martes, 3 de junio de 2008

Alexander Fol

Mi relación con Bulgaria comenzó cuando estaba preparando la tesis doctoral sobre la República de Platón, diálogo que se inicia con la descripción del descenso de Sócrates de Atenas al Pireo para rezar a una diosa cuya fiesta se celebraba por primera vez, Bendis. De hecho todo el libro primero es, explícitamente, un banquete filosófico en honor a esta diosa. Para mi sorpresa, nadie en España tenía ni idea ni de quién podía ser esta deidad ni de por qué el diálogo se abre con una ofrenda en su honor y no, por ejemplo, en honor a Atenea. Al entender, finalmente, que era una diosa tracia, solicité una beca al Ministerio de Asuntes Exteriores para ir a estudiar a Sofia. Y así empezó todo.

Alexander Fol

Tuve la fortuna de conocer muy pronto a Valeria Fol y, por intermediación de ella, a su marido, Alexander Fol, el padre de la tracología (la disciplina histórica que se ocupa de la cultura tracia). Alexander Fol fue el fundador dels Instituto de Tracología y uno de los intelectuales más respetados de Bulgaria. Poseía la distinción más elevada del país, la orden de “Stara Planina”.

Era un personaje fascinante, de una fuerte presencia y de un carisma reconocido por todos. A mí siempre me dio muestras de una profunda cordialidad. Nunca olvidaré sus abundantes gestos de generosidad.

Recuerdo especialmente una cena en su casa con una botella de vodka por en medio de la que había que dar cuenta por imperativo categórico, en la que me habló de sus tiempos como ministro de cultura del régimen comunista búlgaro. O un largo paseo nocturno por Barcelona, cuando el cáncer ya lo tenía casi vencido, en el que me hizo confidencias de las que sólo después he comprendido su relevancia.

Alexander Fol murió el primero de marzo de 2006. Sus amigos le han erigido un monolito frente a la sede del Instituto de Tracología, en uno de los rincones más hermosos de Sofia, cerca del bar del Museo de Arte Contemporáneo. Le hice una emocionada visita acompañado por Valeria.

Esto es lo que dice la inscripción del monolito:


En la parte posterior del monolito se encuentra este signo, con el que Alexander Fol firmaba algunas veces. A los interesados en su significado los remito a este post.

2 comentarios:

  1. La muerte de Alexander Fol ha hecho llorar mi corazon.Nunca le he conocido, pero su trabajo siempre me he emocionado. Un verdadero bulgaro(con nombre extranjero),que ha entregado su vida e toda su energia intelectual a su pueblo, a la historia de su pueblo e a la busqueda de la verdad.
    Sientifico brillante, hombre fuerte, politico honesto- nos ha enseñado muchos caminos.
    Yo no enquentro palabras- su rostro lo dice todo.La fuerza espiritual e moral, la potencia mental,la onestidad e la nobleza estan marcadas en este rostro.
    Me entere por mi madre de su muerte. Por el telefono- yo vivo en España desde el año2001. Aun recuerdo su voz en este momento-voz baja,emocionada por el dolor e la inmensa perdida- mi madre es profesora de niños de toda su vida. Conose al Alexander Foll de ser el ministro de educacion en una epoca quando a ella la hicieron portavoz en el sindicato.Mi madre le tenia muchisimo respeto como profecionalista. De hecho qreo que el fue el unico ministro de la educacion quen se merecia respeto, pero esto ya son otras temas. Requerdo bien el silencio en el que nos quedamos las dos con mi mama, la lagrima que callo sobre mi mejilla.Nos entendiamos sin falta de palabras-habiamos perdido algo de muchisimo valor, la vida de alguien quen se ha entregado a su pueblo e a honrar a su antepasados es mucho mas valiosa de lo que nos imaginamos.
    La muerte es inevitable,natural, pero quando mueren personas como Alexander Foll te sientes robado, engañado,muy dolido. Sientes rabia e queres gritar: " !O dioses!Devolvednos a nuestro padre!Hisisteis una injustisia, ahora reparadla!"
    Porque gente como el hay poca e quando la muerte se nos lo llevo, el hueco que ha dejado es difisil de llenar.
    Yo no habia visto su tumba, don Gregorio e gracias a usted e a su fotos he podido verla e contemplar la flor tallada en la piedra. Esta magica i misteriosa flor de los tracios es el simbolo de su vida.He podido sentir el amor y el respeto de mi gente hacia su persona. He podido dar mi ultimo adios a Alexander Foll.
    Que en paz descanse. Nosotros- el pueblo bulgaro le vamos a ser eternamente agradecidos.
    Se que esta bien- se ha unido con nuestros antepasados- con nuestros habuelos e habuelas. Ellos nos lo quidaran ya que el ha cuidado tanto de ellos e de todo lo que nos han dejado.
    Estoy orgullosa de ser bulgara, gracias a gente como Alexander Foll.

    comentario hecho por
    Mila
    En el honor de Alexander Foll

    ResponderEliminar
  2. ¡Una raquía en honor del profesor Fol!
    Hay que recordarlo con alegría.
    Y también con cierta ironía.

    ResponderEliminar

Prometeo teólogo

He estado un par de días en la Facultad de Teología hablando del mito de Prometeo. Creo que nos lo hemos pasado bien, es decir, que hemos p...