jueves, 19 de diciembre de 2013

El mal, el Bien y los otros.

Los hombres no podemos dejar de hacer el mal. Sin embargo, no queremos ser malos. Por eso inventamos el Bien, para poder despreciar a los otros con las más nobles intenciones, con orgullo.

Ocata, esta tarde

Y en los auriculares, el segundo concierto de piano de Shostakovich. Voy a hacer caso al consejo que me ha dado A.M. a través...