antes captaron grandes verdades como que el precio de los inmuebles no podía bajar.

    ResponderEliminar
  3. Yo, desde que ví "Un Hombre llamado Caballo", con Richard Harris de protagonista, me convencí de que, efectivamente, la letra con sangre entra -sangre y mucho sufrimiento.
    Según he leído por ahí, parece que la humanidad antigua, sin excepción, compartía esa idea.
    Así que supongo que estoy muy bien acompañado, ya que esa humanidad creó el lenguaje, la escritura, etc., o sea todo.
    Los demás sólo han ido haciendo glosas más bien pobres a esa obra titánica - la "ciencia" incluida.

    ResponderEliminar
  4. Esa antigua vanguardia catalana vive en un principal en Enric Granados, veranea en su masía rehabilitada en el Empordà, evade impuestos siempre que tiene la ocasión y lleva a sus vástagos a escuelas privadas. Eso sí, su discurso permanece inalterable y plagado de contradicciones.

    ResponderEliminar
  5. Los métodos suaves en educación desembocan en una sociedad podrida. La gente tiene lo que le apetece, cuando le apetece y sin apechugar ni un gramo. Se trata de alimentar al caradura. No más. Al precio de votos, claro. Gente que vive sin límites, incapaz de afrontar una realidad difícil... todo se lo dan regalado: desde el graduado en ESO hasta el título de ingeniero.

    Para muestra un botón en este video. ¡Pobre de aquel que levante la voz!

    http://www.youtube.com/watch?v=gYYTwri-JnY&feature=fvhl

    ResponderEliminar
  6. Hay algo de política de escaparate en esa supuesta metodología dura que predica la Conse sejera. De hecho, acaba de avalar una medida muy regresiva del anterior usufructuario del cargo: que la dirección de los centros decida buena parte del currículo de su alumnado, renunciando, así, a la responsabilidad política -de polis, no de politiqueo- de establecer los contenidos que han de superar los alumnos para obtener estos o aquellos títulos. Establecer el currículo en función del alumnado de cada centro condena a muchos de ellos, como el mío, a seguir siendo lo que son: un gueto. ¿Se le ha oído a la dura Consejera atreverse a establece una auténtica igualdad de oportunidades repartiendo el alumnado inmigrante de forma equitativa entre la pública y la concertada? ¿Se le ha oído a la fuerte Consejera decir que en estos tiempos de tribulación económica, la única mudanza consistirá en restringir ayudas a la concertada para concentrar los recursos existentes en la pública la "de todos"?
    Hay fortalezas que se derriten, la verdad.

    ResponderEliminar
  7. Naturalmente los partidarios de los métodos suaves viven de manera "suave", austera y solidaria.

    El video no tiene desperdicio entre lo que predican y hacen:

    http://tinyurl.com/3c9gp49

    ResponderEliminar

El miedo al futuro

Leo en Le Figaro que, según un sondeo de Ifop-Asterès, más del 80% de los franceses miran al futuro con recelo y, muchos de ellos, dire...