domingo, 8 de junio de 2008

Futesas biográficas

"My old life wasn't as glamorous as my webpage made it look".

Leela - Futurama

Vía

6 comentarios:

  1. Claro, en la medida en que una webpage no es sino un acto social (un presentarse en sociedad). ¿Qué razón hay para exigir a una actividad así la sinceridad despiadada del permanente análisis de uno mismo? Aún así hay webs que aportan la imagen de un diario abierto, controlado sin duda en esa apertura, o de una muestra de estar. Un contenido puede ser cosmético o limpiador.

    A través, sin embargo de la lectura continuada de una web, se puede ir haciendo uno cargo de mucha intimidad de su autor.

    ResponderEliminar
  2. Gran serie.

    Leela como siempre tan lacónica.

    Saludos lluviosos
    y gatunos!!

    ResponderEliminar
  3. Claro que sí ,luis rivera, leer de manera contínua a alguien, o ver muchas películas de un director,o estar de manera contínua con alguien o algo,permite saber cosas que si no hubiera esa continuidad ,no sabríamos nada de nada sobre la persona o el asunto,pero yo creo que para "hacerse cargo de mucha intimidad del autor",como tú dices , hacen falta tantas cosas,que he de decirte que no estoy de acuerdo contigo.Una ligerísima idea del autor,tal vez,pero lo que tú has dicho,repito que no,no......Conocer a una persona es tarea árdua,y jamás conocerás mucho a nadie,por lo que escribe en un blog.Admito opiniones distintas a la mía,pero,ciertamente ,la mía es ésa.Anonimatísima.

    ResponderEliminar
  4. Bueno, Anónimo, al escribir mucha intimidad tal vez he pecado de ligereza o exageración. Una lectura continuada revela detalles, probablemente más allá de la intención del autor. Eso0 es lo que quiere decir "mucha", pero naturalmente no toda o demasiada.

    ResponderEliminar
  5. El énfasis es consustancial al acto del publicar en una web. Se trate de lo que se trate, el contenido será parcial (lo que en el caso de una persona, es una bendición) ya sea para encumbrar o censurar; cuando menos por una cuestión de economía de espacio.
    Si a ello se le suma el -siempre tan susceptible-ego pues...será difícil encontrar una web centrada en lo intrascendente de la vida de su autor. Pero el maquillaje también es lícito. ¡Total! ¡ Alimenta tu espíritu sin hacerle daño a nadie! Hasta la vanidad intelectual es lícita, porque ese personaje que nos tratamos de montar está hecho con partes nuestras, organizadas de otra manera, pero nuestras al fin y al cabo. En cierta forma, es un personaje sincero.
    Por otra parte ¿Hay alguna ley cívica que exija la congruencia absoluta y la resignación a la propia mediocridad? Si alguien se quiere ver más interesante de lo que es, oye pues...tampoco es que esté haciendo algo muy diferente a lo de todos los días...
    Estoy de acuerdo con Luis Rivera en lo de leer la web entre líneas. De cara a un público somos todo eso que ponemos, lo que dejamos de poner (y lo que se nos escapa)

    ResponderEliminar

Días de lluvia

Días de lluvia caprichosa. Unas veces, sorda y monótona; otras, violenta, con fuertes ráfagas de viento, que ha llenado las aceras de hojas...