domingo, 1 de junio de 2008

Ruja Popova


Este post está dedicado a Ruja Popova, porque en gran medida gracias a ella -y a su Pegaso, el coche indómito- Bulgaria forma un capítulo esencial de mi biografía. Decía Byron que el paisaje es un estado del alma, pero hay que añadir que los estados del alma no son una creación autónoma nuestra, sino que, más bien, somos nosotros los que en cada momento estamos recreados por nuestros estados de ánimo, de ahí que les debamos tanto a las personas que nos ayudan a contemplar paisajes memorables, por ejemplo los cielos infinitos de Bulgaria. Los amaneceres en este país milenario son cosa muy muy seria. No en vano están regidos por el capricho de Boreas.

A lo largo de los años hemos recorrido juntos muchos, muchos kilómetros de Bulgaria. Gracias a Ruja conozco el Rodope, Tatul y Perperek; Plodiv, Burgas, Kabile... Sobre Pegaso hemos atravesado ríos y cruzado montañas mientras hablábamos de todo lo humano y lo divino, desde los mitos tracios hasta los agotes del Baztán, y hemos cantado canciones de Nino Bravo y antiguos romances de ciego castellanos. A Ruja es imposible conocerla y no amarla.




En el fondo, valemos lo que valen nuestros amigos.

Y de despedida un trabalenguas:

Shishe sas ushi

Na soshe se sushi

10 comentarios:

  1. Don Gregorio, si hay que cantar canciones de Nino Bravo, avíseme! Que mi madre me las inculcó a modo de nana.

    ResponderEliminar
  2. ¡Que maravilla, don Arrebatos, recorrer los Ródopes cantando "Libreeee como el sol cuando amanece yo soy libreee..."
    A NIno Bravo lo habrán cantado mejor, peor no con más ganas.

    ResponderEliminar
  3. Don Gregorio tiene usted más perfiles que un icosaedro. Es usted un ser poliédrico. Pero por cierto,no ha contado de que va la película sobre los tracios. ¿No habrá protagonizado usted, el papel de Zalmoxis?
    Enrri

    ResponderEliminar
  4. Feliz regreso, capitán.
    Envidia sana....? eso existe?
    La próxima vez, lleve usted una maleta más grande, y me lleva de polizón...
    O de perchero... Si yo no molesto... y hago muuuy poquito ruido (flagrante mentira, jeje)
    En fin, me alegro de hallarlo sano y salvo de regreso,
    "ευχαριστία για να μοιραστούν τα όνειρά του"

    ResponderEliminar
  5. Enrri: Todo el mundo me ha dicho, desde siempre, que si me concentrara en una actividad podría llegar a ser alguien, y es lo que hago: me concentro en dispersarme.
    Me pedí, efectivamente, el papel de Zalmoxis, sobre todo por miedo a que me dieran el de Orfeo. Al final sólo soy una cabeza parlante.

    ResponderEliminar
  6. σπουδαίως ζήν άριστον
    Como lo consigues? yo me equivoco mil veces todos los dias....

    ResponderEliminar
  7. Ajur - rujA: El más cordial de los abrazos.

    ResponderEliminar
  8. Profesor, creo que entiendo.
    Repito su frase "desde los tracios hasta los (agotes) de Baztán". Sí, creo que en una semana lo puliré todo.Pero, le pediría un favor, cuando pueda, necesito toda la información que usted sepa sobre el tema. Pues me falta atar algún cabo.Me hago alguna pregunta, pero.
    Enrri

    ResponderEliminar

El amparo de las sombras

Reseña en Libros de Cíbola