miércoles, 23 de diciembre de 2009

Lucas, II, 15-21

"Y sucedió que los ángeles se alejaron de ellos camino del cielo, y los hombres, los pastores, se dijeron unos a otros: 'Vamos a Belén y veamos lo que nos han dicho que ha sucedido, según el Señor nos lo ha manifestado'. Rápidamente se pusieron en marcha y encontraron a María y a José y al recién nacido colocado en el pesebre. Al verlos les contaron todo lo que les habían dicho sobre el niño. Y todos los que los escuchaban se admiraban (ethaumazon) de lo que los pastores les contaban. María escuchaba todas estas palabras meditándolas en su corazón. Los pastores se fueron glorificando y alabando a Dios por todo cuanto habían oído y visto, tal como les había sido indicado"

9 comentarios:

  1. De este pasaje del Evangelio siempre me ha impresionado el detalle que menciona de Maria, que meditaba las palabras en su corazón...
    En medio de la algarabía del "portal de Belén", una mujer que acaba de parir...medita lo que ve, y oye, en su corazón... Qué detalle del evangelista recoger algo tan femenino, y tan profundo!
    Gràcies, don Gregorio por recoger estos fragmentos del evangelio de Lucas en estos dias!
    Bon Nadal!
    AnnaRamis

    ResponderEliminar
  2. Anna: Los pastores aceptan los hechos con asombro. María los reúne y habla con ellos en su corazón. Esta diferencia es ciertamente magnífica.
    Bon Nadal.

    ResponderEliminar
  3. Don Gregorio,
    l'he descobert aquest any, primer a través del debat al 33, amb aquella expressió que em va sorprendre llavors, "hem perdut l'autoritat dels continguts", després la seva participació en la col·lecció d'articles sobre educació de l'Avui, que em va empènyer a comprar el seu llibre, "L'escola contra el món", obra de referència sens dubte... I una mica més tard, aquest cafè que visito ja com a costum establert i que tan sovint em sorprèn. Per exemple, gràcies als passatges de l'Evangeli de Lluc que ens transcriu he recuperat el vell costum de rellegir-ne els passatges (en versió BCI)...

    Maria, una dona del poble, possiblement amb una cultura molt minsa, però amb una gran capacitat de viure en profunditat, sense dispersió... Quantes àvies i mares nostres no són un reflex d'aquest tarannà de Maria? La fe pot fluctuar, fins i tot no cal compartir-la, però la força d'aquesta història que en diuen de "Salvació" és inabastable...
    Bon Nadal i feliç 2010!

    ResponderEliminar
  4. ¡Nada (¡oh, lanada!): a pasarlo super con el nieto y el resto de la fía.
    Un abrazo y buenas perspectivas para 2010.

    ResponderEliminar
  5. Os agradezco, amigos, vuestros buenos deseos, aunque mi laberintitis no haya sido especialmente sensible a ellos.

    ResponderEliminar

Malo con templanza

Día frío, desangelado. Llovizna intermitente y un cielo sucio y bajo. Ni un rayo de sol. Mi cabeza se empeña en dar vueltas por entre las lí...