jueves, 10 de abril de 2014

Nos falta creatividad para poder medir la creatividad

La creatividad se presenta hoy como la piedra filosofal de la pedabobía. Como no sabemos cómo será el futuro, hagamos niños creativos y a así podrán enfrentarse a cualquier futuro indefinido, nos dicen los pedabobos, con esa monocorde salmodia con la que se repiten a sí mismos. Pero el problema es que ni sabemos definir muy bien qué es la creatividad ni, en consecuencia, tenemos ideas claras sobre cómo evaluarla. Por esto precisamente el gran Alain, aconsejaba a los maestros que antes de animar a los niños a ser creativos se encargaran de enseñarles un montón de cosas. Que es lo que nos vienen a decir Eric Hoffman y Gary Rudoren en la actualidad: “As we all know, true creativity comes from simple formulas and the memorization of data” (Eric Hoffman y Gary Rudoren, Comedy by the Numbers)

Dos artículos sobre las dificultades de evaluar la creatividad:



¿Cómo será el futuro? ¿Cómo vamos a contestar a esta pregunta nosotros, que tenemos tantos problemas para saber cómo ha sido el pasado? Pero, en cualquier caso, apuesto a que en el futuro seguirá siendo importante hablar con algo más complejo que los monosílabos.

Una cosa más: Ya saben ustedes que Wert es fascista. Esto va de sí. Y quien lo ponga en duda es también fascista. Y además Wert es un desalmado que está destrozando la excelente escuela que teníamos, en la que todos los niños obtenían sobresalientes. Pues bien, François Fillon es tan fascista como Wert.

1 comentario: