lunes, 12 de mayo de 2014

La virtud

Qu’est-ce que la vertu, demande Diderot? C’est, répond-il, sous quelque face qu’on la considère, un sacrifice de soi-même. 

En Charles-Yves Cousin d’Avallon, “Diderotiana, ou Recueil d’anecdotes, bons mots, plaisanteries, réflexions et pensées de Denis Diderot, suivi de quelques morceaux inédits de ce célèbre encyclopédiste”, 1811.

Una cosa más: Esta es la opinión que tenía la suegra de Diderot sobre su yerno: “Es un hombre que no hace nada y cuyo único oficio es  […] una lengua de oro con la cual trastoca el cerebro de mi hija”.

4 comentarios:

  1. Ese exigirse a sí mismo es lo que para Ortega diferencia del hombre-masa. Nociones que han llegado a ser impopularísimas en nuestros días, salvo que hablemos del deporte. Es curioso que sólo en el deporte mantengan su buena prensa la exigencia, la competitividad, la agresividad, la épica y las banderas. Para todo lo demás, nuestra época lee El elogio de la necedad de Erasmo, tomado en serio.

    ResponderEliminar
  2. O sea que Diderot era un lenguabrava

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno… Con su señora, evidentemente, sí. Con sus amantes… ya no estoy tan seguro.
      En julio de 1749 fue arrestado, por haber escrito la Lettre sur les auvegles, en el castillo de Vincennes. Un día vino a visitarlo su amante Mme de Puisieux, vestida de manera sospechosamente elegante. Cuando la dama se fue, Diderot se fugó de la cárcel y la siguió hasta un pueblo próximo, donde la encontró en brazos de otro amante. Lo único que se le ocurrió hacer fue… volver a la cárcel.

      Eliminar